Jueves, 27 Febrero 2020 21:14

La mixtura de coronavirus, commodities y Boris Johnson

Por

Los precios del petróleo seguirán siendo muy vulnerables aquí, ya que los temores de una pandemia podrían generar un mayor impacto en la demanda que lo que sucedió durante la crisis financiera.

Por Edward Moya, analista senior de mercados en OANDA

Las acciones estadounidenses y europeas abren a la baja luego de que se anunciara el primer caso del virus en los Estados Unidos. Los CDC (Centros de control y prevención de enfermedades) no se explican cómo un residente en California contrajo el virus y la conferencia de prensa del presidente Trump no logró calmar a los mercados, ya que su tono optimista, en general, contrasta bastante con las advertencias de los expertos en salud.

El S&P 500 está teniendo la peor semana desde la crisis financiera y es poco probable que mejore, ya que la respuesta corporativa está generando una ira de advertencias de ganancias. La incertidumbre sobre la magnitud de los esfuerzos mundiales de cuarentena podría llevar fácilmente a las acciones estadounidenses a tener territorio de mercado. Es probable que la volatilidad se mantenga mientras los bancos centrales y los gobiernos de todo el mundo se preparan para abrir las puertas a los estímulos. Una vez que las preocupaciones sobre la propagación del coronavirus disminuyan, los inversores esperan un repunte en las acciones, por lo cual veremos que las principales bajas atraen a los compradores.

Petróleo

El petróleo está en caída libre ya que la magnitud de los esfuerzos mundiales de cuarentena proporcionará una severa destrucción de la demanda durante los próximos trimestres. Por lo cual, EE.UU. debe mostrar mercados de energía que se preparen para una caída profunda y prolongada en la demanda del crudo.

Los precios del petróleo seguirán siendo muy vulnerables aquí, ya que los temores de una pandemia podrían generar un mayor impacto en la demanda que lo que sucedió durante la crisis financiera. En 2008, el crudo WTI cayó desde un máximo de US$147.27 hasta la mitad de los US$30. La evaluación inicial a principios de mes fue que los mercados de energía solo tendrían que lidiar con una caída de 3 millones de barriles por día en la demanda china, pero eso obviamente era demasiado conservador y hoy luce impreciso.

Si la caída del crudo WTI continúa acelerándose, llegar al nivel de los US$40 podría brindar algo de respaldo y amortiguación, mientras las expectativas vienen creciendo para que la OPEP + ofrezca recortes de producción más profundos la semana que viene, aunque cualquier rebote con los precios del petróleo probablemente se desvanecerá hasta que los mercados comprendan mejor cuál será el impacto global y total en la demanda de crudo.

Oro

El oro vive una nueva alza, ya que este metal precioso se puede ver fortalecido por los temores de una pandemia, así como de los estímulos de los bancos centrales y de los gobiernos en todo el mundo, así como de la angustia comercial y la incertidumbre política global. Por lo cual, este activo podría llegar a niveles de US$1.700 por onza en las próximas dos semanas en la medida en que el brote de coronavirus empeore en todo el planeta.

Reino Unido

El primer ministro Boris Johnson está listo para jugar duro con la UE y está listo para abandonar las conversaciones en junio si no consigue un acuerdo comercial. Las diferencias entre las demandas de Johnson y la UE se centran en cuánto seguirá el Reino Unido las regulaciones de la UE. Johnson quiere que su acuerdo comercial se base en los convenios hechos con Japón y Canadá. La fecha límite de junio parece apresurada, pero es más una postura política del propio Johnson. La libra esterlina puede vivir días grises, ya que el riesgo de un Brexit sin acuerdo parece estar creciendo nuevamente.

 

Visto 745 veces