Sábado, 22 Octubre 2022 01:04

2023 puede traer serias dificultades financieras: JFK Cooperativa

Por
2023 puede traer serias dificultades financieras: JFK Cooperativa Imagen-de-Sergei-Tokmakov-en-Pixabay

Por alertas, la entidad crediticia manejará previamente riesgo con excesos de liquidez. Destacó que la recesión mundial y las altas tasas de interés impactarán el crédito.

Los expertos en política dirigida recomiendan muchísima prudencia con el manejo de la economía en 2023, todo porque hay aires de recesión en Estados Unidos y una dificultad apremiante en el resto del mundo. La situación no es la mejor, con el Covid-.19 quedaron secuelas tales como una aguda crisis global logística, escasez de materias primas y problemas de abastecimiento. Vino la invasión de Rusia a Ucrania que desencadenó una guerra entre los dos países y como retaliación los países miembros de la Organización de Tratado del Atlántico Norte, OTAN, impusieron una serie de sanciones que terminaron afectando al mundo en su totalidad.

Con el bloqueo a Rusia se hizo imposible adquirir fertilizantes, cereales, aceites, hierro, acero y otros bienes básicos, agudizando los indicadores de inflación en el mundo porque como era apenas lógico, sin abonos a la mano, el producto agrícola y de manufactura encareció por la escalada en los costos de producción.

Hoy el mundo la pasa muy mal, los alimentos treparon en precio y con el recrudecimiento de los enfrentamientos en Ucrania, el asunto se puso en extremo peliagudo, literalmente una pesadilla porque paulatinamente todo se encareció, llevando a los bancos centrales a tomar medidas de choque para contener el tsunami inflacionario que por lo visto en los últimos días no va a ceder, un apuro que hace terrible dupla con una devaluación peligrosa ya que el dólar sigue ganando terreno frente a otras monedas, haciendo del contexto, un preámbulo para el asustador 2023 que amenaza la economía mundial y con mayor severidad en aquellas con precarios índices en deuda externa, déficit en cuenta corriente y dificultad fiscal.

Las contingencias ya se están tomando, muchos bancos, cooperativas, comercios y financieras siguen implementando mecanismos de prevención y blindaje para evitar contratiempos, y de esa manera garantizar que los ahorros del público queden expuestos.

 

 

El Gerente General de JFK Cooperativa Financiera, Víctor Hugo Romero Correa, le dijo a Diariolaeconomia.com, que es innegable que hay rumores y temores, pero en esencia señales que llevan a pensar que la recesión en Estados Unidos y el resto del mundo no tiene reversa, ello porque la inflación a nivel global hizo que los bancos centrales incrementaran las tasas de interés, llevando a la totalidad de las economías a caminar por ese sendero haciendo que los prestamistas privados ajustarán sus tasas por fuerza de mercado, puesto que los costos financieros para quienes captan, que son entidades especializadas en ahorro y crédito, se suben, todo para poder cuadrar el margen financiero que se logra encareciendo el crédito.

Sobre el tema, el directivo explicó que infortunadamente las tasas de interés no se ajustan en las mismas proporciones, una situación que afecta el margen financiero de algunas entidades.

Otro punto a considerar en medio de la coyuntura comentó el Gerente General de JFK, es que las tasas vienen subiendo de igual manera por los vientos de recesión existentes, fenómeno que impactará al mundo, al parecer con mayor grado en unos países que en otros.

 

“En el caso nuestro, lo que estamos visualizando para 2023 es un año de aguante, cuidado y preservación de la liquidez que es lo más importante. No prevemos para la cooperativa y esto hace parte de una juiciosa prospectiva, un periodo de grandes crecimientos de cartera, queremos hacerlo de manera mesurada y segura porque lo primero aquí es defender y proteger los dineros de nuestro público”, declaró el señor Romero Correa.

 

Las medidas y decisiones tomadas por la Reserva Federal, FED, y los bancos centrales, incluido el de Colombia, expresó el Gerente General de JFK Cooperativa Financiera, no dejan de ser palos en la rueda para el dinamismo y el crecimiento de las cooperativas, pero subrayó que a sabiendas que vendrá un año complejo en el frente financiero, es consecuente aceptar y entender que el momento del sector solidario es importante en donde a pesar de los riesgos también pueden llegar oportunidades.

Romero Correa resaltó que JFK como cooperativa se ha mostrado durante toda su vida y especialmente en la pandemia y en el momento actual, muy amigable con sus asociados y las comunidades, una particularidad que ha tenido buen recibo, entre otras cosas, porque ha habido una destacada inversión en gestión social, algo que el público valora y reconoce con sus ahorros, afiliándose o asociándose a la cooperativa, pero también tomando créditos, un voto de confianza que le dio a JFK una ventaja competitiva que redundó en crecimiento.

En su charla, Romero indicó que la cooperativa ha puesto decididamente el servicio social a las comunidades que han respondido de la mejor manera, es decir que más allá de los riesgos que son bastante grandes, hay que tener el máximo de cuidado, pero sabiendo leer las oportunidades.

 

JFK, solidez por encima de todo

 

 

El Gerente General de JFK, manifestó que en activos generales la cooperativa tiene más de 1.4 billones de pesos, en donde el pico de la cifra llega fácilmente a 50.000 millones de pesos, en cartera bruta el valor supera los 1.4 billones, el patrimonio se ubica en 615.000 millones de pesos y en liquidez, JFK maneja unos colchones por encima de la industria, algo palpable al mirar el Índice de Riesgo de Liquidez, del sector financiero, IRL, toda vez que los bancos lo mueven más o menos en un indicador del 150 al 180, haciendo la precisión que lo mínimo es el 100 por ciento.

 

“En JFK Cooperativa Financiera decidimos estar por encima de la banca en ese indicador y por eso lo manejamos en un rango que se mueve entre el 450 y el 500 por ciento porque preferimos tener una reserva especial por lo que pueda ocurrir. La verdad, optamos por la prevención y gestionar el riesgo de manera anticipada con unos excesos de liquidez importantes”, reveló el Gerente General de la encomiable cooperativa.

 

El conocedor expuso que las entidades financieras flaquean, no tanto por rentabilidad sino por liquidez un aspecto en el que se debe hacer mucho énfasis.

 

Una cooperativa dinámica y confiable

En opinión del Gerente General de JFK Cooperativa Financiera, la entidad, herencia de los años sesenta, tiene como particularidad crecer año tras año de manera exponencial y sostenida, un indicador muy del ADN de la firma que tan solo y por obvias razones vio trastocado el ejercicio por la pandemia de Covid-19.

El tema que afectó a la totalidad del sistema financiero muestra hoy por hoy potenciales, ya que después de dos años y tras dejar atrás una etapa muy compleja para el mundo, la cooperativa es para sus directivas una entidad mucho más fuerte desde el punto de vista financiero haciendo el parangón con 2020.

 

“Si comparamos cifras de la prepandemia y la casi postpandemia, necesariamente tenemos que hablar de una cooperativa a todas luces más fortalecida, dinámica y enérgica”, puntualizó Romero Correa.

 

Las cooperativas son el instrumento para reactivar el campo

 

 

Un mensaje que llegó desde el Gobierno a través del Fondo Para el Financiamiento del Sector Agropecuario, Finagro, y el ministerio de Agricultura en la IX Convención Financiera Cooperativa Internacional 2022, es que las cooperativas están en ese propósito de reavivar la economía agropecuaria del país.

Sobre el particular, Víctor Hugo Romero Correa, aseveró que la gran opción en este momento de política para el agro son las cooperativas que tienen la experiencia, pero además el perfil social, muy en línea con el mandato de turno.
El vocero de JFK afirmó que las entidades del sector cooperativo no solo hacen un ejercicio de intermediación financiera, sino que precisamente son solidarias y allegadas a las comunidades por lo que las iniciativas del Gobierno Nacional perfectamente deben tener como aliadas a las cooperativas que conocen el camino para sacar el país adelante.

Una tendencia de hoy es el emprendimiento tanto en la parte urbana como rural, y por ello, dijo Romero Correa, los nuevos empresarios o productores deben apalancar sus proyectos o explotaciones con el sector cooperativo en donde encontrarán mejor respuesta a sus necesidades y metas, una decisión afortunada porque entidades como JFK, cuentan con beneficios muy grandes para asociados y comunidades.

En 2021, JFK invirtió 35.000 millones de pesos en la parte social, una labor que las entidades financieras tradicionales no hacen, por lo tanto, la salida es ayuda mutua y solidaridad porque una cooperativa, así como le sirve a una persona, le puede ser muy útil a la comunidad. Un dato sugestivo es que, en plena pandemia, cuando todo el mundo recortó gastos o inversión JFK por el contrario la incrementó, algo que de alguna manera ha revertido muy en favor de la entidad.

La cooperativa tiene bien dilucidado que están pendientes unas inversiones en procesos y tecnología, pero ya sus directivas se están poniendo al día en esa meta y ahora lo que se viene, según Romero Correa, es innovación en 2023 porque definitivamente la industria financiera ha, no solo crecido, sino cambiado mucho.

 

 

Exteriorizó que un cliente o un asociado no quiere hacer filas en las entidades financieras, sino que buscan manejar su dinero desde el celular, una tendencia que lleva a explorar y examinar todos los mecanismos y ayudas posibles, precisamente para hacerle la vida más fácil a las personas, mejorando así la experiencia al interior de un ente financiero. Es por ese asunto que JFK como organización se viene enfocando en tener al cliente como el centro del negocio, una filosofía que obliga a buscar mecanismos competitivos porque la banca tradicional los está generando y el sector es consciente que tiene que crecer en ese frente.

Los retos internos son grandes, dentro de los objetivos de JFK Cooperativa Financiera está el hacer uso de la cuarta revolución industrial, sacando el máximo de provecho de la era digital, la inteligencia artificial y el Blockchain entre tantas posibilidades tecnológicas, un entorno muy de la banca digitalizada que sigue imponiéndose por su seguridad y vanguardismo.

 

“Nosotros tenemos el Plan Estratégico de Tecnologías, PETI, que pretende ponerse a tono con las nuevas herramientas digitales y salir del atraso tecnológico que hubo entre 2021 y 2022 para entrar de lleno en 2023 con todos los ajustes, incursionar con las nuevas opciones, posibilidades del metaverso, esa iteración hipotética expresada en futurismo y ciencia ficción, que podría dar una mano al interior del cooperativismo, igual el Blockchain y otros avances de los cuales las cooperativas no pueden ser ajenas, pues de seguir en lo mismo y no invertir, la banca nos va a sacar del mercado”, señaló Romero Correa.

 

En cartera, la cooperativa va muy bien, en lo corrido del año, JFK ha visto crecer la cifra a niveles de 235.000 millones de pesos, igual la entidad sumó 12.000 deudores adicionales y el indicador de mora permanece estable, se ubica en el 4,6 por ciento, hay adicionalmente, un indicador de cobertura de cartera morosa que tiene a la cooperativa trabajando en favor de brindar mayor seguridad, lo que quiere decir que por cada 100 pesos que se tiene en cartera morosa, existen 375 pesos para responder, algo muy distinto de la banca tradicional, que por cada 100 pesos de cartera morosa, destinan entre 150 y 200 pesos.

Actualmente, JFK Cooperativa Financiera, es la entidad más estable en esos indicadores de riesgo, inclusive por encima de la banca tradicional.

 

Una historia de época contada en los sesenta

 

 

JFK Cooperativa Financiera, según sus directivas, es una empresa asociativa de derecho privado, de responsabilidad limitada, sin ánimo de lucro con fines de interés social, de duración indefinida, con un número de asociados y Patrimonio variable e ilimitado; es un establecimiento de crédito, en los términos determinados en las normas vigentes.

La cooperativa nació en el barrio Campoamor, ubicado al sur de la ciudad de Medellín y fundado en el año de 1961; entregado sin pavimentación, sin iluminación, sin escuelas, sin parroquia, al cual llegaron personas humildes, provenientes del campo casi en su totalidad.

Pronto las necesidades colectivas generaron formas de acción conjunta que harían de este grupo de vecinos una verdadera comunidad: centro cívico, grupos juveniles, Junta de Acción Comunal y otras formas de organización comunitaria, que hicieron de Campoamor un barrio modelo en Medellín.

La necesidad de verse abocados a atender un funeral a partir de la caridad hizo germinar en los líderes del sector la idea cooperativa. Previamente se plantearon la opción de un club de amigos o de una natillera. Alguien, más informado, les advirtió de la ya existencia de UCONAL y ésta, ante los requerimientos de los líderes del barrio, los induce a la creación de una Cooperativa de Ahorro y Crédito, que nace a la vida jurídica el 3 de julio de 1964. La llamaron John F. Kennedy, en memoria del asesinado presidente norteamericano, reconocido por sus programas de ayuda a Latinoamérica.

Hoy la institución goza de plena aceptación en la comunidad y de gran posicionamiento público, siendo considerada como modelo de organización económica netamente comunitaria, que posibilita el acceso al ahorro y al crédito a sectores medios y populares, dentro de claros conceptos de transparencia, disciplina y responsabilidad social.

JFK Cooperativa Financiera, cuenta 40 Agencias, 25 en Antioquia que corresponden a Medellín, área Metropolitana y Valle de Aburrá, Oriente antioqueño y 15 oficinas en Bogotá.

 

“En este momento nuestro enfoque de expansión está dirigido hacia la capital del país que es donde vemos grandes posibilidades. A Bogotá le hemos metido la ficha muy duro en los últimos dos años y los resultados saltan a la vista, logramos mejorar la comunicación con los asociados, les hemos dado más posibilidades para transar, hicimos su vida más fácil, pero todavía nos falta. Igual estamos entrando con eventos de esparcimiento para las comunidades, nos está funcionando y creo que los repuntes en Bogotá son muy buenos”, anotó Romero Correa.

 

Si bien hay prioridades como el crecimiento en la capital de la república y las inversiones en innovación, a futuro, muy seguramente se van a contemplar y analizar otro tipo de territorios en donde JFK perfectamente puede llegar por una marca que genera fidelización y una conexión estrecha con la comunidad que los ve como la entidad diferenciada al interior del sistema financiero, no en vano la asociación reporta 13 beneficios luego no hay motivo para estar por fuera de una cooperativa seria y robusta.

 

 

Al despedirnos de la siempre amable y bella Medellín preguntamos sobre las preocupaciones que rondan por JFK Cooperativa Financiera, y la respuesta fue automática, la crisis decantada para 2023 y la guerra en Ucrania, un tema que perjudica y afecta la economía porque impacta la producción de alimentos, la compra de cereales e hidrocarburos, pero igual la adquisición de varias materias primas, todo un paquete que muta en inflación, que desestabiliza la economía de Estados Unidos en donde la FED mueve tasas, haciendo que Colombia haga lo propio, en perjuicio de la dinámica del crédito.

Visto 2804 veces