Industrias de vieja data como Calza Bien aseguran que las ayudas para empresarios y el nacionalismo comercial son pura paja. Siguen las quiebras.

Publicado en Érase una vez