Jueves, 03 Octubre 2019 21:01

Seguros pagan los platos rotos de la corrupción: Aseguradora Solidaria

Por

Las empresas dedicadas al aseguramiento consideran que más leyes no hacen falta para enderezar a la gente, la solución, aducen, está en la educación y fomento de valores.

La corrupción en Colombia que según muchos afecta el bolsillo de los colombianos es un capítulo que no está bien definido ni detallado porque si bien hay detrimento por el retraso en obras, la interrupción de trabajos o acciones judiciales, lo cierto es que en materia de plata las pérdidas por corruptelas las asumen las aseguradoras por cuanto los afectados hacen efectivas las pólizas más si se tiene en cuenta que en Colombia los contratos con el estado están atados a un aseguramiento por menoscabo de los términos acordados para el desarrollo de un trabajo o una obra determinada,

La Gerente Nacional Sector solidario, Aseguradora Solidaria, Mónica María Arroyave, expuso que en los grandes robos o desfalcos, el perjuicio económico directo no recae sobre las ciudades, departamentos o entes territoriales sino sobre las aseguradoras que terminan girando los cheques para subsanar circunstancias por las acciones de los inescrupulosos contratistas que se quedan con la plata y no ejecutan proyectos.

 

“Finalmente todo el lío de Hidroituango lo va a pagar Mapfre y si uno mira detrás de esas grandes catástrofes o robos, termina siendo el sector asegurador quién responde. Lo de Hidroituango es un tema que acaban de fallar y que ya se definió que Mapfre va a indemnizar y a pagar Hidroituango, lo cual demuestra que a las aseguradoras les toca asumir los valores de la corrupción o de la ineficiencia, lo cual es un factor delicado a la hora de hacer sumas y restas”, dijo Mónica Arroyave.

 

A propósito de corrupción, Aseguradora Solidaria denunció que de manera preocupante se ha disparado el fraude en las empresas lo cual se refleja en la atención en siniestros y en el pago de indemnizaciones, producto de fraudes adelantados por funcionarios en empresas públicas y privadas, una situación que crece y que se ve mucho en la actualidad.

Las medidas para contrarrestar la conducta corrupta en Colombia o en América Latina no se va a dar por el endurecimiento de la ley sino por el camino de la educación y la inculcación de valores. Consideró que si bien el tema coactivo o el sancionatorio es importante, nunca el ser humano es más importante que la educación y los valores.

Foto Pixabay

En opinión de Arroyave, hay un tema histórico que corregir en Latinoamérica en donde hay una inequidad gigante que viene acompañada de una cultura del “vivo y el bobo”, del atajo, de lo fácil y de lo rápido que conlleva a cambiar un tema más de fondo y mucho más profundo lo cual tiene que ver con la metodología y la pedagogía que los colombianos o la región están usando en las familias porque independiente de la importancia de los colegios, la gran responsabilidad de la educación y de la transferencia de honestidad viene de la primera institución por naturaleza, la familia.

 

“A América Latina y a Colombia nos toca corregir la pedagogía porque la que tenemos en vigencia no ha generado los mejores frutos”, señaló la reconocida líder y experta del sector asegurador.

 

Por los casos de corrupción, por las contingencias y por la manera como se mueve el mundo es cada vez más evidente que la humanidad requiere más que nunca los seguros porque hay imprevistos ocasionales como las catástrofes, los embates de la naturaleza o las acciones deshonestas corroboran que por eso existen las aseguradoras para asistir a las empresas, a las regiones y a los más vulnerables en temas imprevistos para hacer que las pérdidas no les lleguen a quienes sabiamente se cubren.

Creciendo bien en medio de las coyunturas

La Gerente Nacional Sector Solidario de Aseguradora Solidaria indicó que este 2019 es sin duda un año mucho más retador y desde luego más retador que el año pasado, pero comentó que en términos generales la compañía va muy bien pues no es fortuito que la firma lleve unos excedentes cercanos a los 23.000 millones de pesos al cierre del mes de agosto.

Sostuvo que la empresa sigue con un crecimiento importante que se mantiene en dos dígitos ya que el registro de este indicador es del 14 por ciento, pero indicó que en ese frente, Aseguradora Solidaria espera seguir consolidando ese último trimestre las cifras de la compañía y así poder cerrar unas ventas superiores a los 600.000 millones de pesos.

 

“Es un año con mayores retos y más difícil, pero amen de todas esas situaciones hay dinámica y la compañía va muy bien porque los resultados y las metas se van logrando lo cual nos satisface y nos obliga a seguir trabajando por quienes depositan en nosotros su voto de confianza”, declaró la señora Arroyave.

 

Una situación real es que ese contexto de desaceleración de la economía, de menor dinámica y de dificultades se refleja en el ejercicio de la aseguradora que si bien va a tener buenas cifras, éstas pudieron ser mejores. Igual expresó la vocera, en Colombia se adolece de una verdadera y contundente cultura de seguro y cuando las personas ven que la economía se reciente un poco es normal que dejen de adquirir lo que menos, entre comillas, ellas consideran que es importante.

Agregó que paradójicamente cuando hay miedo y crisis también la gente tiene a asegurarse, pero el tema, estimó, pasa más por las situaciones complejas que conllevan a apretar el cinturón y a cerrar el bolsillo, asunto que en el tema de seguros se siente mucho más.

El tema de moda que es la devaluación y que ayuda a unos y pone a llorar a otros igual fue abordado por la experta quien afirmó que hablando de seguros, un asunto que afecta muchísimo es la indemnización en automóviles porque todo lo que tañe con partes de vehículos, los repuestos y todo lo que tiene que ver con coches, incluidos rubros como reparación y daños, impactan de manera considerable a las aseguradoras por el precio del dólar y particularmente allí la compañía ha sentido un tema complicado con una siniestralidad de autos que demandan importaciones de mucho mayor valor.

La compañía se ha especializado en trabajar el ramo de personas y por eso potenció los seguros y pólizas para este tipo de portafolio lo cual unido con seguros generales se consolidó como una de las eficientes estrategias que utilizó la compañía para aminorar los temas cambiarios.

Aseguradora Solidaria, empresa líder en el sector, dijo que hay mucha tarea con el seguro de desempleo a tiempo que detalló que la firma tiene la cuenta más grande que hay en el país y que es la del Fondo Nacional del Ahorro, pero explicó que el sector cooperativo también se ha incursionado con varias cooperativas, siendo Confiar la última con la que fue posible sellar un seguro de desempleo para sus asociados.

 

“Una de las claves del seguro de desempleo es no trabajar grupos cerrados sino hacer ese tipo de gestión con entidades y cooperativas abiertas así como con fondos de empleados y mutuales. Realmente sí se ha visto afectado el tema de desempleo en Colombia”, apuntó Arroyave.

 

Por ser un producto que sigue siendo interesante y bastante bueno, el seguro de desempleo muestra mayor demanda porque cada vez es mayor la necesidad y obviamente su uso lo cual deja ver un ramo sano y eficaz que prospera en grupos abiertos, pero definitivamente si ha aumentado el tema de los siniestros en esta oferta aseguradora o parte del portafolio.

Con el fin de experimentar mejores resultados y ampliar la cobertura aseguradora, Arroyave consideró que se hace útil y perentoria la educación financiera y de seguros que lamentablemente sigue siendo una falencia porque en el país es visible que falta consciencia a la hora de protegerse o cubrirse frente a las eventualidades que suelen ser fortuitas y onerosas.

Agregó que en ese tema, la Federación de Aseguradores Colombianos, Fasecolda, está haciendo una labor importante, pero reconoció la Gerente Nacional Sector Solidario, el asunto no es solamente del gremio puesto que a cada aseguradora le corresponde trabajar muy duro en esa cátedra aseguradora que fomente la cultura del seguro.

Otro punto que no pierde importancia es el trabajar en temas masivos y microseguros para lograr una mayor cercanía con la gente para que ésta vea lo simple de adquirir un seguro, pero también la importancia y lo determinante de su uso.

 

“Creo que las aseguradoras tenemos que trabajar muy duro en otra línea y es en la masificación de seguros, permitiendo que lleguen a toda la población, porque con póliza en mano el colombiano que sea va a lo seguro porque con el tema de la reglamentación de la Superintendencia de protección al consumidor financiero, el asunto se ha vuelto positivo porque obligó a las aseguradoras a tener un lenguaje más simple con la gente, precisar o tener más claridad sobre qué se cubre y que no cubre”, indicó Mónica María Arroyave.

 

Todo lo anterior, manifestó, se le quita al seguro ese tinto o esa connotación de que no paga, de que resulta difícil y complejo, de letra menuda de lo cual la gente habla, lo que indica que lo que hizo el ente regulador en el sentido de exigirle a aseguradoras sencillez al vender y claridad sobre el producto permitirá que cada vez los seguros ganen más espacio.

Un tema que mejora cada vez en Colombia es el del reaseguramiento que ve en el país un mercado mucho más atractivo para los expertos y fuertes en el negocio. Si bien por todo lo que pasó, dejando huellas y recuerdos atroces, algunas reaseguradoras se mostraron renuentes para llegar y operar en Colombia por el temor que irradiaba la situación social y de orden público, que restringía ese impulso por invertir, lo actual es que cada vez el tema se supera porque hoy Colombia es un mercado muy atractivo para el exigente mercado reasegurador.

Visto 1142 veces