Jueves, 30 Septiembre 2021 07:04

Ruralidad con iniciativas para la educación financiera

Por

Es necesario que la educación rural sea más incluyente por medio de la implementación de iniciativas que impulsen herramientas financieras prácticas para ser utilizadas en la vida cotidiana.

Los campesinos colombianos ven con muy buenos ojos la decisión de trabajar decididamente por la educación e inclusión financiera y todo lo que implique formar a los productores para que comprendan a fondo los alcances de la banca, su adecuado manejo y la manera de acceder al universo del sector financiero, incluyendo fondos de pensiones y otras áreas, que, para el caso de la ruralidad, demandan conocimiento, formación y con el tiempo la mejor decisión.

El presidente de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos, Anuc, Luis Alejandro Jiménez Castellanos, le dijo a Diariolaeconomia.com, que la educación y la inclusión financiera se hacen necesarios en la formación de los campesinos para que aprendan de manejos y movimientos financieros, es decir, cómo se hacen y cómo se deben aplicar para que la plata que manejan deje de ser de bolsillo y sus asuntos funcionen bien; estimó necesario adecuar el sistema para el campesinado porque la idea es aprender y direccionar con toda la estructura del ahorro, pues no basta con quedarse en el conocimiento, se debe pasar a la práctica.

El directivo concluyó que los productores del sector primario necesitan herramientas financieras, saber de riesgos y mejores usos del efectivo, un conocimiento que los lleve a la eficiencia productiva sobre pilares financieros claro está, con condiciones que se acomoden a la realidad del campesino.

 

Sigue creciendo la inclusión financiera

Según el reporte de la Banca de las Oportunidades publicado en 2019, la inclusión financiera en las zonas rurales en Colombia alcanzó una cobertura de aproximadamente el 66%. Estos resultados aumentan la necesidad de impulsar iniciativas para reducir la brecha existente y contribuir al crecimiento económico en la sociedad.

La pandemia, en opinión de los expertos, agudizó los problemas de educación en el país. Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, la emergencia sanitaria ha dado lugar al cierre de instituciones educativas en más de 190 países de la región.

Los retos cada vez son mayores, por ello es necesario que la educación rural sea más incluyente por medio de la implementación de iniciativas que impulsen herramientas financieras prácticas para ser utilizadas en la vida cotidiana.

En ese sentido, el sector privado viene sumando acciones en esta materia. Este es el caso del Fondo de Pensiones y Cesantías Porvenir, compañía que en el 2020 desarrolló un proyecto piloto de educación financiera en la ruralidad, puntualmente en el municipio de Chaparral, Tolima.

Este plan contó con la participación de 680 familias a quienes Porvenir les brindó herramientas como radios, cartillas, alcancías, esferos y material de estudio. La iniciativa llegó a 23 escuelas de este municipio, impactando indirectamente a más de 40.000 oyentes de la emisora del Ejército Nacional. En este espacio se trataron temáticas como el ahorro y cómo generar ideas para el desarrollo rural.

Las clases radiales surgieron de la necesidad de cubrir zonas donde el acceso a internet es limitado y en las que la pandemia dificultó la asistencia al aprendizaje presencial. Por eso, Porvenir buscó opciones para que los niños, sus familias y la comunidad en general pudieran hacer de su entorno un ambiente ideal para aprender sobre la importancia del ahorro.

 

Profesores, con apoyo didáctico, se le midieron a la educación financiera

 

 

La participación de los profesores de las escuelas fue de vital importancia para el buen aprendizaje. Por ello, recibieron capacitaciones y herramientas como cartillas, inducción al programa presencial de finanzas y encuentros virtuales con el fin de lograr el acompañamiento adecuado a los estudiantes.

Para Porvenir la educación financiera es un instrumento clave en la formación de los niños y en el campo se hace muy necesaria, ya que les permitirá alinear sus prioridades para tomar mejores decisiones como consumidores, productores y emprendedores.

El Gerente de Mercadeo de Porvenir Bernardo Sánchez, sostuvo que, los buenos resultados del primer ejercicio de educación financiera en la ruralidad motivaron a la AFP Porvenir, a llegar a más regiones del país con las clases radiales. Por eso, explicó, en 2021 el Fondo llega a cinco departamentos. Manifestó que en lo que resta del año, los micrófonos de las emisoras del Ejército Nacional estarán abiertos para que los niños enseñen a toda la comunidad acerca de la importancia del ahorro, del manejo del dinero y del emprendimiento. Esto, conceptuó Sánchez, les permitirá identificar oportunidades en sus territorios para ellos y sus familias.

La iniciativa se suma al compromiso de Porvenir con la Agenda Global y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OSD) de las Naciones Unidas, especialmente, los objetivos uno y cuatro, que buscan ponerle fin a la pobreza y promover la educación de calidad.

Sobre el impacto de la iniciativa de educación financiera en la ruralidad, Sánchez precisó que la iniciativa fue muy bien recibida, razón por la cual este año la AFP Porvenir continuará con su proyecto de clases de ahorro y finanzas, llegando a Cundinamarca, Tolima, Magdalena, Santander y Nariño. Complementó que, a través de este interesante y útil proyecto, la administradora espera beneficiar a más de 5.000 familias de forma directa y a más de 200.000 personas de forma indirecta, todas conectadas por las emisoras del Ejército Nacional y emisoras comunitarias, aprendiendo sobre emprendimiento, ahorro y finanzas.

 

Un proyecto de clases radiales que cautiva

 

 

El gobierno de Carlos Lleras Restrepo, que se dio entre 1966 y 1970, tuvo la iniciativa de Bachillerato por Radio, quizás la única opción educativa para miles de colombianos. En su administración fue creado el Fondo de Capacitación Popular que le dio rienda suelta al proyecto, pero al ser insuficiente la cobertura televisiva, la radio jugó un papel preponderante en un país de radioescuchas por excelencia.

El programa educativo que usó las ondas electromagnéticas para formar a los jóvenes, esencialmente campesinos, empezó en 1968, pero con la liquidación del Instituto Colombiano de Radio y Televisión, Inravisión, en 2004, las clases igual terminaron.

Cabe anotar que ya con antelación la Acción Cultural Popular, ACPO, a través de Radio Sutatenza que emitió por primera vez en mayo de 1948, por la gestión del padre José Joaquín Salcedo, envió al aire clases y escuelas radiofónicas para la ruralidad con todo éxito.

Como lo bueno se replica, el Fondo Porvenir le apuntó a un proyecto de clases radiales, y según el Gerente de Mercadeo de la AFP, Bernardo Sánchez, el primer paso consistió en preparar la metodología y las temáticas a implementar según los enfoques esperados en cada departamento. Posteriormente, anotó, Porvenir trabajó en la construcción del material pedagógico para brindar mayor claridad en la información compartida y, simultáneamente, se realizó la convocatoria de 20 niños y adolescentes de diferentes ciudades del país para identificar a los mejores talentos con habilidades de comunicación con el propósito de hacerlos partícipes en las clases radiales y generar mayor cercanía con la audiencia.

 

 

“Así mismo, fuimos a las escuelas seleccionadas en cada departamento, donde los padres de familia con sus hijos y profesores nos acompañaron recibiendo una charla de inducción del programa de educación financiera y el material de aprendizaje. Después de finalizar la entrega en los cinco departamentos, dimos inicio al desarrollo de los módulos temáticos. En cada clase se aborda un capítulo el cual es apoyado por el material pedagógico, en total, la iniciativa educativa contempla 10 módulos de aprendizaje”, especificó Bernardo Sánchez.

 

Finalizando el año, Porvenir hará una evaluación de impacto frente a lo aprendido por los estudiantes y los docentes que permitirá entender a profundidad el alcance de lo implementado.

 

¿En qué consiste la estrategia en los departamentos?

En opinión del Gerente de Mercadeo de Porvenir Bernardo Sánchez, la compañía está haciendo presencia en cinco departamentos del país, en cada uno de ellos ha implementado una metodología basada en el análisis de sus contextos, condiciones y necesidades. En ese sentido, comentó, en el departamento del Tolima, Porvenir profundizará y consolidará los proyectos productivos realizados en 2020, enfocados en el sector del Cañón de las Hermosas en el municipio de Chaparral, donde la AFP llega a 22 colegios.

 

 

Afirmó que igualmente en el departamento del Magdalena, Porvenir impulsará el desarrollo de las comunidades pesqueras. Expuso que en esta zona habrá beneficio en tres municipios puesto que el programa impactará cinco colegios.

 

“En Santander buscamos incentivar el progreso de poblaciones rurales campesinas de la región, para ello hemos llegado a 14 instituciones educativas en los municipios de Sabana de Torres, Carmen del Chucurí y San Vicente de Chucurí. Por otro lado, en Nariño, nos hemos acercado a las comunidades rurales afectadas por el posconflicto, puntualmente en dos instituciones educativas ubicadas en comunidades del municipio de Tumaco. En Cundinamarca, buscamos aportar a la transformación gradual de las condiciones de vulnerabilidad de las comunidades, beneficiado un total de 51 instituciones de distintas veredas”, informó Sánchez.

 

Una iniciativa con aliados

Para el éxito de este proyecto, señaló Bernardo Sánchez, Porvenir cuenta con aliados estratégicos como la Fundación Inngenia, organización que se encarga de la creación de los contenidos, malla curricular y las clases radiales. Por otro lado, está la Fundación Tejiendo Redes que se encarga del relacionamiento con la población objetivo.

Por último, el Ejército Nacional el cual apoya con la entrega de todo el material de estudio a las comunidades y da los espacios en las emisoras de los departamentos para divulgar las clases.

Visto 2077 veces