La gran feria de cuatro días, espera el ingreso de más de 4.000 visitantes. La expectativa de negocios supera los 12 mil millones de pesos, los cuales serán un gran paso para la reactivación.

Los tiempos son difíciles, la industria vio cerrar empresas de manera alarmante y perdió más de 34.000 empleos. Esa onerosa factura fiscal no la pueden seguir pagando las empresas.

Los empresarios del cuero, el calzado y la marroquinería que tendrán su feria internacional prepararon un documento dirigido al nuevo gobierno con el fin de garantizar blindaje sectorial.

El evento se llevará a cabo entre el 30 de enero y el 1 de febrero de 2018 y espera reunir a más de 11 mil compradores de 12 países y expositores nacionales e internacionales.

Una de las prioridades será tomar acciones que disminuyan el contrabando y subfacturación de productos del calzado y manufacturas de cuero.

Los empresarios aseguran que las medidas del gobierno son efectivas de cara a ponerle cerco al contrabando, pero no descartan que el lavado de activos esté haciendo de las suyas con cargo al ejercicio de las empresas formales.

Llega a su final una dinámica versión de la feria IFLS+EICI, la más importante plataforma de negocios para el sector del calzado, el cuero y sus manufacturas en el país.

Los empresarios del calzado aseguran que no hay dinamismo empresarial y el que apenas se retoma no aguanta mayores tarifas.

En la última década desaparecieron varias empresas del calzado y con ellas se fueron miles de puestos de trabajo, hoy la realidad es difícil y mientras el ejecutivo piensa en cómo incentivar la inversión en minería y petróleo, la industria se desmorona y el país se expone a la quiebra económica y social.