Este muy hermoso pueblo quindiano goza de un paisaje espectacular en donde hacen convergencia dos economías vitales, el turismo y el cultivo de café. Las dos son complementarias y demuestran que no solo de la bolsa vive el hombre.

Publicado en Tomemos Café