Santo Domingo (EFE).- El Gobierno dominicano anunció una veda por tres meses para la siembra de varios cultivos que pueden albergar la plaga de la mosca blanca, un insecto que absorbe las sustancias alimenticias del follaje, reduce el crecimiento de las plantas y provoca que los frutos se tornen amarillentos.

Publicado en Notas de la finca