Domingo, 19 Enero 2020 00:20

Azerbaiyán y Colombia tendrían Cámara binacional de Comercio

Por

El espectacular país del Cáucaso conmemora de manera muy especial su independencia después de los ataques de la desaparecida Unión Soviética el 20 de enero de 1990.

Gratamente las relaciones binacionales entre Colombia y Azerbaiyán siguen creciendo y por eso el próspero país del Cáucaso sigue apostándole a unos puentes de entendimiento y amistad que redunden en intercambio comercio, inversión y enormes posibilidades para el desarrollo de las dos naciones.

Este lazo de afecto y devoción por la hermandad muy a pesar de la distancia se hace cada vez más fuerte como consecuencia de una tarea diplomática loable y llena de oficio que ha logrado el despertar de los pueblos que ven grandes afinidades y la posibilidad de concretar negocios, intercambios culturales y educativos, pero ante todo una gran disposición por servir y extender manos amigas desde el Cáucaso a la amable esquina de Suramérica y desde el hemisferio sur a las vastas, fascinantes y cautivadoras tierras de Azerbaiyán, la bautizada también desde tiempos lejanos como la tierra del fuego.

Hay que decir que en 1918 se establece la República Democrática de Azerbaiyán caracterizada por ser dentro del mundo islámico la primera república secular, democrática y de tolerancia religiosa. Hizo parte de la Unión Soviética desde 1920 y logró su independencia en 1991 en hechos que narraremos en este trabajo.

Foto Diariolaeconomía.com
Elnur Iskandarov, Encargado de Negocios de Azerbaiyán
Foto Diariolaeconomía.com

El recién posesionado Encargado de Negocios de la Embajada de Azerbaiyán, Elnur Iskandarov, habló con Diariolaeconomia.com, y anotó que después de haber ejercido su misión diplomática y comercial en países de la región como Cuba, Argentina, Chile, México, etcétera llega a Colombia en donde agradeció un acogedor y amable recibimiento, país que lo ha sorprendido en su llegada por el nivel cultural, el trato al extranjero, sus riqueza y unan serie de bienaventuranzas que abrazan generosamente a la tierra del café suave.

En la confortable y familiar casa de la embajada, Iskandarov dijo que las metas son grandes y el trabajo por venir arduo ya que se trata de hacer crecer y desarrollar las relaciones entre Colombia y Azerbaiyán en todas las áreas. Dentro de los objetivos, expuso, está la creación y la consolidación de una Cámara de Comercio binacional con el fin de impulsar el progreso sobre pilares de inversión e intercambio comercial, acatando el entorno de globalización y de desarrollo al amparo de la amistad y de las opciones que ofrecen los nuevos puertos porque la idea es ampliar la balanza comercial a corto, mediano y largo plazo.

Las relaciones van por tan buen camino que el año anterior el gobierno de Colombia decidió enviar un embajador residente en Azerbaiyán y lo propio hará el gobierno de la República de Azerbaiyán que enviará su cuerpo diplomático a Bogotá, advirtiendo que ya hay y de largo rato una representación comercial que ha recortado caminos para afianzar el intercambio comercial y explorar al unísono las opciones de inversión toda vez que los dos países ofrecen condiciones para rentar así como unos mercados que demandan productos, bienes y servicios con origen en Azerbaiyán y Colombia que pueden tener un rotundo éxito en la medida en que se den a conocer y cuenten con la difusión necesaria.

 

“Lo más importante es que las relaciones políticas tanto bilaterales como multilaterales, incluso en el campo de las organizaciones internacionales hay un lenguaje afín asunto que hace que existan muy relaciones entre Azerbaiyán y Colombia motivo por el cual nos ayudamos, nos apoyamos y nos entendemos muy bien. La Cámara binacional es una tarea pendiente y por hacer pues solo así será posible aumentar las relaciones económicas y comerciales entre los dos países para explorar ventajas y oportunidades para los dos pueblos. En eso vamos a seguir trabajando duro para poder conseguir resultados y lograr un contexto muy favorable para los dos países”, declaró el señor Iskandarov.

 

expreso.info- BakúAnotó que en materia comercial y de negocios existen cosas profundamente llamativas para las dos naciones porque hay una ubicación interesante desde el punto de vista geográfico como también en su clima. Desde luego Azerbaiyán ofreció árboles de granada, una fruta que ya está en la Guajira lo cual hace parte uno de los elementos significativos pues en Colombia no hay granada, pero en Azerbaiyán sí y la idea es poder intercambiar algo que genere beneficio.

Como se espera lo mismo de Colombia, en este momento el país amigo del Cáucaso está investigando todo lo concerniente a la tecnología de las flores y otros frentes adicionales. Azerbaiyán tiene desarrollado por más de un siglo el sector de hidrocarburos en donde resultó exitosa la prospección petrolera y de gas natural, motivo por el cual ese país sigue apostándole a nuevos proyectos que podrían formar parte de la seguridad energética de Europa.

De igual manera fue posible desarrollar el ferrocarril entre Bakú y Tbilisi-Kars y un oleoducto que lleva años funcionando entre Bakú y Tiflis-Ceyhan. De igual manera Azerbaiyán hace parte de la ruta de la seda que viene de China lo que demuestra que este país es un importante centro logístico y de transporte que lo ha catapultado como un hub en la región que une a Asia con Europa y que conecta la región.

 

“Somos un país pequeño, pero espacial pues no en vano tenemos en órbita dos satélites, Azerspace uno y dos lo cual fue realizado gracias a una política muy inteligente y prominente de nuestro Presidente, Ilham Aliyev, que con su visión permitió avanzar en diversos sectores, incluido el sector de la energía renovable y la agricultura, temas que crecieron fueron innovados abriéndole paso a la diversificación de nuestra economía para no depender única y exclusivamente del sector de hidrocarburos”, puntualizó el Encargado de Negocios de la República de Azerbaiyán en Colombia.

 

Iskandarov recalcó que la República de Azerbaiyán tiene la particularidad de ser un pueblo abierto a los demás y por ello Colombia encaja en esa política, entre otras cosas porque hay grandes coincidencias democráticas y de manejo económico.

Dijo que para Azerbaiyán América Latina es una región vital y prospectiva, asunto que explica la apertura de embajadas en diferentes países con los que se busca intercambios comerciales, culturales y de educación en donde un profesor colombiano enseña el idioma español a los funcionarios azerbaiyanos, básicamente a los que hacen parte de las misiones diplomáticas por citar un ejemplo.

En los planes de Azerbaiyán hay proyectos de colaboración en áreas como el deporte, agricultura, cultura y en otros frentes, corresponsabilidad que ya se adelanta en Azerbaiyán con el embajador colombiano Luis Antonio Dimaté Cárdenas.

La muy bella República de Azerbaiyán es un país rodeado por el mar Caspio y las estribaciones del Cáucaso que hacen parte del paisaje y la geografía de Asia y Europa. Bakú por su parte goza de gran fama por la belleza de su ciudad interior de tipo medieval amurallada en la que se encuentra el palacio de los Shirvanshah, muy conocido por ser un tranquilo lugar de retiro real en el siglo XV, igual está la Torre de la Virgen que fue hecha en piedra siglos atrás, obra que se impone en el fastuoso paisaje de la ciudad.

 

Los caballos, otro punto de encuentro

 

Caballo de KarabajPara el Encargado de Negocios de la República de Azerbaiyán en Colombia, otro gusto en el que coinciden colombianos y azerbaiyanos es el apego por los caballos que para el caso de la nación del Cáucaso encuentra todo un emblema y un sentido de orgullo y pertenencia con los caballos de la región de Karabaj, una región ocupada por tropas armenias que pese a las cuatro resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, no encuentra solución no consecuente respuesta.

Este caballo, indicó Iskandarov, es un corcel de montañas y es por eso que un equino inglés o árabe no puede competir en condiciones montañosas en donde el Karabaj es muy fuerte y resistente, terreno en el que explota mostrando rendimientos y características bastante particulares.

Otra raza es la Dilbaz que es el mismo Gazaj tiene más de 300 años, tiempo en el que ha cambiado de nombre, pero que adoptó el de Dilbaz por ser el apellido que se dedicó a su cría y mejoramiento. Este es un animal de las llanuras del norte muy adaptado al frío y eso responde al por qué los azerbaiyanos son tan buenos jinetes pues su vida estuvo muy ligada a los caballos con dos razas puras y originarias de ese esplendido país.

Azerbaiyán cuenta con una población que supera los diez millones de habitantes, pero hay que anotar que los azerbaiyanos en el mundo suman mucha más población ya que hay en Rusia algo más de dos millones de personas nacidas en Azerbaiyán, entre 200.000 y 300.000 en la Unión Europea y desde luego en Irán en donde la mayor población de los azerbaiyanos del mundo está radicada porque tienen orígenes en ese lugar de la Antigua Mesopotamia en donde se calcula hay 25 o 30 millones de azerbaiyanos lo que sustenta que Azerbaiyán es un país pequeño, pero un pueblo grande.

Al hablar de fronteras y comercio, la República de Azerbaiyán le dio muy buen recibo al principio de acuerdo que le pone fin a la guerra comercial entre Estados Unidos y China al considerar que con ello se le quita una gran incertidumbre al mundo que sufrió los rigores de un diferendo que dejó cosas poco agradables.

“Esta noticia para nosotros es positiva porque cualquier acuerdo que resulte bien es bien recibido y Azerbaiyán es un pueblo positivo que no quiere tener ningún problema con nadie y al ser un pueblo pacífico busca puntos de encuentro, pero no la confrontación en medio de tener unas fuerzas armadas fuertes y líderes de la región. Nosotros no buscamos problemas e igual deseamos que todos estemos en paz y disfrutando de la vida en medio de la camaradería y el trabajo intenso por exportar productos y una imagen superlativa que el mundo tiene que seguir conociendo y disfrutando. El acuerdo entre americanos y chinos significa que algún desencuentro ya está resuelto y por eso la noticia es buena para todo el mundo, no hay duda”, expresó Elnur Iskandarov.

Para el funcionario, con este acuerdo quedó demostrado que el diálogo constructivo es más rentable y oportuno que la beligerancia y los ánimos caldeados porque lo único cierto es que el en planeta caben todos sin distingo alguno y más en un mundo globalizado por lo que todo lo que ocurre opera en red y cualquier cosa que suceda en esa cadena la siente la totalidad de la humanidad. Es por eso, agregó, hay que hacer las mejores acciones para que ganen todos.

 

El encanto de un pueblo milenario

 

Foto Pixabay- Castillo MedievalAl incursionar en la historia de Azerbaiyán los registros dicen que la presencia humana en el territorio azerí data de los finales de la edad de piedra por lo que a ese pueblo se le relaciona con la cultura Guruchay que dejó huellas en la cueva de Azykh. Igual hay que decir que las culturas del paleolítico superior y de la misma edad del bronce también dejaron estampas y rastros en las grutas de Tagilar, Damcilj, Zar, Yataq-yeri como también en Leylatepe, un conocido camposanto.

Los libros y las investigaciones permiten establecer que en el siglo IX a.C. llegaron las primeras colonizaciones escitas y luego aparecieron los medos que establecieron su dominio en la región, básicamente al sur del río Aras.

Azerbaiyán fue por todo esto hogar de otros imperios como el aqueménida y desde luego experimentó cambios con las invasiones de Alejandro Magno que fue erigiendo un imperio con raíces exógenas con origen en Grecia, pero conocido como Seleúcida. Los albaneses caucásicos que fueron habitantes originales de la región optaron por erigir un nuevo reino durante el siglo IV a.C.

Al hacer precisiones históricas, Iskandarov explicó que en su desarrollo Azerbaiyán al igual que otros países tuvo un tipo de gobierno feudal y por eso con el correr de los años una parte de este país se quedó dentro del imperio persa luego de los tratados entre el imperio ruso y el persa-iraní. Fueron determinantes en su historia los tratados de Turkmenchay y de Gulistán que dejó a Azerbaiyán fraccionada y luego tras la caída del zar ruso con la revolución de octubre o bolchevique en 1917 esta nación del Cáucaso pudo retomar su independencia y fundó su primera república democrática en el oriente musulmán en 1918, estado que le dio derecho al voto a todos los ciudadanos, incluidas las mujeres.

El dulce sabor de la libertad duro poco, tan solo 22 meses y tras su caída fue establecido en su territorio el poder soviético desde 1920. Durante muchos años Azerbaiyán hizo parte de la Unión Soviética y por ello participó activamente en la segunda guerra mundial, llamada por los azerbaiyanos la Gran Guerra Patria. Cabe anotar que en esos terribles tiempos de guerra el territorio de Azerbaiyán suministró combustibles y otros materiales de abastecimiento al ejército rojo con lo que pudo ganar batallas como la de Stalingrado y otras de gran relieve, sin ese apoyo Azerbaiyano, relató Iskandarov, la historia hubiese sido otra.

Según el funcionario en esos tiempos de guerra mundial, Azerbaiyán que contaba con una población de 3,4 millones de habitantes aproximadamente envió al frente 600.000 efectivos de los cuales 100.000 fueron mujeres. Al final del conflicto más de 250.000 azerbaiyanos perdieron la vida y muchos otros jamás volvieron.

En los momentos en los que Azerbaiyán da un giro en sus políticas por la gestión del líder nacional Heydar Aliyev, fue visible la mejoría en la calidad de vida a tal punto que repuntó la economía y con ella la educación, la agricultura, el sector petrolero y otros que impulsaron un verdadero desarrollo. Todos estos menesteres hicieron que el gran líder fuera destinado como miembro del buró político, el más joven de los dirigentes de la otrora Unión Soviética.

Foto tomada de geopolítica.ru

Azerbaiyán que ha escrito tantas historias en su trasegar tuvo que empezar a plasmar otra con la desaparición de la Unión Soviética y con el conflicto que surgió con Armenia, país que ocupa el 20 por ciento del territorio de Azerbaiyán lo cual le dio apertura a una nueva etapa que conllevó a negociaciones en seno del Grupo del Minsk que está integrado por Bielorrusia, Alemania, Italia, Suecia, Finlandia, Turquía, Azerbaiyán y Armenia. El Grupo igual tiene como copresidentes a Rusia, Francia y Estados Unidos.

El territorio que sigue ocupado por las fuerzas armadas de Armenia no ha arrojado resultados exitosos y se quedó en la historia con la guerra de abril de 2016 cuando se logró romper la defensa Armenia en los territorios de Azerbaiyán y con ello se recuperaron unos 2.000 kilómetros cuadrados.

 

“Nosotros no queremos la guerra, de hecho nadie quiere la guerra, tan solo anhelamos resolver el conflicto Karabaj con Armenia por la vía pacífica porque se pide tan solo el respeto por la soberanía de unos territorios azerbaiyanos legítimamente gobernados, pero ilegítimamente ocupados por los armenios. El pedir de todos es la paz, pero hay ordenes que si son dadas deben cumplirse”, apuntó Elnur Iskandarov.

 

Los desencuentros con armenia, comentó, tienen inclusive raíces más profundas porque los armenios no son caucásicos toda vez que fueron trasladados luego de un plan del embajador ruso en Irán que fue el escritor Aleksandr Griboyédov. Con ese plan los armenios católicos fueron trasladados de los imperios persa y otomano a los territorios que ya estaban al mando del zar ruso en los cuales estaba Azerbaiyán, pero lo real es que los armenios no son raizales o nativos caucásicos.

Igual hubo problemas en desarrollo y posterior a la primera guerra mundial, el problema es de 300 años y hoy Armenia tiene pretensiones territoriales con todos los vecinos en vista que hay inconvenientes con los turcos, con los rusos, igual con Ucrania, con Azerbaiyán y hasta con Georgia.

 

Llega el 20 de enero, una fecha muy especial

 

Foto guruwalk.comPara Azerbaiyán en 20 de enero es un día muy especial porque un sábado en el que el almanaque le daba luces al amanecer azerbaiyano en esa fecha vinieron hechos muy trascendentales para la población, para su orgullo, el honor y su independencia.

Un 20 de enero de 1990 el Kremlin luego de una reunión le dio luz verde a un ataque militar que afectó a la población civil de Bakú, capital de Azerbaiyán. Desde el día 19 fueron llegando camiones y tanques a la urbe tratando de intimidar para intentar fallidamente prolongar un modelo de gobierno que colapsaba ante las nuevas directrices del mundo.

Ese embate les quitó la vida a 134 personas, dejó heridas a 741 y lamentablemente desapareció a 50. De todas maneras el Ejército rojo encontró una durísima resistencia que fue exacerbando ese espíritu nacionalista que condujo con valor y arrojo a la libertad porque ese mismo día el comunismo salió del sistema de gobierno abriendo las puertas del desarrollo y de una gobernanza autónoma, totalmente matizada por la democracia y el derecho a crecer bajo el amor y el respeto por la madre patria.

La situación con Armenia fue el reactor porque los armenios expulsaron a 200.000 azerbaiyanos de sus hogares lo cual generó una protesta colectiva en Bakú y en los rincones de Azerbaiyán que sirvió de pretexto para invadir la ciudad con tropas de castigo que abrieron fuego a cuantas personas estaban en las calles.

 

“Esa fue una terrible masacre para nosotros, pero este acto vandálico, feroz e injusto contra el pueblo azerbaiyano fue severamente vituperado por nuestro líder nacional Heydar Aliyev quien estando en Moscú, claramente desautorizó ese acto ominoso y protestó contra el gobierno de la Unión Soviética, él fue la única persona que se atrevió a hacerlo porque los gobernantes de Azerbaiyán de aquellos tiempos eran unas muñecas del Partido Central Comunista de Moscú y no hicieron nada y por eso con sus gestos, con su discurso, con su compromiso y su inteligencia fue nuestro líder nacional el que le dio luces a nuestro pueblo y lo llevó al progreso, hoy pese a nuestros problemas somos independientes con políticas idóneas, justas, sabias y de alto beneficio para el desarrollo social y económico”, manifestó el vocero comercial.

 

Al detallar aspectos del enero negro, Iskandarov sostuvo que ese episodio fue el primer peldaño en la escalera hacia la independencia y por eso ese día nunca será olvidado porque hubo caídos, pero no en vano y hoy la bandera de Azerbaiyán ondea con mucho orgullo, impulsada por los vientos frescos y apacibles de la inmarchitable libertad y de la gloria ganada en franca lid, la misma que se conmemora con himnos y claveles rojos.

Azerbaiyán, la bella joya del Cáucaso que invita al turismo y la inversión

 

Visto 1293 veces