Sábado, 15 Octubre 2016 09:18

La reforma tributaria puede ser otra colcha de retazos: Juriscoop

Por

La financiera considera que hay un hueco tan grande en las finanzas por la caída estrepitosa de la renta petrolera que posiblemente obligará a que el ejecutivo suspenda la regla fiscal.

Un preocupante panorama sobre la realidad económica, fiscal y tributaria presento la Financiera Juriscoop, entidad que expresó su preocupación por la posible reiteración de las políticas tributarias que tan solo se han limitado a tapar huecos o a remendar el estatuto tributario sin dar soluciones de verdadera profundidad para enfrentar los ciclos económicos.

Sobre la recuperación económica en Colombia, Juriscoop calculó que posiblemente logre darse una mejoría solo hasta el segundo semestre del próximo año, pero todo atado a los efectos de la inflación, de las medidas monetarias y del impacto que traerá la reforma tributaria.

El presidente de la financiera Juriscoop, Luis Alfonso Vera Osorio, declaró en Diariolaeconomia.com que de manera preocupante el tema de reforma tributaria se ha venido soltando por partes, pero dijo que la parte gruesa del proyecto será el del gran impacto porque es el que trae la nueva tarifa del IVA.

Al analizar ese punto, Vera Osorio dijo que es fundamental que el gobierno eche mano del IVA porque de no ser así no habrá como cuadrar las cuentas estatales que hoy tiene saldo en rojo y un déficit fiscal que alarma.

Si bien el financista ve con buenos ojos que el ejecutivo les quiera bajar la carga impositiva a las empresas y desmontar el impuesto a la riqueza, lo que observa con ojo crítico es la propuesta de gravar a las entidades sin ánimo de lucro toda vez que en las cuentas más optimistas ese recaudo no suma más de 300 mil millones de pesos y el hueco fiscal supera los 14 billones de pesos, luego no sería un aporte determinante.

“La única forma de tener un impuesto de fácil y rápido recaudo y que tenga un impacto directo es el tema del IVA y por consiguiente eso va a tener como consecuencia un golpe al consumo porque este se resentirá por simple lógica y habría que esperar que otros efectos traerá. De tal manera que veo un año 2017 no tan difícil como el 2016, pero tampoco tan esperanzador como uno quisiera”, especificó el señor Vera.

Un problema en Colombia que ve Financiera Juriscoop es que la carga tributaria para las entidades financieras es cercana al 65 por ciento mientras que para las empresas, sobre todo para las más pequeñas, el peso impositivo alcanza el 75 por ciento.

Al querer un país con una carga tributaria más competitiva y cercana a los de los socios comerciales, por lo menos a los de la Alianza del Pacífico, el experto expuso que lo que sucede y pasa es que en esos países se reduce el nivel con el que se grava la sociedad, pero se gravan los dividendos, es decir el impuesto de renta recae sobre el accionista y no recae en mayor proporción sobre la sociedad.

En el caso colombiano, supone el financista, que por los grandes poderes económicos no se ha podido lograr el que el impuesto de renta recaiga más sobre el accionista y menos sobre la sociedad, es decir que por ese motivo no se han podido gravar los dividendos.

“Para parecernos un poco más a los de afuera tendríamos que bajar la carga tributaria a las empresas, pero por consiguiente gravando los dividendos porque de algún lado tendrá que salir esa plata. Habrá que ver que tanta disposición hay en el Congreso para lograrlo porque esa sería una medida que tocaría directamente los intereses de los grandes grupos económicos que se verían afectados, eso desde el punto de vista político es algo muy difícil de lograr. Desde mi perspectiva siento que no le subirán la carga tributaria a las empresas, pero tampoco creo que se las vayan a bajar y por consiguiente no se van a gravar los dividendos y al final del día todos pagaremos un IVA mucho más caro”, comentó Vera.

A criterio del presidente de Financiera Juriscoop, Colombia tradicionalmente ha tenido un esquema tributario demasiado complejo, con muchos retazos, lleno de exenciones y con muchos impuestos que no son progresivos lo cual ha generado que cada gobierno acomode la reforma a sus necesidades, pero sin que se haga algo de fondo y pensando en el mediano y largo plazo.

En las últimas reformas tributarias, conceptuó, el país se esperanzó mucho en los impuestos derivados de la renta petrolera y fue por eso que el país se focalizó en el tema de la distribución de regalías pero no nadie contaba con la debacle petrolera y eso agarró al país con los “pantalones abajo”.

Hoy tampoco será posible desmontar el 4 por mil y dependiendo de lo que ocurra y de las cuentas que surjan es muy probable que con otra tributaria prolonguen el impuesto a la riqueza que fenece en 2017 pese a los juramentos y promesas de acabarlo.

“Al final yo creo que como va a ser un tema tan rápido, que ha tenido tan poca socialización y tan baja discusión con los gremios, estoy convencido que terminaremos con otra tributaria hecha a retazos dejándole el chicharrón al siguiente gobierno, esperemos que no pase, pero el golpe de la renta petrolera es tan brutal que se hace muy difícil tapar ese hueco, además el incremento en el IVA tendrá un costo político importante que entre otras cosas es un tema que se toca por los lados”. Dijo el presidente de Financiera Juriscoop.

Analizando el tema petrolero

En el momento de abordar el espinoso tema petrolero, el presidente de Financiera Juriscoop, Luis Alfonso Vera Osorio, descartó cualquier recuperación inmediata del precio porque el problema está atado a la geopolítica, es decir que hasta que los grandes productores de petróleo no logren controlar esos brotes de indisciplina en productores de gran tamaño como Venezuela y Rusia seguirán a la baja los precios del crudo.

Otra tendencia en precio la marca Estados Unidos que pasó de ser importador neto a exportador gracias a sus técnicas de fracturación hidráulica o fracking y es por ello que en dos o tres años no habrá una mejora en las cotizaciones, situación que hace poco esperanzador el asunto el cual se complica por la lánguida exploración en Colombia.
Explicó que los grandes impactos por la menor renta petrolera se verán reflejados en 2017 por efecto de los dividendos de Ecopetrol de tal suerte que habrá un menoscabo adicional en las finanzas públicas.

La situación estatal es tan compleja que muchos ya piensan en que el gobierno tendrá que romper la regla fiscal pese a que esta define un margen de maniobra para poderse mover. “Yo particularmente creo que lo mejor que puede ocurrir en este momento es no atarse tanto a esa regla fiscal para que el ejecutivo tenga margen de maniobra, de lo contrario lo veo muy difícil y derivado de eso también vienen los temas de las calificadoras de riesgo que nos están diciendo que si no superamos los faltantes de liquidez del petróleo con reforma tributaria, lo más posible es que bajen las calificaciones, luego el panorama es tributaria o tributaria”.

Cooperativas de ahorro y crédito van muy bien

El sector financiero de ahorro y crédito del régimen cooperativo celebró que en medio de las coyunturas y del mismo enfriamiento de la economía, los reportes y los balances de los entes cooperados son sólidos y muy tranquilizadores.

Cabe precisar que en los últimos 16 años no se ha registrado al interior de las cooperativas ningún tipo de siniestros, lo anterior acompañado de una cobertura del fondo de depósitos a niveles mas que aceptables. Hay que destacar que el ahorro y el crédito cooperativo han sabido ponerle el pecho a la brisa en unos tiempos de crisis que tiene la economía nacional contraída, con incertidumbres fiscales venideros cambios tributarios y un enfriamiento en la economía que desprendió del desplome en el precio de petróleo y un ajuste en las tasa de interés muy elevada y sin antecedente recientes.

El presiente de la financiera Juriscoop, declaró que el sector solidario de ahorro y crédito superó con creces los embates económicos lo cual se explica en una tarea muy bien hecha y en tomar correctivos a tiempo así como en endurecer los mecanismos de supervisión.

Dejó claro que el sector cooperativo no le teme a la supervisión ni a la regulación si no que por el contrario pide y exige que se le revise con todo el rigor posible.

“En este sector estamos las entidades más juiciosas, más serias y en síntesis, las entidades que queremos tener y afianzar un buen nombre, no queremos que nos confundan con inescrupulosos que usan el modelo para engañar y hacer de las suyas, pero de todas maneras ha habido un fortalecimiento que en medio de tanto ruido reputacional sigue mostrando cooperativas sólidas fuertes y sostenibles”, señaló el señor Verá Osorio.

Lamentó que con tantos ejemplos buenos en el entorno nacional como en el internacional, el estado no haya visto a las cooperativas como ese modelo exitoso, incluyente y asociativo que redunda en crecimiento económico progreso y generación de empleo. Explicó que a nivel mundial hay verdaderos paradigmas de desarrollo construidos sobre pilares de cooperativismo. Uno de esos ejemplos, explicó, está en el sector rural en donde se han erigido sendas cooperativas que han garantizado producción para el mercado interno y una interesante oferta exportable.

Hablando sobre los retos del sector solidario, el ejecutivo consideró que hay que hacer un trabajo más fuerte en imagen y de mayor marketing hacia él gobierno con el fin de lograr un mejor posicionamiento frente a los organismos estatales, del cual ya goza hoy por hoy en las regiones.

“Desafortunadamente en él subsector de ahorro y crédito, la percepción de que las cooperativas no son tan juiciosas a generado que en estamentos que son muy técnicos como el Ministerio de Hacienda se les tenga cierta distancia y temor a las cooperativas por qué consideran que no tienen la capacidad y el potencial de aportar y asistir a las comunidades lo cual es erróneo por qué el sector solidario a permanecido en poblaciones a donde ni siquiera llega la banca comercial y que estuvieron desatendidas, pero que contaron con la presencia y el oficio cooperativo para sacar adelante sus proyectos”, sostuvo.

En opinión del presidente de la Financiera Juriscoop, llegó la hora de trabajar mucho más y mostrar las bondades del cooperativismo para lo cual se hace necesario mostrarse más y vender el modelo con mayor contundencia. Por su parte, dijo, al gobierno le toca mostrar más interés y ponerle mayor voluntad al tema cooperativo como modelo de desarrollo.

Destacó que al interior del cooperativismo hay un gran apego por el patrón, afectos que van creciendo con la era digital porque la gente y los asociados como tal contribuyen con el diseño de los productos que toma, se trata de un arraigo que se da justamente por tratarse de un modelo que genera sentido de pertenencia.

Sobre las crisis en el sector financiero el experto indicó que estas suelen ser cíclicas razón por la cual van a seguir llegando porque las regulaciones siempre llegan después de los fenómenos económicos y siempre los empresarios que tienen como principal motivador la generación de riqueza suelen encontrar el camino para inventar nuevos instrumentos y nuevas formas de hacer negocios y asumir riesgos excesivos que al final del ejercicio terminan socializando pérdidas, pero acumulando ellos las utilidades.

“Esto ha ocurrido en todas las crisis, al final unos pocos inventan modelos sofisticados, la regulación llega tarde, los contados acumuladores de riqueza se quedan con las utilidades de esos negocios, pero que a la hora de socializar pérdidas si nos toca a todos. Este modelo siempre busca a quien culpar y eso quedó ratificado cuando en la última crisis en Colombia señalaron como responsable de la dicha crisis al sector cooperativo lo cual redundó en el cierre de varias entidades cooperativas”, aseveró.

A criterio del presidente de Juriscoop, el sector financiero cooperativo de ahorro y crédito le ha venido demostrando a la sociedad colombiana que es un sector juicioso en donde convergen todo tipo de personas, muchas de ellas humildes o con una formación académica no tan sofisticada como la de la del sector financiero tradicional, pero que por esa condición son personas mucho más aversas al riesgo, mucho más cuidadosas y que piensan en el bienestar colectivo que en el lucro individual.

El ejecutivo anotó que poco a poco el país ha venido entendiendo sobre la importancia del sector solidario y por ello de cara al posconflicto se ve el modelo cooperativo como una base fundamental para el desarrollo futuro.

Juriscoop crecerá acorde con la coyuntura

Por las condiciones adversas de la economía y por el mismo enfriamiento económico, la Financiera Juriscoop cree que la situación del país finalmente se reflejará en los balances de todas las empresas porque el país crece a una raquítica tasa del dos por ciento y la inflación a duras penas y con un costo elevado en demanda interna se controla. Ese escenario ha derivado en que el costo del fondeo haya incrementado mucho.

Agregó que el año anterior se tomaron algunas decisiones las cuales redundaron en que muchas entidades financieras grandes entraran a competir en captaciones precisamente en segmentos que fueron tradicionalmente de las cooperativas o de bancos pequeños.

Desde comienzos del año vino un proceso de endurecimiento de las políticas que golpeó fuertemente el crédito de las cooperativas y que hará que tengan un crecimiento mucho más moderado. De manera paralela habrá un crecimiento más moderado por el lado de las captaciones como mecanismo de protección ante un contexto económico que no era muy favorable.

“Hoy parece ser que las condiciones están cambiando en la economía colombiana, pareciera que la inflación se empezó a controlar aunque hay que esperar que acontece en los siguientes meses, hay asomo de otro paro de transportadores, pero en general si las cosas se siguen dando como en los últimos dos meses, uno podría esperar un año 2017 mucho mejor que el 2016. Este año es para nosotros de crecimiento moderado, pero lo hemos trabajado de esa manera como una contingencia en un año difícil en términos económicos”, apuntó.

Por el ajuste en los tipos de interés, la Financiera debió ser más rigurosa en el otorgamiento de crédito, como lo hicieron todos, de igual manera afinó políticas y subió desde luego las tasas de interés porque es un marco dentro del cual se juega atendiendo las buenas prácticas que demanda el sector

Juriscoop que está configurado como Grupo Empresarial en donde la matriz es la Cooperativa del Sistema Nacional de Justicia que hoy asocia a servidores públicos y que a la fecha suma 36.000 asociados. La Financiera hace presencia en 31 ciudades del país capitales de departamento.

Por ser Juriscoop una cooperativa multiactiva es la dueña del 89 por ciento del capital de Financiera Juriscoop, compañía de Financiamiento que tiene 71.000 clientes los cuales son atendidos en 37 oficinas en 31 ciudades.

Un problema por estos días para Juriscoop es la satanización de la libranza porque la Financiera ha venido trabajando en ese frente con todas las garantías para quienes buscan soluciones con este tipo de crédito. La cooperativa lleva 36 años en el negocio dando muestras de transparencia y de un manejo impecable de las cuentas.

La compañía maneja ahorro del público por valor de 600 mil millones de pesos y tiene una cartera cercana a los 750 mil millones de pesos. Los activos de la compañía de financiamiento suman 820 mil millones de pesos y los activos conciliados del grupo ya bordean el billón de pesos.

El 70 por ciento de las captaciones provienen de personas naturales, principalmente en producto de CDT. La financiera emplea cerca de 600 personas y se la ha venido jugando por el país, el mismo que quiere ver creciendo y progresando sobre bases solidarias que tantos ejemplos buenos tiene regados por el mundo. Es por eso que el grupo sigue con la idea de dar el paso a banco cooperativo, pero quiere tomarse un tiempo mientas crece en musculatura y el entorno mejora, de todas maneras antes y después de subir el peldaño, Juriscoop sigue siendo el Grupo amigable que apoya a la gente.

Visto 1194 veces