Viernes, 18 Octubre 2019 01:39

BBVA mantiene proyección de crecimiento de la economía colombiana

Por

La entidad estima que la inflación se ubique al cierre del año en torno al 3,8% y en 3,3% para el cierre de 2020, en buena medida por el efecto de la depreciación de los últimos meses.

La economía colombiana crecerá un 3,0% en 2019 y 2020, de acuerdo con estimaciones de BBVA Research. La entidad presentó su último informe ‘Situación Colombia’ donde mantuvo sus estimaciones de crecimiento económico para que lo resta del año y el próximo.

De acuerdo con el análisis realizado por la entidad, el factor que jalonará la economía para el cierre de 2019, será el buen comportamiento que ha mostrado el consumo privado, impulsado en buena medida por los hogares.

 

“Para lo que resta del año, esperamos una moderación de la demanda interna, producto de los efectos que tiene la incertidumbre tributaria sobre las decisiones de inversión y el alto tipo de cambio sobre la capacidad adquisitiva local, con lo cual esperamos que el PIB mantenga un crecimiento similar al observado durante el año, en torno al 3,0% en promedio”, afirmó la economista jefe de BBVA Colombia, Juana Téllez.

 

En lo que corresponde al 2020, de acuerdo con el Informe Situación Colombia, el crecimiento estará dado por un impulso de la inversión, que alcanzaría nuevamente crecimientos del 4%, mientras que el consumo privado continuará cediendo hacia cifras por debajo del 4%. Entre tanto, la entidad estima que las importaciones se desacelerarán y crecerán en un orden del 3,0% con un componente mayoritario de inversión y en menor grado de consumo.

La inflación cercana a la meta del Emisor

Con respecto al comportamiento de la inflación, BBVA Research estima que el Índice de Precios al Consumidor se ubique al cierre del año en torno al 3,8% y en 3,3% para el cierre de 2020, en buena medida marcado por la depreciación que ha tenido un efecto importante sobre el grupo de alimentos.

 

“El impacto de la tasa de cambio en la inflación ha sido bajo y todavía se podría esperar un efecto adicional, pues cabe recordar normalmente estos procesos cuentan con un rezago de cuatro meses en trasmitirse. Así, aunque a septiembre se ha observado algún traspaso, este no supera los 160 puntos base sobre la inflación transable total y explicaría unos 50 puntos básicos en la inflación total considerando una depreciación a 12 meses de un poco más de 10%, en línea con nuestras estimaciones”, señaló Téllez.

 

Dólar continuará impactado por el entorno global

En lo que corresponde al comportamiento del dólar, BBVA Research prevé que a futuro los mercados locales sigan siendo gobernados por el riesgo global, que conllevará a un cierre del dólar en torno a los 3.388 pesos por dólar, con un promedio para el año completo de 3.278 pesos por dólar en 2019.

 

“Para 2020, no anticipamos cambios en el panorama de riesgo, con algo más de deterioro del precio del petróleo, pero con un mejor crecimiento local, lo que limitaría el escenario de depreciación del tipo de cambio, el cual finalizará 2020 en 3.370 pesos con un promedio para todo el año de 3.380 pesos. Consideramos que el proceso de corrección será un poco más lento de lo habitual dado que el contexto externo seguirá estresado en el mediano plazo”, afirmó la economista jefe de BBVA.

 

Estabilidad de tasas se mantendrá hasta 2021

En lo que corresponde a las decisiones que pueda tomar el Banco de la República en materia de política monetaria, BBVA Research estima que el Emisor mantendrá las tasas estables en 4,25%, para lo que resta de 2019 y 2020. Así las cosas, sólo hasta comienzos del 2021 podrían evaluarse un pequeño incremento de los tipos de interés.

 

“El Banco de la República deberá sortear un escenario marcado por un tipo de cambio al alza y en niveles máximos que han afectado hasta el momento de manera parcial la inflación al consumidor; una inflación en la parte alta del rango meta; un déficit en la cuenta corriente que dificulta el ajuste macroeconómico; una brecha del producto aún en terreno negativo; un entorno externo más laxo que permite rebajas de tasas de intervención en diferentes países y una reducción de las tasas de la Reserva Federal, lo que conllevaría a la estabilidad que prevemos para 2019 y 2020”, manifestó la economista jefe de BBVA en Colombia.

 

BBVA es un grupo financiero global fundado en 1857 con una visión centrada en el cliente. Tiene una posición de liderazgo en el mercado español, es la mayor institución financiera de México y cuenta con franquicias líder en América del Sur y la región del Sunbelt en Estados Unidos. Además, es el primer accionista de BBVA Garanti, en Turquía. Su propósito es poner al alcance de todos, las oportunidades de esta nueva era.

Este propósito está centrado en las necesidades reales de los clientes: proporcionar las mejores soluciones y ayudarles a tomar las mejores decisiones financieras, a través de una experiencia fácil y conveniente. La entidad se asienta en unos sólidos valores: el cliente es lo primero, pensamos en grande y somos un solo equipo. Su modelo de banca responsable aspira a lograr una sociedad más inclusiva y sostenible.

Caída de ley de financiamiento no será un obstáculo

Sobre la ley de financiamiento la experta conceptuó que la medida no alterará los pronósticos de Colombia para 2019 y descartó una afectación en 2020. Destacó que el fallo del Alto Tribunal siendo complicado resulta generoso toda vez que le permite al gobierno canalizar recursos durante la presente vigencia.

De todas maneras la analista reconoció que el fallo de la Corte Constitucional no deja de hacer ruido ante los inversionistas pero recalcó que afortunadamente no fueron cambiadas las reglas de juego por lo menos lo que tiene que ver con 2019. En su análisis Téllez aseveró que los inversionistas reconocerán la capacidad que tiene Colombia para superar problemas asunto que puede quedar ratificado el próximo 20 de diciembre cuando ojalá sea aprobada la nueva reforma.

Indicó que ante esta circunstancia pueda haber un impacto en el fuerte de inversión que paradójicamente podría ser positivo porque muchos capitalistas estarían pensando en adelantar dichas inyecciones de capital.
Confió en que habrá tranquilidad fiscal y financiera porque va a pasar posiblemente sin ningún contratiempo, una nueva ley de financiamiento que por ser muy parecida a la ley anterior no tendrá efectos sobre el crecimiento.

Destacó la institucionalidad que mostró Colombia la cual es funcional y oportuna ya que al notar inconvenientes no duda en emitir un fallo totalmente consciente en temas económicos y de sostenibilidad fiscal.

No descartó que ante la necesidad manifiesta de mayores ingresos venga hacia adelante otra reforma fiscal.
En opinión de la señora Téllez se puede descartar una reforma que pretenda mayores recursos porque en aras de la celeridad y la tranquilidad, el gobierno muy seguramente avocará a instancias del legislativo el mismo proyecto de ley.

 

“Yo no creo que el gobierno se arriesgue haciendo muchos cambios para generar más debate porque eso demoraría en trámite lo cual no está en los planes del ejecutivo” indicó la economista.

 

Aclaró que lo que sí podría buscar el gobierno sería el cambio o la corrección de unos artículos que en su momento no contaron con la bendición de la casa de gobierno. De igual forma el BBVA research confió en el ojo avizor del ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, para evitar los llamados micos, las dilaciones o los trámites indebidos que impliquen nuevas medidas de la corte.

 

Visto 286 veces