Sábado, 11 Diciembre 2021 00:20

La economía en 2022 estará condicionada al comportamiento sanitario

Por

Si bien, hay aspectos que invitan al optimismo en lo que tiene que ver con reactivación económica, la pandemia sigue siendo un enorme acertijo.

Los analistas económicos del BBVA Research, afirmaron que la economía mundial, incluida la colombiana puede empezar a mostrar signos de fortalecimiento y recuperación, sin embargo, reconocen que la pandemia sigue, que hay prevenciones por tomar y que el entorno en el frente sanitario continua enrarecido.

La economista en jefe de BBVA Research Colombia Juana Téllez, dijo en Diariolaeconomia.com, que por fortuna el cierre de 2021 para la economía en general es muy bueno, totalmente inesperado pues al devolver la película diez meses atrás, nadie estaba tan optimista con la reactivación.

 

“Es un hecho, hay recuperación en el consumo, en la inversión de maquinaria y equipo, es importante y estamos viendo un empleo que poco a poco va mejorando, es mucho más lenta la redención de este indicador, pero en síntesis son buenas noticias. Además, tenemos una economía en donde los referentes de confianza muestran que ganamos tranquilidad y familiaridad, no estamos en niveles muy altos, pero la curva sigue hacia arriba. Sin duda el cierre de 2021 es espectacular después de todo lo que pasó en 2020 y arrancando el año que ya se despide, cuando el choque era estimable, muy fuerte, nos encontramos frente a grandes retos, pero lo estamos haciendo bien frente a un impacto como el que significó la pandemia”, declaró la economista.

 

Un aspecto que llegó como a manera de ñapa fue la crisis logística que generó un rompimiento en la cadena de suministro, impactando abastecimiento y encareciendo los productos básicos e inclusive los manufacturados o con alto componente de valor agregado. Sin exagerar, la situación puso a temblar al mundo que aún sigue mostrando ese apenas consecuente nerviosismo.

Según Téllez, la situación generó alarma, empero fue admirable ver de qué manera el mundo logro superar un lío que estaba ocasionando inflación global y muchos inconvenientes en los puertos. Aclaró que, por la pandemia, las industrias del globo no pudieron producir a la misma velocidad de la demanda, los barcos no respondieron y los contenedores escasearon, imposibilitando mover mercancías y productos de gran necesidad.

Otro punto que pesó en la situación fue el exceso de consumo porque la gente efectivamente adquirió muchos bienes y pocos servicios, luego el igual fue un choque que redundó en inflaciones muy altas, todo adicional al precio de los commodities. La combinación, recalcó la experta, fue inesperada, nadie la preveía porque jamás se imaginó una recuperación tan fuerte en el factor consumo.

 

El 2022 tendrá un arranque complejo, pero habrá dinámica

 

Imagen-de-Tayeb-MEZAHDIA-en-Pixabay

 

De cara a lo que pueda pasar en 2022, el BBVA Research Colombia está muy optimista porque el 2021 dejará una economía creciendo por arriba del nueve por ciento, cifra que se va a superar con un cuatro por ciento el año próximo, una reavivación sobre una base bastante fuerte, luego el optimismo es todo, sin embargo, existe plena conciencia en los gobiernos y las economías de cómo van evolucionando las variantes del virus, los cierres que vengan por este asunto, de todas formas la analista afirmó que Colombia ha aprendido a manejar la enfermedad y a convivir con ella.

Un dato alentador es que en vacunación la tarea se está haciendo al derecho, pues Colombia está en los niveles de Reino Unido, algo determinante para sostener la apertura de la economía y la prestación de servicios.

 

“El país estará de todas maneras muy condicionado a lo que pase con la pandemia. Vamos a tener esos sustos por el aumento de las estadísticas y de la manera en que avance la epidemia, pero insisto, con la vacunación hay terreno ganado, debe ser de todos y será esencial para evitar nuevos cierres y así poder convivir con las siguientes variantes del Covid-19”, declaró Juana Téllez.

 

La dificultad con el suministro dejó grandes lecciones

 

Imagen-de-Ernesto-Velázquez-en-Pixabay

 

Uno de los más grandes inconvenientes de la crisis logística internacional fue la escasez y los sobrecostos, un tema que invita a repensar los sistemas de producción agropecuaria en Colombia y en los demás países para no repetir la historia, ya que el abastecimiento no se puede perder.

La pandemia y los temas logísticos muestran hoy varios retos, uno que el país debe producir y dos que las protestas no pueden reiterar lo de abril y mayo cuando los cierres en las vías ocasionaron una debacle, mostrando vulnerabilidad en la cadena alimenticia, algo que debe cuidarse porque es determinante mover los bienes al interior del país. Un reto de marca mayor es poder generar el granel para alimentar los animales de granja puesto que lamentablemente todo es importado y Colombia, apuntó Téllez, está en capacidad de hacerlo porque hay un potencial agrícola impresionante que no se usa.

 

El proceso electoral siempre genera expectativa

Como en todos los países, las elecciones generalmente causan incertidumbre y volatilidad como la que tendrá Colombia sin duda alguna en las elecciones de marzo para el Congreso y luego lo que llegará por ese motivo en las vueltas para presidencia de la República.

Indicó que el proceso electoral generará mayor volatilidad en la tasa de cambio y en la inversión, de todas maneras, el BBVA espera que todo quede resuelto relativamente rápido y así retomar una segunda parte de 2022 muy buena.

Imagen-de-Thor-Deichmann-en-PixabayMirando el devenir del país, el BBVA Research afirma que el gran reto del futuro gobierno será de corte económico. El tema, sostuvo, tendrá que estar de arranque en el Congreso y en la Casa de Nariño junto a pobreza e inequidad que aumentó mucho con la pandemia.

A criterio de Juana Téllez, un frente que demanda atención e inversión de manera perentoria es la educación, lo cual obliga a abrir los colegios públicos cerrados y adicionalmente, desatrasar a los niños que perdieron los últimos dos años de escolaridad, algo importante para el potencial de Colombia y para el futuro del país.

 

“En términos tributarios yo creo que debemos pensar con responsabilidad, qué tipo de Estado vamos a querer, ya que si optamos por uno grande tenemos que pensar con urgencia en una reforma tributaria o por el contrario vislumbrar un Estado más pequeño, menos costoso que evite a toda costa aumentar las cargas impositivas”, aseveró.

 

Para Téllez lo ideal sería apostar por un aparato estatal de menor tamaño y volver a los niveles de gasto de hace unos años, puesto que en los últimos tiempos subieron desproporcionadamente, algo complejo porque el país no es capaz de financiarlo sin afectar la inversión.

Al hablar de empresas y capacidad instalada es visible que algunas factorías están volviendo a unos niveles aceptables de productividad, en algunos casos hay factorías con tasas altísimas de uso de su maquinaria y personal. En ese sentido, es entendible que la mayoría de las importaciones se estén dando en equipo y bienes de capital. Al observar eso, expuso, sí hay un ensanchamiento de la capacidad industrial que se espera se mantenga en 2022 y los años siguientes para aumentar la capacidad de manufactura o elaboración.

Hay optimismo, subrayó, porque se ve la recuperación de la economía, Colombia demostró capacidad y reacción, algo cercano a la resiliencia que ayudó con la recomposición de los indicadores económicos y sociales. Los retos son numerosos, pero lo real es que el país logró hacer muchas cosas que a otros les costó más trabajo.

La preocupación sigue siendo el ponerse al día con la educación, porque hay niños que están sin este derecho fundamental, un lío considerable ya que hace parte de un problema que demanda tiempo.

La pandemia demostró que era necesario tener acceso al sistema financiero, utilizarlo, toda vez que en el confinamiento resultó muy versátil y fácil de hacer. Tan elemental fue que los pensionados ahora tienen las debidas cuentas, las cuales manejan en sus casas de manera digital, una tendencia que llegó para quedarse, pues el país creció en educación financiera y mejor utilización de los canales que ofrece la banca.

A futuro, por la tendencia, es muy probable que haya un crecimiento en el uso de la banca, porque si bien es cierto, hoy lo están aprovechando, en el corto o mediano plazo, por comodidad será utilizada mucho más, algo en favor de la productividad y utilización eficaz del tiempo.

 

 

Las tasas de interés, desde el punto de vista del BBVA Research, siguen siendo bajas, porque hay una inflación por encima del cinco por ciento versus unos tipos de interés aún en niveles bajos o negativos. El momento, dijo, invita a seguir invirtiendo y comprando.

 

“Veremos un Banco de la República, posiblemente subiendo en la reunión de diciembre las tasas de interés de referencia y lo propio en la primera parte del año. Hay un proceso de incremento en las tasas que resulta necesario para tener ancladas las expectativas de inflación, eso es importante. En términos de tasa de cambio hubo una devaluación reciente, más atada al tema global, pero que sin duda está afectando a muchos importadores. Algunos exportadores están sacando beneficio del mayor precio del dólar, pero a otros no les ayuda la capacidad productiva para salir, ni los mercados para vender, los cafeteros lo están haciendo bien, pero necesitamos que más sectores exporten”, señaló la economista en jefe de BBVA Research Colombia Juana Téllez.

 

Por lo que sucede en temas logísticos, posiblemente vendrá un apogeo de los TLC con Estados Unidos y Europa, este último casi sin estrenar. En la perspectiva del BBVA Research, habrá un cambio en las cadenas de valor, pero al estar Colombia más cerca de Norteamérica, resultará más sencillo acceder al mercado estadounidense, habrá menos competidores, en Europa igual se abre la puerta luego los TLC van a usarse más, ya que, al rubricarse el tratado de libre comercio con los europeos, les llegó la crisis, vino luego la pandemia, algo que hace pensar que están por asomar los mejores tiempos.

Visto 2686 veces