Domingo, 10 Julio 2022 01:14

ACH, 25 años poniéndole corazón a las soluciones financieras digitales

Por
ACH, 25 años poniéndole corazón a las soluciones financieras digitales Imagen-de-Gerd-Altmann-en-Pixabay

La empresa nació en tiempos de dificultad global y sabe darle manejo a todas las coyunturas internas y exógenas. En su aniversario persiste el compromiso, la innovación y el desarrollo digital.

Cuando se habla de transferencias electrónicas y eficiencia, necesariamente llega a la memoria ACH Colombia, una empresa fundada en 1997 como Cámara de Compensación Automatizada, todo porque las entidades financieras querían optimizar las operaciones y brindar nuevos servicios al público. De hecho, la empresa diseña y construye productos y servicios financieros digitales que repercuten favorablemente en hogares y empresas.

Mirando las cuitas de ACH, empezó ofreciendo soluciones a los clientes por medio de unas reses afianzadas en su momento, Ascredibanco, Red Multicolor. Redeban, Servibanca y A Toda Hora, unas firmas que hicieron mucho más viable la creación de la asociación.

La empresa cumple a cabalidad con su misión en vista que, entrega soluciones transaccionales y de información, confiriendo valor añadido a los usuarios, una manera directa y apropiada de apoyar la inclusión, así como la digitalización financiera, desde luego mejorando con creces la calidad de vida de la gente.

Igual la visión de ACH se cumple al pie de la letra, ya que la empresa afianzó un marcado liderazgo en el ecosistema de transacciones e información. A la fecha tiene en portafolio soluciones innovadoras, ágiles, de muy fácil uso y sobre todo, seguras, sin exagerar, un universo de facilidades que articulan el país productivo.

La compañía ha dado pasos gigantes y deja ver un crecimiento vertiginoso, en el año 2000 la banca y el sector financiero entraron a ACH en calidad de accionista, inyectándole musculatura, confiabilidad e impulsando un sistema eficaz de hacer transacciones.

En 2001 ACH puso a disposición de los bancos y financieras el servicio de transacciones débito, una manera de hacer operaciones entre usuarios y distintos entes financieros para canalizar recursos destinados a cubrir obligaciones. El año 2005 llegó con novedades, incursionaron los Pagos Seguros en Línea, era un momento especial porque el usuario podía acceder al botón de pagos PSE, un salto de calidad porque se facilitaban desembolsos y compras en línea, todo con dinero depositado en la respectiva cuenta.

En ese mismo año, la resolución 1738 del cuatro de noviembre de 2005 hizo que ACH Colombia, pasara a inspección, vigilancia y control de la Superintendencia Financiera de Colombia en vista que la firma fue relacionada como entidad administradora de sistemas de pagos de bajo valor. La empresa ha tenido todo tipo de reconocimientos y su portafolio crece de manera interesante, en 2006 ACH ofreció el Servicio Operativo de Información, SOI, una herramienta versátil para liquidar los aportes a la seguridad social y obligaciones parafiscales, a través de la plantilla integrada PILA, un instrumento que disminuyó trámites e hizo más cómodo el proceso de pago a las administradoras.

El trabajo resultó intenso y cargado de metas, en agosto de 2007 la firma auditora internacional BSI le hizo entrega a ACH de la certificación ISO 27001 en reconocimiento a la implementación del Sistema de Gestión de Seguridad de la Información.

En 2007 son instituidos los servicios ACH Directo, un avance interesante porque permitió las transferencias interbancarias en tiempo real. De manera conjunta nace la pasarela PSE o gestión integral, para pagos en línea, extendiendo la escala de servicios.

 

 

En charla con Diariolaeconomia.com, el Presidente de ACH Colombia, Gustavo Vega Villamil, aseveró que hay regocijo al interior de la compañía porque han pasado 25 años en los que se les ha prestado un servicio de calidad y atiborrado de valores agregados a los colombianos. Anotó que, si bien la pandemia afectó inevitablemente a todos los sectores económicos, la empresa vio el fenómeno pandémico con resultados muy positivos porque a la gente le tocó quedarse en casa y hacer uso de los medios digitales para realizar compras y pagos.

Agregó que la pandemia ayudó a ACH, ya que hubo un mejor comportamiento de las transacciones.

La aparición del Covid-19 increíblemente aceleró lo que la empresa estaba esperando y era esa digitalización en los servicios financieros, una dinámica que se proyectaba a muchos más años. Dijo que la epidemia acabó con las filas y las diligencias bancarias, un hecho que no solo registró el mundo bancario sino el modo de vida en general, por ejemplo, la escolaridad y el plano laboral que incursionaron por fuerza mayor al contexto digital, un arribo inesperado a la cuarta revolución industrial.

El pago digital, aparte de seguro y eficiente, les dio a las personas la opción de hacer todo con mayor celeridad y tranquilidad, evitando los riesgos que implica la calle cuando de manejar dinero se trata. En este caso, apuntó Vega, la gente encontró comodidad y la facilidad de hacer pagos a cualquier hora y día de la semana, sin importar horarios lo que incluye sábados y domingos, unas operaciones fáciles de ejecutar desde la poltrona o la calidez de la cama.

Los cada vez más afianzados sistemas de pagos electrónicos, expuso Vega, traen muchos beneficios porque las personas no invierten en su carro o transporte, todo desde la seguridad y confort del hogar, es decir seguridad y eficiencia.

En 25 años, ACH tan solo ha experimentado situaciones gratas, logró nacer con tremenda fuerza y consolidarse con un vademécum de servicios que se traducen en confiabilidad y fidelización. La compañía trabaja en un portafolio a la medida de los colombianos de las distintas orillas, como quien dice que es muy útil para hogares, comerciantes y empresas.

 

“Ese es el reto que siempre hemos tenido, llegarles a los colombianos independientemente de su rol, esto es, empresas, Gobierno, los usuarios y el grueso de los ciudadanos. El desafío es grande, aquí no hay preferencia por ninguna clase social y menos para segmentos puntuales de la economía, estos son servicios abiertos para todos los nacionales, algo que nos complace, pues la idea es que ningún colombiano se quede por fuera”, declaró el señor Vega Villamil.

 

 

A la par con la pandemia, vinieron aspectos geopolíticos como la guerra de Rusia con Ucrania, el rompimiento de la cadena valor, consecuencia de la crisis global logística y temas internos como inflación y el precio del dólar, factores que presionaron cambios en la manera de pensar y de concebir las empresas, un tema de tan alto relieve que hoy tiene al mundo hablando de cadenas regionales de valor.

Por todo ese entorno, y advirtiendo que la pandemia les cambió la vida a los seres humanos, llegaron nuevas formas de hacer las cosas, pues hoy los clientes son mucho más exigentes, de hecho tienen más oportunidades y ven la óptica global, lo que hace que el sector financiero y otros frentes productivos tengan que propender por un ajuste, todo amoldándose a las nuevas necesidades de los consumidores que quieren servicios con mayor personalización, muy acordes con las necesidades, empero, en ese reto la tecnología ayuda de manera impresionante al igual que el manejo de la información. Todo apunta, comentó el presidente de ACH Colombia, a que el país va camino a una banca más personalizada, dejando el perfil general, y atendiendo diferentes generaciones, gustos, tendencias y preferencias, prácticamente el curso para aterrizar en una banca individual.

Ese, sostuvo el directivo, es el camino, no es fácil, hay que personalizar, pero es la tendencia que se está dando. La banca tiende a ser más eléctrica por la velocidad que imprimen en sus vidas las nuevas generaciones, atrás está quedando el pago en cheque que demandaba dos o tres días, actualmente se hace un desembolso en segundos y si no llega con seguridad habrá inconvenientes.

El tema de la celeridad, explicó Vega Villamil, es una realidad apalancada en una evolución sistemática permanente ya que el día a día del país, de la tecnología y las redes sociales han hecho ver las cosas de una manera distinta, no solo a los jóvenes, a todo el público, haciendo la precisión que la juventud llegó con la era digital incorporada en tanto que a los más veteranos les tocó hacer el curso y sobre la marcha aprender, de todas maneras, es un escenario afortunado que hace que todo en el planeta se mueva mucho más rápido. Un parangón las noticias que son inmediatas y otros campos de la vida que conmina a los seres humanos a acomodarse a esas nuevas circunstancias, todo para adaptar los servicios para cumplir con las necesidades de los clientes.

 

Por facilidades digitales, la banca tiende a ser de menor tamaño

 

 

Por el crecimiento apresurado de la banca en plataforma, hay una tendencia de corto o mediano plazo y es que las entidades financieras buscan adelgazarse y operar en temas estrictamente puntuales. Ante esta realidad Vega Villamil señaló que toda esa evolución es notoria con los bancos digitales que operan en Colombia sin red de oficinas, una realidad que obliga a competir con ese tipo de ofertas financieras con servicios digitales y muy sofisticados.

Para ciertos negocios especiales tendrá que mantenerse la red de oficinas, pero indudablemente sostener una agencia resulta mucho más costoso a nivel de estructura, el arriendo, el local y la tecnología. Con todas esas variables, recalcó el presidente de ACH, seguirán, no desapareciendo las oficinas, pero sí crecerán las opciones digitales como las billeteras o las Sociedades Especializadas en Depósitos y Pagos, SEDPE, que son muy eficaces y no necesita locales para funcionar.

En este momento ACH atiende todo un ecosistema financiero en vista que está presente en la banca cooperativa, billeteras, fiduciarias, SETPES, bancos digitales y todo tipo de soluciones que permiten ampliar la cobertura a más colombianos, un propósito de la empresa y una decisión que en opinión de Vega Villamil, fue sumamente importante hace unos años, pues el facilitador y creador de productos y servicios no se quedó solo en bancos sino que aprovechó la amplitud del sistema para que los colombianos tuvieran acceso a nuevas propuestas financieras.

Con los anuncios hechos por el Presidente electo de Colombia Gustavo Petro, en el sentido de tener más recursos en el sector primario y en las pymes, con la generación de una renta social que permita reactivar dos frentes alicaídos y golpeados por la apertura económica y los TLC, el grupo ACH indicó que igual las nuevas políticas son retadoras en el sentido de que habrá que trasladar recursos a zonas más apartadas en donde posiblemente se consoliden empresas rurales y de agroindustria.

Subrayó que el servicio en la empresa seguirá siendo eficiente porque sin importar la industria ni el sector, habrá soluciones electrónicas y digitales para quienes demanden recursos en el lugar del país que sea.

 

“Si la estrategia del Gobierno es esa, bienvenida, porque nos permite seguir apoyando al sector agricultor, a la ganadería, las empresas transformadoras e inclusive las compañías que se dediquen a las energías renovables. La ventaja es que nuestros servicios no tienen características especiales, habrá que esperar que plantea el nuevo mandato y así definir de qué manera se pueden apoyar las iniciativas de desarrollo, pues lo que buscamos es que Colombia sea cada vez un mejor país”, afirmó Vega Villamil.

 

 

La designación de José Antonio Ocampo Gaviria como nuevo ministro de Hacienda y Crédito Público, dio tranquilidad a los colombianos por tratarse de una persona muy preparada, experta y con fogueo en esa cartera y en la multilateralidad. Puntualizó que ese nombramiento fue un acierto porque lleva unos mensajes claros.

 

“En general deseamos que al Gobierno le vaya bien porque pienso que ese es el sentir de todos los colombianos, y sin duda fue un buen mensaje la designación de José Antonio Ocampo, en el ministerio de Hacienda, la de los grandes desafíos”, resaltó Vega.

 

Dentro de las tareas duras por cumplir en ese Ministerio está la reforma tributaria, una expectativa que se cierne sobre el nuevo Gobierno, ya que hay mucho por hacer y sostuvo que en donde haya que apoyar ACH estará presta a dar una mano.

Un buen mandato, expuso Vega Villamil, despejaría muchas dudas por cuanto el país tiene unos indicadores asustadores, por ejemplo, en el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos, deuda externa, inflación, tasa de cambio y otros en donde los números no son para nada alentadores, un tema alejado de lo político porque salta a la vista que el raigambre del problema es la situación económica global, un asunto inflacionario alarmante en Estados Unidos, ruidos de una posible recesión en el país del norte, la guerra entre Rusia y Ucrania que ha golpeado tremendamente y una pandemia de larga duración, que a juzgar por los últimos datos de morbilidad, se está reavivando.

Vega Villamil complementó que las circunstancias externas hacen que la situación no se vea muy alentadora, empero dijo que hay que seguir apoyando con trabajo y optimismo, haciendo todo de la mejor forma posible, ya que no hay tiempo de llorar sino de empujar y aportar.

 

Estados Unidos, un acertijo

No son pocas las voces que llegan desde Washington, Nueva York y la convulsionada, por estos días, Gran Manzana, en lo que puede ser una recesión de grandes magnitudes, una terrible notificación para Colombia y el hemisferio por los vínculos comerciales y económicos que se tienen con Estados Unidos, un tema que de darse hace pronosticar tiempos difíciles si la política dirigida se agudiza en tierras estadounidenses.

El lío es que un apremio de esa magnitud no coge confesado al país si se tiene en cuenta que Estados Unidos es uno de los principales socios comerciales de Colombia y si allá llegan problemas, con toda seguridad habrá un impacto en la economía colombiana. Vega aseveró que, en medio de tanto presagio apocalíptico, lo más prudente es esperar y seguir trabajando, insistió en que hay un ministro de Hacienda designado que ofrece garantías y confianza, toda vez que de manera prudente está observando el terreno y observando cómo viene el tema para después tomar sabias decisiones, algo totalmente alejado de la campaña política.

Anotó que la especulación sobre las reformas no es sana porque lo obvio es hablar o proyectar sobre la base de las realidades, una invitación a bajar el rumor, a esperar la posesión y al nombramiento de los respectivos equipos. Anticiparse, cuestionó, nunca ha sido sensato.

 

ACH, un futuro con mucha más tecnología

 

 

El Presidente de ACH Colombia dijo que la tecnología no sabe de descanso ni pausa, motivo por el cual vislumbró unos servicios financieros totalmente avanzados, atiborrados de inteligencia artificial y toda una apuesta que puede llevar al celular a ser mucho más protagonista, al igual que los relojes.

Anotó que hijos y nietos verán lo impensado en 25 años hacia adelante, unos adelantos y descubrimientos que seguirán marcando cambios en el comportamiento de las sociedades y en la oferta de servicios financieros.

Al abordar el tema de la seguridad que sigue acechada por hackers o piratas informáticos, Vega dijo que el grupo hizo unas inversiones llamativas para blindar el sistema y seguir siendo un medio confiable y eficaz. Expuso que así como la tecnología de procesamiento creció a un ritmo asombroso, la de seguridad no se quedó atrás y evolucionó de manera importante.

Hoy, expresó, se ha hecho un esfuerzo por mantener el medio actualizado con la mejor tecnología posible, todo muy apalancado con los actores del ecosistema, las entidades financieras, para que en conjunto se brinde una seguridad importante para que los usuarios confíen en los servicios.

 

“Hicimos nuestro plan estratégico de seguridad, toda la definición de políticas y estamos implementando más herramientas, afortunadamente el procesamiento mejora, pero la seguridad, repito, también avanza y se optimiza", enfatizó el Presidente de la firma.

 

 

ACH, comentó el connotado empresario, trabaja decididamente en un programa de renovación tecnológica entendiendo que las plataformas de la empresa tienen ya sus años, un contexto que llevó a decidir hace un par de años, que era necesario adelantar el proceso de migración de la plataforma tecnológica, todo con varios propósitos, primero, adoptar tecnología de punta con mejor desempeño para optimizar los servicios actuales, desarrollar nuevos servicios, facilitar la integración con terceros, incluyendo el tema de seguridad, luego para la compañía, es determinante estar en esos menesteres. Esta semana, manifestó Vega Villamil, se hará el primer cambio y después de manera paulatina se irá implementado la nueva tecnología en aras de que los servicios cada vez sean más adecuados y seguros.

En 25 años, mucha agua pasó por debajo del puente, en este momento son más los motivos de celebración y júbilo porque se pasó de un empleado a cerca de 300, todo lo que confirma que ha habido crecimiento, en PSE y transferencias, una dinámica importante, llena de satisfacción ver que la App, Transfiya es una realidad, todo motivo de orgullo.

 

"Después de todo lo que se ha hecho no me siento tranquilo porque hay mucho por hacer, estoy convencido que aún no ha llegado el día en que pueda decir abiertamente que ya cumplí. Me satisface la labor hecha, pero hay un reto grande y es seguir haciendo más cosas por los colombianos. Todo estaba trazado e insinuaba éxito porque la empresa nació en una época complicada, allí fue clave la persistencia, el optimismo, no desfallecer y tener un grandilocuente equipo de trabajo, totalmente comprometido, entusiasta y dedicado", apuntó el Presidente de ACH Colombia, Gustavo Vega Villamil.

 

Concluyó que como empresario es obligatorio vivir de retos porque estos motivan a seguir adelante, a cambiar y mejorar.

 

ACH, sin vacilaciones en seguridad

 

A su turno el Vicepresidente de Operaciones y Tecnología en ACH Colombia Luis Alberto Fernández Pulido, afirmó que cada vez hay mayores blindajes en el sistema bancario, particularmente en una empresa afianzada que presta soluciones y servicios financieros.

El directivo manifestó que ACH siempre ha tenido la seguridad como un pilar fundamental en el desarrollo de productos. Añadió que, por citar un dato, ACH fue la primera entidad vigilada que sacó un servicio core en la nube con tecnología de Blockchain ya que Transfiya está hecho con el casi invulnerable Blockchain, lo que indica en qué niveles de blindaje está la empresa y porque permanentemente se hace innovación alrededor de la seguridad.

El asunto reviste la mayor importancia porque precisamente el término Blockchain está asociado con el mundo de las criptomonedas en donde el factor certeza y confiabilidad es definitivo.

 

“Este es uno de los primeros sistemas core del medio financiero que está hecho sobre tecnología Blockchain, nosotros no hemos divulgado mucho este tipo de cosas, pero la verdad es una muestra de los niveles de seguridad que manejamos en todos los servicios. Para la empresa PSE es fundamental y por ello contamos con cuatro o cinco grados o categorías de seguridad. En cualesquiera momentos algunos especialistas nos dijeron que eso era un poco exagerado, sin embargo, preferimos tenerlo en ese sentido siempre y cuando balanceemos el desempeño porque cada vez que su suma un componente se seguridad, el responsable sacrifica un poco de experiencia o desempeño, pero preferimos eso por encima de cualquier otra cosa”, señaló Fernández Pulido.

 

 

La pandemia indudablemente se prestó para todo, en ese encierro fue cuando más operaron los hackers, ya que el número de ataques a cuentas aumentó exponencialmente. El fraude reportado creció en ACH, pero gracias a todas las medidas adoptadas en seguridad, básicamente en PSE, la cifra no es nada comparada con otros medios como las tarjetas de crédito por citar uno.

ACH, ilustró Fernández Pulido, pudo controlar el tema de una manera muy rápida, pues los niveles de fraude de la compañía son supremamente bajos a través del canal de PSE, no porque haya sido vulnerado el botón de pagos como tal.

 

La prevención empieza por casa

Independiente de los ingentes esfuerzos que hacen las empresas, el sector financiero y desarrolladores como ACH, hay asuntos muy de la cultura colombiana que facilita datos y entrega información, un problema para la gente que en muchos casos culpa a los operadores.

La inquietud no es pequeña, dijo el Vicepresidente de Operaciones y Tecnología en ACH, porque el factor de éxito primordial en el uso de servicios digitales, está sentado en la educación de las personas que usan este tipo de servicios. Resaltó que a la tecnología no hay que tenerle miedo, pero repisó que el cliente no debe confiarse demasiado de ella, lo que no quiere decir que estén vedados los servicios, puesto que sí se pueden utilizar con toda tranquilidad.

Las personas deben desconfiar de las cosas que no son habituales, verbigracia, que lleguen links desconocidos, mensajes igual inéditos, ir a páginas inusuales o hacer uso de dispositivos que no ofrecen ninguna confianza, lo ideal es apalancar la operación en terminales propias o las empresariales. En ese punto fue recurrente, el cliente debe abstenerse de hacer transacciones en aparatos que no ofrezcan garantías.

 

“La prevención número uno está en nosotros y consiste en desconfiar de cada cosa, hoy nos están llamando por teléfono para pedir información confidencial y muy personal. El sistema financiero ha dicho hasta la saciedad que no se debe suministrar ningún tipo de dato por cuanto los bancos no piden eso y menos por una línea telefónica que no brinda garantía alguna. En el caso de ACH operamos de igual forma, nosotros no pedimos ninguna información en nuestros servicios y le recomendamos a la gente que por favor y por su bien no la dé”, advirtió Fernández Pulido.

 

 

Refrendó que cuando los usuarios encuentren información atípica, que se les pida ese tipo de datos, lo mejor es hacer la denuncia directamente con ACH porque muy seguramente se trata de algo que no está en el orden que debiera.

Sobre 5-G, el experto apuntó que sin duda vienen años de grandes desarrollos en los servicios financieros, todo sobre pilares de inteligencia artificial y otras tecnologías que a la postre aportarán mucho más valor a los servicios.
Anotó que resulta increíble imaginar IA o el Machine Learning, pero al servicio de la seguridad o de la misma aceleración de los productos.

 

“Con toda seguridad, este tipo de cosas nos ayudarán a tener un servicio enteramente confiable y que para una persona resulte más natural el uso de los canales digitales. El contar con el Blockchain hace parte de una serie de evoluciones y desarrollos para nada descartables, que en materia financiera estarán en el orden del día”, vislumbró Luis Alberto Fernández Pulido.

Visto 3425 veces