Domingo, 06 Octubre 2019 06:54

Comultrasan: La manera más amable de cristalizar los sueños

Por

Esta financiera con orígenes en la década del sesenta llegó para dar soluciones financieras a tiempo e impulsar la economía de las regiones en donde hoy muchos lograron la felicidad por el cumplimiento de sus metas.

Luego de escuchar las cooperativas de ahorro y crédito que se dieron cita en Bucaramanga, Santander, en cumplimiento de la VI Convención Nacional del sector, quedó claro que el país ha perdido una oportunidad de oro de mejorar su modelo económico, haciéndolo mucho más eficiente, incluyente y de verdadera prospectiva porque dejó de lado el concepto de propietarios que avala la Constitución Política al dejar claro que todas las riquezas del país pertenecen a los colombianos, eso sí administradas por el estado.

Frente a esa realidad en donde la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol, y muchas otras de gran comportamiento financiero, son propiedad de los colombianos y no una rueda suelta que representan ni más ni menos que la cuota inicial de un desarrollo sostenido que puede apalancarse y debe hacerlo sobre la base del modelo solidario.

Tristemente pasaron años, décadas y siglos en los que el mundo logró niveles de prosperidad admirables, inclusive a quienes veíamos mucho más vulnerables y sumidos en la tragedia económica y social, hoy tenemos que saludar con admiración y respeto porque apalancaron su desarrollo en las cooperativas y en este momento le muestran al mundo que la riqueza si es posible cuando se construye con alianzas y fomentando sinergias, pensando en mejorar ingresos, estrados de ánimo y calidad de vida. Verbigracia Indonesia, Malasia y otras naciones del sudeste asiático que ya miran a los más grandes casi que a la par.

Pero el tema no se queda en los que fueron pobres y ahora son ricos, no, el cooperativismo fue y sigue siendo el bordón de las economías más poderosas pues basta ver como surgieron naciones como Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Japón, China y muchas otras que les enseñaron al planeta a vivir en armonía económica, pero para el lamento de muchos, algunos estados hicieron caso omiso de ese modelo consecuente y se matricularon en unos sistemas de política dirigida totalmente al servicio de las grandes corporaciones, quitándole corazón a las economías, sustrayendo oportunidades y prácticamente obsequiando los activos de las naciones sin que nada pasara.

En síntesis Colombia, la región y el mundo tienen que dar un paso al costado con esos sistemas económicos que tan solo ha llevado a la precarización de los seres humanos y que para el caso colombiano el tema queda plasmado con unos índices de Gini que sin ponderar, dan vergüenza y angustia porque cada vez más Colombia se afianza como el país más desigual del mundo, un puesto en la cima poco honroso y alentador, pero como dicen los optimistas, aún hay tiempo y herramientas.

Precisamente, uno de esos instrumentos para dar saltos de calidad es el cooperativismo que con las financieras y las cooperativas de ahorro y crédito han mostrado que cuando se quiere se puede, de igual forma que si hay un trabajo conjunto con el estado, el sector cooperativo puede ser mucho más útil a la hora de administrar recursos, de financiar proyectos y de llegarle a toda una masa de colombianos que necesitan irrigar futuro con verdaderos flujos de crédito.

FOTO COMULTRASANEl Presidente de la Financiera Comultrasan, Jaime Chávez Suárez, le dijo a Diariolaeconomia.com, que al interior de la entidad siempre ha existido la convicción que el papel del cooperativismo es fundamental en aras de construir una sociedad más equilibrada, con menos desigualdad y con opciones de desarrollo.

Afirmó que cooperativas como Comultrasan, que a fuerza de trabajo y consolidación de proyectos que llegan desde la base, abriendo ese vademécum de oportunidades para todas las personas, debe ser un modelo para canalizar dentro de las políticas públicas y por eso la financiera le sigue recordando al gobierno que en la base de la pirámide económica están las cooperativas y por eso anheló el poder alcanzar convenios para el desarrollo de políticas públicas y llevar así las bondades de la cooperación a un número mucho más generoso de nacionales.

Al hablar de ese desdén con el cual se ha querido mirar al cooperativismo, Chávez Suárez manifestó que posiblemente hay alguna imagen que no corresponde con la realidad del sector pues por lo general en los niveles superiores de la misma conducción del estado y que tenga que ver con el tema económico, quienes están allí tienen una formación que no es muy cercana al sector cooperativo.

 

“Es factible que haya desconocimiento, que haya igual una imagen estereotipada de lo que puede ser una cooperativa, tristemente nos quedamos con esa imagen y no nos acercamos a la realidad del sector. Aspiramos a que en ese propósito loable de construir un país en paz y con armonía, en lo social, podamos tener espacio para participar, desarrollando iniciativas que brotan de los sectores populares en donde hay mucho emprendimiento y posibilidades de apalancamiento. Sobre esta base es muy viable hacer crecer el cooperativismo en Colombia”, comentó el señor Chávez Suárez.

 

El reconocido hombre del cooperativismo indicó que al hacer un pausa y mirar el sector financiero y sus serias dificultades en 1998 y 1999, es decir hace veinte años, las cooperativas a partir del año 2000 hacia adelante trazaron todo un proceso de reestructuración en todos los niveles que conllevó a una administración más técnica en lo comercial, en lo financiero y en el manejo transparente y confiable de un sector que resulta muy indispensable. Para ello, expuso, las cooperativas fueron innovando e hicieron uso de las tecnologías y de unas estrategias más versátiles en favor de los usuarios y de los asociados.

Expuso que de igual manera las condiciones de los balances se han venido mejorando y consolidando año por año ya que los niveles de solvencia son mucho más robustos, a tal punto que hay en ese frente hay cooperativas con nivel de solvencia del 25, 28 y 30 por ciento cuando la exigencia del estado es del nueve por ciento, un indicador que muestra que las cosas se están haciendo muy bien y que hay cooperativas para siempre porque hay provisiones que superan holgadamente las exigidas en la norma.

Hoy, señaló el Presidente de Comultrasan, la solidez de las cooperativas es bien distinta porque han accedido al uso de tecnologías móviles para llevar los servicios al campo y a los talleres en donde está la gente trabajando. Hoy el trasladarse a una cooperativa para diligenciar un crédito es asunto del pasado y eso porque las entidades solidarias del ala financiera entraron en un proceso de modernización para consolidar su modelo de trabajo.

Destacó que las cooperativas siguen siendo fuertes impulsoras de la inclusión financiera porque ayudan con las pequeñas economías y flujos de liquidez de los barrios, los municipios y de una ruralidad que sigue siendo muy cooperativa.

 

“Yo creo que el sector cooperativo ha hecho la tarea, ha dado pasos gigantes hacia adelante, está a tono con la realidad económica y social del mundo y por ello sigo pensando que ya es hora de subir de nivel, de escalar porque se ha hecho todo para merecer mejores opciones y así poder trabajar con el estado en el manejo de líneas de redescuento, de trabajo y en todo lo que implique el impulso de la producción nacional para mejorar la oferta de productos nacionales y evitar con ello las importaciones que hoy con devaluación nos está pasando una factura muy onerosa que termina evaporando los ahorros de muchos colombianos, hoy más que nunca estamos listos para hacer crecer la economía nacional, no tengo la mínima duda”, declaró Chávez.

 

FOTO COMULTRASANUna ventaja con las cooperativas es que la gente se siente más identificada y familiarizada con ellas porque asumen que están en casa y atendidos por unos profesionales que orientan en temas como ahorro o líneas de crédito apropiadas para invertir y rentar. Al usuario de las cooperativas, especificó el presidente de Comultrasan, no s ele mira como a un cliente sino como a un propietario porque en el sistema cooperativo ese concepto es bien claro.

En opinión de Chávez las cooperativas de hoy son mucho más versátiles y modernas, motivo por el cual tienen mejores filtros, mayor vigilancia y todas las contingencias del caso con lo cual se garantiza la transparencia, pero igual la eficiencia, haciendo que ese dinero que deposita el ahorrador crezca de manera importante, pero acompañado de un componente social porque los excedentes generados tienen como destino los municipios, los barrios o la regiones e donde opera o sirve la cooperativa. En la banca, aclaró, los dineros ganados tiene como destino el bolsillo de los accionistas, en ese sistema la gente por lo general no gana, es simplemente un negocio de pocos bien sea nacionales o banca internacional que cuando gana, dolariza y saca los recursos, afectando mucho más la economía.

Ciclo de la economía, una razón de peso para estar atentos

Al hablar sobre la coyuntura del mundo en donde varios son los motivos para pensar en una nueva caída de las economías, bien sea por los saldos de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, el Brexit, el proteccionismo extremo de Estados Unidos y la notoria desaceleración de las economías del planeta, el presidente de Comultrasan, Jaime Chávez, indicó que desde el sector cooperativo y puntualmente desde la financiera que preside, se viene observando y leyendo todo lo que pasa en el contexto internacional.

Expuso que infortunadamente la economía mundial depende del estado de ánimo del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que con sus opiniones hace mover los indicadores económicos que suelen complicar a las economías emergentes como Colombia.

 

“Si la economía interna es más sólida, tiene más transacciones y depende menos para ciertos temas de las importaciones, especialmente de alimentos, pues la verdad es que con un entorno así hay menos sobresaltos. Nos ayuda algún manejo de la economía internacional y particularmente del dólar, si de verdad tenemos una vocación exportadora que no está tan clara en este momento ya que es mucho más lo que el país importa y ante ese déficit que se crea con las bajas exportaciones, se gesta un lío que puede pesar a futuro ante un escenario de crisis por mayores complicaciones”, puntualizó Chávez.

 

Otro tema a considerar aseveró el experto en finanzas, es el actual déficit de la cuenta corriente de Colombia, indicador que no ayuda mucho porque en una coyuntura complicada puede afectar de manera importante la situación económica del país ya que podría acentuar aún más la balanza de pagos exacerbando inconvenientes fiscales porque una situación extrema conduce a una reforma tributaria en donde todos tendrían que pagar con plata de su bolsillo los errores cometidos con el manejo económico durante muchos años.

La economía no pasa por un buen momento y lo cierto es que hay que mirar el asunto sin pánico, pero con precaución. En este momento hay que evitar el nerviosismo, hacer los correctivos a tiempo desde el resorte del estado y mantener la confianza para seguir avanzando sin traumatismos y caso opuesto sacando provecho de las circunstancias porque en momentos de dificultad también hay ganadores.

Hoy, explicó Chávez Suárez, el país no aguanta otra reforma tributaria porque sencillamente se han hecho tantas y tan mal diseñadas que la gente, inclusive la más pudiente, se quedó sin margen para seguir pagando. Hoy pedir más plata es como obligar a una persona sin trabajo y sin futuro a consignar un compromiso, las personas están endeudadas, otras tienen obligaciones grandes y los empresarios son una especie en vía de extinción, luego pretender buscar recursos en los colombianos es prácticamente montarse en un peladero, la gente no tiene plata.

Sobre el tema tributario, Chávez dijo que este generalmente recae siempre sobre los mismos, una razón adicional para pensar que ya no hay de dónde y la opción de ampliar la base impositiva, resulta igual complejo porque la gente ya no compra como antes, sencillamente porque no está holgada en recursos. “Hoy el caucho está a punto de reventar”.

FOTO COMULTRASANPara Comultrasan es bien alarmante el hecho que varias empresas estén saliendo de Colombia a países de la región en donde es mucho más fácil operar, en donde las cargas tributarias no impactan tan terriblemente los balances y en donde la rentabilidad sigue vigente. Las empresas, expresó, van a donde les den estabilidad, condiciones y a sitios relativamente apropiados para generar riqueza.

La devaluación, insistió, está empobreciendo mucho más a la población colombiana porque actualmente el peso colombiano es una de las monedas más devaluadas, aspecto que complica muchos temas básicamente porque las importaciones están superando la capacidad exportadora del país. Recalcó que es innegable que hay complicaciones, pero destacó que el tema económico no es para mirarlo única y exclusivamente en el momento ya que este suele ser de mediano y largo plazo.

Subrayó que estos son momentos para leer con calma los indicadores económicos en todas sus expresiones y acertar hacia dónde va la economía, igual, dijo, no hay que dejar de lado las alertas tempranas porque si se obvian estos aspectos vendrá un impacto que finalmente termina pagando el consumidor o el pueblo que no tiene capacidad para defenderse rápidamente y eso en el campo financiero pesa porque resta capacidad de pago, conlleva a no tomar créditos, dispara la morosidad y genera un panorama para nuevo halagüeño.

 

“El crédito está creciendo menos en Colombia por todos los temas de coyuntura y por la incertidumbre que impacta el indicador de confianza. La mora también ha crecido luego todos en el sector están a la defensiva, haciendo que se tomen las medidas pertinentes y en materia de crédito lo que más se está trabajando es la recompra de cartera lo cual no es conveniente para que haya un saneamiento económico en todo el país”, afirmó.

 

Cabe anotar que Comultrasan logró ese propósito de trabajar con las mejores prácticas y haciendo una administración en equipo con unas personas supremamente profesionales que se fueron formando desde la base, eso sí, estudiando y llenando sus mentes de conocimientos para lograr con disciplina los objetivos trazados. La financiera Comultrasan hoy no solamente es una entidad crediticia y de ahorro que logra metas sino que las supera, todo por el oficio de un equipo multidisciplinario con vocación de aprendizaje y formación, pero igual presto a servir y a orientar a los usuarios o asociados bajo ese esquema alemán de educación dual, un valor agregado para el rotundo éxito alcanzado.

Complementó que la vocación social que es la razón de ser de las cooperativas, y el por qué existen, se cumple a cabalidad en la entidad porque se tiene claro que las cooperativas no son entes acumuladores de capital, sencillamente se fortalece el patrimonio, se mantienen los buenos niveles de solvencia, las coberturas para atender posibles riesgos, pero lo cierto es que buena parte de los excedentes están destinados al emprendimiento, a la educación y a generar recreación, cultura y deporte.

Hoy Comultrasan cuenta con 54 oficinas y siete corresponsales bancarios. Dentro de su plan de expansión se tiene previsto abrir nuevos corresponsales en Bogotá para atender con mayor eficacia a los ahorradores que viven en la capital del país y que hoy ven en Comultrasan su mejor aliada.

Los activos de Comultrasan están cerca de 1.3 billones de pesos, en cartera 1,2 billones aproximadamente, las captaciones suman en promedio 850.000 millones de pesos, el patrimonio propio llega a 470.000 millones de pesos de los cuales de la cooperativa como tal son 335.000 millones lo que muestra que casi el 70 por ciento del patrimonio es de la propia institución, lo que quiere decir que si eventualmente se retiraran todos los afiliados, Comultrasan podría seguir funcionando porque tiene autonomía propia para hacerlo, lo cual es sinónimo de garantía, confianza y futuro para todos, empezando por los empleados.

Un punto que tiene claro en Comultrasan es que quieren seguir creciendo y operando como cooperativa, no les llama para nada la atención el formar parte de la familia bancaria porque tiene muy claro que hay que seguir apostándole a esa misión grata servir a la comunidad, de mejorar su calidad de vida y llevarles soluciones en educación, salud, vivienda, recreación y oportunidades.

Dejó claro que la tecnología es una realidad que llegó para quedarse y por ello estimó que si no se hace nada, esta arrolla a las cooperativas y a todos los sectores que conforman una economía. Actualmente, expresó, la tecnología es ni más ni menos que la mejor aliada.

Comultrasan, la mano amiga del campo

Foto PixabayUn sector que tiene muy definido Comultrasan es el agropecuario y ese en donde muchas familias con escasos recursos, pero con tierras para labrar y recuperar la agricultura, atomizada desde 1991, puedan tener opciones de crecimiento, más hoy cuando se habla de economía familiar sobre bases de asociación con lo cual se garantiza la seguridad alimentaria, pero igual una oferta exportable para crecer en el agro-negocio.

A criterio de Jaime Chávez, el campesino urge de mayor educación financiera lo cual debe ser un propósito nacional porque muchos productores están muy alejados de las oportunidades de crédito siendo así presas fáciles de lo espurio o gota a gota. Al productor, reiteró, hay que enseñarlo a hacer cuentas, a manejar su finca o su predio como una empresa y no como una lotería.

Por todo lo anterior, Comultrasan se dio a la tarea de sacar adelante un programa de educación financiera en los municipios y en los barrios populares de Santander para enseñarles a los niños, inicialmente, sobre cuáles son las ventajas competitivas de sus poblaciones en lo económico y cómo deben entender el ejercicio económico, partiendo desde la forma de hacer un presupuesto familiar y de transformar un emprendimiento para lo cual hay todo el respaldo de la financiera.

“Tenemos que ir mucho más allá del crédito y del ahorro, la misión también apunta a educar y actualizar a todos los afiliados de cada cooperativa en esa formación financiera, en compromiso social y en todo aquello que conlleve a una mejores prácticas”, escribió Chávez.

Hoy se puede decir que gracias al crédito agropecuario con redescuento Finagro de la Financiera Comultrasan, es posible financiar actividades agrícolas, pecuarias, avícolas, reforestación y todos los menesteres de la ruralidad para no dejar que se estanque el crecimiento campesino.

Comultrasan maneja para el agro montos mínimos de cinco millones de pesos y unos máximos que van hasta el 70 por ciento del nivel de activos identificados en el momento de la visita. La financiera maneja plazos de hasta 72 meses y de 120 meses para la adquisición de tierras.

Finalmente dijo que las entidades cooperativas de ahorro y crédito requieren de una actualización perentoria ya que la actual supera los treinta años, escenario que invita a una modernización financiera que haga del sector mucho más incluyente y determinante para el devenir de los colombianos.

Comultrasan se gesta en 1962 cuando un grupo de personas llegaron a la conclusión que era necesario crear un organismo de tipo financiero que fuera muy funcional para el departamento de Santander. En ese grupo de inquietos emprendedores santandereanos estaban las cooperativas de confecciones, servicios asistenciales y educación.

Luego de ese primer impulso surge la idea de unir todas las cooperativas para que una sola fuera de carácter multiactiva. El 21 de septiembre de 1979 se crea la Cooperativa Multiactiva de Trabajadores de Santander, Coomultrasan. Con el pasar del tiempo y dejando varios almanaques atrás, el 26 de julio de 2000 la multiactiva y la financiera optan por separarse por razones totalmente legales y a partir de ese año, el del nuevo siglo, se origina la Financiera Comultrasan, cooperativa especializada en ahorro y crédito. El trabajo arduo da sus frutos y en 2003 Comultrasan es catalogada por la Asociación de Cooperativas de Colombia, Ascoop, como la primera cooperativa del país en número de asociados, acticos y patrimonio entre las cooperativas de ahorro y crédito.

Hoy los servicios de Comultrasan los disfrutan los ahorradores de los departamentos de Atlántico, Cesar, Norte de Santander, Santander, Boyacá y Cundinamarca, igual lo hace Bogotá en donde la entidad muestra dinámica e inmejorables resultados.

Esta es Comultrasan, la gran financiera líder en ahorro y crédito que se afianzó como todo un modelo de servicio en Colombia, son tan excelentes sus indicadores que la entidad tiene garantizada su permanencia exitosa mirando a futuro.

 

 

Visto 1520 veces