Los productores de razas rústicas y adaptadas exitosamente al trópico aseguran que es hora de multiplicar el hato y hacer mejoramiento genético sin dañar las características de los bovinos.

Publicado en Notas de la finca