Sábado, 07 Enero 2017 10:58

2017 complejo en su inicio, pero para ver con moderado optimismo

Por

Para los analistas económicos de BBVA Research Colombia, la peor parte del ajuste ya pasó y ahora viene un repunte de la economía que será gradual.

Son diversas las miradas que los analistas hacen del futuro de la economía colombiana pues mientras unos hacen lecturas apocalípticas con sustento en mano, otros creen que el 2017 será un año más tranquilo y con pinta de recuperación.

La Economista Jefe de BBVA Research Colombia, Juana Téllez, le dijo a Diariolaeconomia.com, que al interior del BBVA y del equipo de análisis económico se respira una atmosfera de optimismo moderado porque en su saber y entender la economía colombiana ya está pasando por la peor parte del ajuste que fue gradual y ordenado, pero finalmente eso, un ajuste.

Dijo que si bien el nuevo año viene decorado con nuevos impuestos y una tarifa de IVA aumentada en tres puntos hasta llevarla a 19 por ciento, hay otras aristas que invitan a la tranquilidad, recalcando que el año seguirá con líos de demanda y con un bajo crecimiento, ello mientras el colombiano se amolda a su nueva realidad impositiva.

Aseguró que todo hace prever que el 2017 que ya arrancó será mucho mejor que el oscuro y complicado 2016. Anotó que el nuevo año pinta con mejores opciones porque se ve una inversión adicional, básicamente en infraestructura y obras públicas así con en la construcción de viviendas para las clases medias y los estratos bajos con lo cual se vislumbra una inyección de capital mucho más fuerte.

Sostuvo que en materia de consumo los indicadores no serán los mejores pues todo apunta a que tendrá una tendencia muy parecida a la de 2016. En medio de ese escenario, Juana Téllez afirma que podría haber un crecimiento de 2,4 por ciento en promedio. A todo lo anterior se suma la capacidad que tiene el Banco de la República de bajar los tipos de interés en el primer trimestre del año, factor que hará que el consumo no se deteriore sino que caso opuesto empiece a crecer.

“Es por todo eso que estamos moderadamente optimistas, yo creo que ya pasó lo peor, el ajuste fue fuerte, pero hay que tener en cuenta que el choque fue igualmente muy duro y dejó sus consecuencias, pero reitero, hay condiciones para creer que vendrán mejores tiempos”, declaró la señora Juana Téllez.

La experta indicó que el manejo fiscal dejó ver cosas interesantes porque el Ministerio de Hacienda tuvo el acierto de meter algunos gastos en cintura y fue por ello que vinieron unos recortes fiscales importantes en la primera fase de la crisis. Destacó el recaudo que vino luego del choque petrolero con una reforma fiscal perentoria.

A criterio de Téllez, el hecho de respetar la regla fiscal y de mostrar disciplina con un apretón adicional en el cinturón por las recomendaciones de la Comisión de Expertos dejó en medio de la tormenta una buena impresión lo cual fue muy importante porque se envió un mensaje claro al mundo en el sentido que Colombia cumple sus metas y acoge con resiliencia sus inconvenientes en el frente económico lo cual se vio con medidas más fuertes y adicionales a la famosa regla fiscal lo cual acompañó con recortes.

“El manejo fiscal y económico fue tan adecuado, que mostró que el choque fue demasiado fuerte y oneroso, pero que evitó que Colombia incumpliera con todos los parámetros de credibilidad que por toda una vida la han caracterizado”, apuntó Téllez.

Del lío petrolero Colombia aprendió

Sobre la caída en el ingreso petrolero que mostró de alguna forma las equivocaciones del ejecutivo al concentrar las inversiones y la dependencia en un solo sector, la economista indicó que no por nada las cosas pasan por algo y estimó que el choque petrolero llegó en un momento clave para Colombia porque afortunadamente el país sigue teniendo industria, servicios y actividad en otros sectores a pesar de que hubo un efecto con la apreciación de la tasa de cambio sobre los otros renglones económicos, pero destacó que con todo y la coyuntura el problema no duró tanto como algunos esperaban y no hubo destrucción de esos sectores productivos.

Comentó que en el momento en el que llegó el choque petrolero, el país se dio cuenta que el petróleo no lo es todo y que hay que estar pendientes del resto de sectores productivos y por eso la economía reaccionó bien, siguió creciendo con demanda interna y con un aporte significativo de la sustitución de importaciones.

“Tenemos una industria de alimentos y de aseo que pudo responder a la nueva demanda interna, luego todo lo que pasó dice que finalmente hicimos las cosas bien. Todo esto llegó en el momento adecuado, creo que unos años más adelante nos hubiese encontrado en una situación muy dura, con una industria muy destruida, yo estoy convencida que el choque vino por algo”, declaró la señora Téllez.

TLC, frenado, pero con ganas de despegar

Al abordar el tema del comercio exterior, la experta no descartó que en exportaciones venga alguna recuperación y en importaciones el movimiento igual será positivo toda vez que prevé una dinamización en ese frente porque con mega obras habrá necesidad de importar bienes de capital, es decir maquinaria y equipo que será el resultado de una mayor inversión.

“Me preocupan un poco nuestros socios comerciales porque tenemos un Estados Unidos que va lento y que genera muchas dudas frente a su política de comercio exterior, con igual lentitud está México, Chile y todos nuestros socios tradicionales que no están creciendo lo suficiente lo que va a hacer que las exportaciones colombianas no tengan el vigor y no puedan aprovechar los tratados comerciales que tenemos”, aseveró.

Aclaró que la situación no es compleja en materia de comercio solamente para Colombia porque sencillamente el comercio está disminuyendo a nivel global. Consideró que por ese motivo es urgente tener unos productos competitivos y en lo posible tratar de vender calidad y abrir nichos de mercado en Estados Unidos y en Perú, pero dijo que esta no es una tarea fácil porque hay que trabajar muy duro para que la demanda colombiana vuelva a crecer muy bien.

Sobre la llegada de Donald Trump, a la presidencia de Estados Unidos, Téllez manifestó que el TLC que Colombia firmó con ese país no está amenazado porque afortunadamente hay buenas relaciones con el gobierno norteamericano, tanto con demócratas como con republicanos.

No descartó eso sí, que ante la probabilidad de que haya un mensaje comercial contra México sería muy difícil que no lo mande el nuevo mandatario sobre Colombia porque eso no lo permite la Organización Mundial del Comercio.

Dijo que hay que esperar al final del día cual es el Trump presidente porque de momento tan solo se conoce al Trump candidato que no era para nada halagüeño.

Sobre el incremento de las tasas de interés en Estados Unidos, el BBVA Research dijo que en ese camino se transita, solo que hay que esperar como se van dando las cosas porque ello implicaría que saliera mucho dinero de los países emergentes como se estuvo viendo a final del año anterior y es por eso que los países emergentes, incluida Colombia, en donde caso opuesto están entrando inversiones, debe estar preparada y muy alerta para cuando este fenómeno se agudice. Un aspecto adicional que se dará este 2017 será el de la volatilidad en la tasa de cambio.

Los capitales que saldrán del país son más de portafolio y ello conllevará a la citada volatilidad, empero a Colombia seguirá llegando inversión extranjera directa. Si la perspectiva de subida en tasas se da por parte de la Reserva Federal habrá menos dólares en el país y por ello la divisa seguirá en niveles de 2.900 y 3.000 pesos.

La tasa de cambio actual, afirmó la Economista Jefe del BBVA Research es para aprovecharla y crecer, eso sí dejando la idea o la posibilidad remota que algún día se volverá a niveles de 1.800 pesos por dólar.

Visto 1272 veces