Lunes, 28 Junio 2021 18:31

Riesgo de financiamiento adelantaría alza en tasas del Emisor

Por

La visión aportada por el Banco coincide con nuestra evaluación en la situación actual de la economía: actividad en recuperación, pero con un rezago importante en el mercado laboral.

El Banco de la República en su reunión de junio, mantuvo, por decisión unánime, la tasa de interés inalterada en 1,75%. El comunicado resalta el buen desempeño de la actividad hasta abril, revisando al alza el crecimiento del PIB esperado, pero advierte de la incertidumbre causada por la nueva ola de contagios y los bloqueos.

La Junta resaltó en primer lugar el desempeño de actividad, la incertidumbre por cuenta de los bloqueos y nueva ola de contagio lo que les permite a su vez calificar el repunte inflacionario como principalmente transitorio.

El comunicado destaca el buen comportamiento observado en la economía en los primeros cuatro meses del año, lo que llevó al Staff del Banco a revisar al alza la expectativa de crecimiento para 2021 a 6,5% desde 6,0% (cabe resaltar que es la tercera vez consecutiva que el Banco revisa al alza su pronóstico).

Se destaca la incertidumbre que le imprime a la actividad los recientes bloqueos y la tercera ola de contagios. En este contexto el comunicado también expresa que las condiciones del mercado laboral son todavía débiles y el desempleo e informalidad son aún muy elevados, con lo cual justifica mantener la tasa de política en terreno ampliamente expansivo.

Se destaca que el más reciente dato de inflación se ubicó en 3,3% por encima de la meta de inflación y pronósticos, pero modera su tono al precisar que una parte importante del incremento se debió al efecto de los bloqueos sobre los precios de alimentos y en particular de alimentos perecederos.

Sobre la inflación básica, destaca que se ubica todavía en niveles bajos, hace referencia a la inflación sin alimentos ni regulados que se encuentra en 1,56%, y que esta estuvo en línea con las previsiones.

El Gerente destacó que Colombia enfrenta condiciones diferentes a otros países similares que han iniciado un incremento de tasas, pues la inflación en Colombia se encuentra cercana a la meta mientras que, en otros de los países mencionados, como Brasil o Rusia, la inflación se encuentra por encima de la meta.

En el comunicado, se destacó que, dado el nivel de endeudamiento público actual, no lograr el ajuste fiscal requerido de la economía podría tener implicaciones en el costo de financiamiento y a su vez limitaría la capacidad de la política monetaria para seguir apoyando la recuperación de la economía.

La visión aportada por el Banco coincide con nuestra evaluación en la situación actual de la economía: actividad en recuperación, pero con un rezago importante en el mercado laboral.

Los riesgos se inclinan más hacia la presión al alza de tasas, en especial por cuenta de los riesgos a la inflación, al impulso de actividad local (o cierre de la brecha), las presiones externas tanto en inflación como en la política monetaria externa.

Será importante mantener un cercano monitoreo sobre la dinámica de precios y actividad local. Adicional a estos factores, se destaca el análisis sobre el mayor déficit de cuenta corriente observado y previsto para el año.

En principio, lo vinculan a una mayor actividad local, pero también representa un potencial riesgo por la necesidad de su financiamiento en un contexto, como lo mencionó el Gerente, de mayores expectativas de tasas externas y adelantamiento de la normalización de la política monetaria externa.

Si bien es temprano para que se materialicen los riesgos sobre la postura de política, si consideramos que se empieza a preparar el terreno para el inicio del ajuste de la política local. Con ello, seguimos esperando estabilidad en tasas por los próximos meses, pero reconocemos que existe un riesgo a que se pueda anticipar el momento de inicio del ciclo de normalización.

Visto 353 veces