Miércoles, 25 Septiembre 2019 20:18

Argentina está en las prioridades del FMI: Kristalina Georgieva

Por

En la actualidad, el FMI es el único acreedor externo que tiene Argentina.

La flamante directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, dijo que Argentina es uno de los asuntos primordiales que encara el organismo, tras un encuentro que sostuvo nada más asumir con el ministro de Hacienda de este país, Hernán Lacunza, informaron a Sputnik portavoces del funcionario.

Georgieva dijo que Argentina está en el tope de prioridades para el Fondo, indicaron las fuentes. La economista búlgara, que reemplazó a Christine Lagarde, tras haber sido seleccionada por el directorio ejecutivo de la institución, sostuvo su primera reunión como titular del FMI con Lacunza.

Georgieva le transmitió al ministro argentino que quería que la primera reunión de su gestión fuera con las autoridades argentinas. La directora del FMI también adelantó su expectativa de trabajar con los gobernantes del país sudamericano para encontrar una solución a la crisis económica.

"Vamos a trabajar juntos entendiendo las dificultades económicas y políticas que atraviesa el país", señaló Georgieva, de acuerdo a las autoridades argentinas.

"Mirada social"

Durante la reunión, que se desarrolló en las oficinas asignadas a Argentina dentro de la sede de la entidad multilateral en Washington, la directora gerente también mostró interés por la pobreza en Argentina. La economista "tiene una mirada social en su formación académica", según reconocieron desde el Palacio de Hacienda, lo que motivó que preguntase por el impacto social de la recesión que vive el país desde 2018, en la que incide una inflación interanual que se sitúa en el 54,5%.

Antes de encontrarse con Giorgieva, Lacunza mantuvo un almuerzo con el director del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, y con el jefe de la misión argentina de la institución, Roberto Cardarelli.

El ministro confirmó que se reunirá de nuevo con las autoridades argentinas el próximo 14 de octubre para evaluar si el Fondo destraba el desembolso de 5.400 millones de dólares que esperaba Argentina a finales de septiembre.

En junio de 2018, las autoridades argentinas y la entidad multilateral alcanzaron un acuerdo de stand-by (de contingencia) que ponía a disposición del país sudamericano 50.000 millones de dólares hasta 2021. Tres meses después, ese acuerdo fue negociado y ampliado a 56.300 millones de dólares a cambio de un estricto programa de ajuste que pasaba por una reducción del déficit presupuestario y la flotación libre del tipo de cambio.

La inestabilidad financiera que se generó tras las elecciones primarias del 11 de agosto, en las que el oficialismo perdió por más de 15 puntos, obligó al Gobierno a intervenir en el mercado para contener la depreciación del peso argentino.

Además se vio forzado a tomar diversas medidas paliativas de contención que elevarán el déficit fiscal primario de este año, cuando el objetivo era llegar a un equilibrio en las cuentas públicas. En la actualidad, el FMI es el único acreedor externo que tiene Argentina.

Al segundo semestre de 2018, el 32% de la población argentina estaba por debajo de la línea de pobreza, equivalente a 12,9 millones de habitantes, con 2,7 millones de personas que cayeron en esta situación en el último año, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Visto 316 veces