Viernes, 26 Febrero 2021 22:11

Azerbaiyán lista para la reconstrucción económica y cultural de Karabaj

Por

Después de la Guerra Patria que duró 44 días, los azerbaiyanos se han dado a la tarea de inyectar desarrollo y retomar una agenda comercial y política que vieron interrumpida por el diferendo.

La región del Karabaj, impactada política y culturalmente por los siglos, escenario de invasiones y conflictos, cerró hasta hace muy pocos días, un capítulo de guerra y reclamo de los territorios ocupados por Armenia. Los años pasaron, los imperios subieron y bajaron hasta la llegada de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas que fueron definiendo el derrotero regional en 1989 cuando la URSS hizo oficial la devolución y posesión a Azerbaiyán del nuevo Óblast Autónomo del Alto Karabaj, sitio de espectacular belleza geográfica que posteriormente, en 1991, con la independencia del pueblo azerí, fijó la pertenencia y soberanía del Gobierno de Bakú sobre las áreas reclamadas.

Esta región como un todo, las partes altas y bajas, tuvo un área de 13.600 kilómetros cuadrados, tierras de sinigual encanto que se extienden desde los altos del Cáucaso Menor hasta las tierras bajas que bañan dos importantes afluentes, los ríos Kurá y Araxes.

El Alto Karabaj o Nagorno Karabaj, una zona de 4.400 kilómetros cuadrados, es hoy una tierra soberana azerbaiyana que logró despejar dudas de gobierno y autoridad con una guerra de 44 días librada al cierre de 2020. Algunos analistas consideran que el triunfo de Azerbaiyán puede ser determinante, no solo para la región, sino para la tranquilidad del Cáucaso y Euro-Asia.

Los más alarmados por la situación aseguran, que ponerle punto final al problema de los territorios ocupados por Armenia, dejó de lado una angustia nada menor por los impactos geopolíticos que redundaban en una tensión mundial. Los críticos argumentan que esos 44 días de guerra dejaron ver un postizo orden establecido por Armenia que acudió a otras naciones en busca de apoyo.

 

Mammad Talibov

El embajador de Azerbaiyán en Colombia, Mammad Talibov, le dijo a Diariolaeconomia.com, que la provocación de Armenia conllevó a un conflicto que inició el 27 de septiembre del año pasado cuando vino un bombardeo a las aldeas azerbaiyanas, afectando a la población civil, generando destrucción y pérdidas en vidas humanas. La contraofensiva, afirmó, hizo que las fuerzas militares de Azerbaiyán lograran la liberación de unos territorios ocupados por tres décadas.

Anotó que lamentablemente la situación obligó a utilizar la vía bélica que dejó muertos, pero un glorioso triunfo que ratifica la dominación del Gobierno de Bakú sobre esa tierra. Aclaró que Armenia aceptó que hubo una ocupación ilegal, escenario que redundo en una declaración bilateral el 10 noviembre de 2020, acto al que asistieron el Presidente de Azerbaiyán, el Primer Ministro de Armenia y el Presidente de Rusia, que sirvió de mediador.

La situación hizo que salieran de la región las fuerzas militares armenias a tiempo que hubo un apoyo pacificador del Ejército ruso que movilizó 1.960 soldados. Igual hubo un determinante respaldo del gobierno de Turquía, que uniendo fuerzas y voluntades hicieron posible el cese al fuego con efectivos de los países garantes mencionados que a su vez fueron monitoreando la nueva situación.

 

“Ahora tenemos unas bases para lograr la paz, teniendo en cuenta que hubo otra reunión en Moscú el 11 de enero de este año en donde los líderes de Azerbaiyán, Armenia y Rusia, firmaron otra declaración para reconstruir la infraestructura de transporte en la región que es muy importante para unir zonas vitales de nuestro país. Una situación que reportamos con preocupación es que, una vez liberados los territorios, vino un saqueo total y quizás lo más delicado, la activación de minas antipersona que obliga a que Armenia entregue el mapa de la instalación de explosivos, un problema de marca mayor que ya ha causado pérdidas”, explicó el señor embajador Mammad Talibov.

 

El diplomático indicó que se beben generar las condiciones para que los azerbaiyanos afectados por la invasión armenia, puedan volver a sus hogares, totalmente vacíos y sin servicios básicos porque el desvalijamiento fue total. Por este hecho Azerbaiyán anunció que elevará demanda formal en las cortes internacionales por los daños causados.

Confió en que Armenia dejará la agresión, abandonará los reclamos y permitirá con buenos actos de vecindario, que haya en el Cáucaso una paz duradera. De todas maneras, dejó claro que la preocupación persiste ya que hay mala actitud y una política de agresión por parte de algunos sectores armenios.

Azerbaiyán, precisó el Embajador, es un país muy conocido por su política de multiculturalismo, de tolerancia y respeto, teniendo en cuenta que en su territorio conviven más de 40 etnias, un factor que destacó el Papa Francisco al indicar que Azerbaiyán es modelo de tolerancia en el mundo.

Pese a las agresiones y a las coyunturas, el país, joya del Cáucaso, sigue con un marcado liderazgo y una serie de iniciativas toda vez que gracias al empuje del Gobierno y del sector privado ha sido factible impulsar iniciativas de escala mundial de grueso calibre en el frente de infraestructura como la línea ferroviaria Bakú-Tiflis-Kars que conecta a Europa con Asia, de igual manera están en desarrollo oleoductos y gasoductos muy importantes.

Cabe anotar que el pasado 31 de diciembre fue inaugurado el proyecto más grande del mundo en gas natural que con su entrada en operación inició el suministro del combustible a Europa a través del Gasoducto Transadriático, todo gracias al último tramo del Corredor Sur de Gas. La noticia resulta importante teniendo en cuenta que Azerbaiyán abastece a Europa con más de 10.000 millones de metros cúbicos de gas por año.

La obra es de inmensa importancia, empero un reto superado toda vez que se trata de una red de 878 kilómetros que tuvo un costo aproximado de 4.500 millones de euros. El ducto llevará gas a Italia, pasando por seis países, una muestra más que el Gobierno sigue comprometido con el desarrollo de la región.

Con los territorios bajo el control de Azerbaiyán empezó la reconstrucción de la estructura y la nueva adaptación de los sectores urbanos, así como la restauración de la herencia cultural porque como fue registrado, algunos sectores de Armenia quisieron borrar totalmente el legado azerbaiyano. En ese sentido hubo daño a los museos, a los edificios históricos y patrimonios arquitectónicos, todo un detrimento que está siendo documentado para llevarlo a los estrados internacionales.

La tarea es difícil, pero no imposible, dejando ver que la prioridad es levantar la infraestructura para hacer posible la vida a los posibles que abrigaban desde hace 30 años, el sueño de regresar.

 

Joyalí, escenario de un genocidio infame

Entre los días 25 y 26 de febrero de 1992 el mundo conoció sobre el genocidio de la ciudad de Joyalí, el asesinato de centenas de civiles azerbaiyanos, evento ocurrido en medio de la guerra de Nagorno Karabaj a manos de los ejércitos de Armenia y Rusia.

La organización no gubernamental Human Rights Watch, aseguró que el terrible hecho de sangre fue perpetrado por las fuerzas armadas armenias apoyadas por fusileros del ejército ruso, que habrían actuado sin autorización, supuestamente pasando por alto los mandos mayores. Según informes de las autoridades de Azerbaiyán en los interminables días murieron más de 613 civiles, lo cual incluyó 108 mujeres y 83 niños. Este acto inhumano se afianzó como la mayor afrenta a la vida en el conflicto de Nagorno Karabaj.

Al evocar la lúgubre jornada, el embajador Mammad Talibov, dijo que esta fecha se afianzó como la más trágica para Azerbaiyán y desde luego la página más sangrienta del diferendo Nagorno Karabaj.

 

“Es una herida que sangra corazones azerbaiyanos, fue una noche infausta y unos días fatídicos luego de un bombardeo masivo con artillería pesada por parte de las fuerzas armadas de Armenia que se volcaron contra la ciudad de Joyalí, cometiendo atrocidades sin precedentes contra su población civil. Muchas personas, más de mil, fueron tomadas como rehenes, no respetaron la vida de los ancianos, hoy lamentablemente muchísimos nacionales de Azerbaiyán continúan desaparecidos. Este hecho quedó grabado por las cámaras de diversos medios internacionales de comunicación”, comentó el Embajador.

 

Puntualizó que paralelo a la masacre, existió la clara intención de aterrorizar y romper el espíritu de los azerbaiyanos a fin de garantizar una ventaja psicológica en futuras agresiones. En el libro El jardín negro del autor inglés, Thomas de Waal, el ex Primer Ministro de Armenia, Serzh Sargsyan, lo dice cuando confiesa que antes de la masacre, los azerbaiyanos pensaban que los armenios no eran capaces de levantar la mano contra la población civil.

El funcionario agradeció al Gobierno colombiano y a los ciudadanos el acompañar a Azerbaiyán cuando condenó un hecho lamentable de lesa humanidad. Igual el Congreso en sus dos cámaras, adoptó una resolución, reconociendo el genocidio de Joyalí tal y como lo han hecho muchos otros países.

Este año, como se viene haciendo, todos los azerbaiyanos en el mundo conmemoran las inocentes vidas vilmente arrancadas durante una atrocidad cometida por armenios hace 29 años. Actualmente avanza una iniciativa para que el mundo conozca la verdad sobre la masacre de Joyalí y así demostrar que se trató de un genocidio. Al frente de la campaña internacional, “Justicia para Joyalí, está la vicepresidenta de la Fundación Heydar Aliyev, Leyla Aliyeva, quien busca informar a la comunidad del globo sobre lo ocurrido.

El genocidio marcó a los azerbaiyanos, pero igual los llenó de arrojo, valor, resiliencia y colmó sus corazones de solidaridad para hacer de Azerbaiyán un pueblo unido que creó un bloque y un blindaje para enfrentar las agresiones, así como las injusticias. El país ha tenido a lo largo de su historia una serie de complicaciones que pasan por guerras, ocupación y pérdida de territorio, agresión militar tras su independencia, destrucción de infraestructura, pérdidas económicas como también otras incursiones parecidas a Joyalí.

 

“Por el logro del líder nacional y ex presidente Heydar Aliyev, fallecido en 2003, vino progreso porque vino la idea de levantar la economía, unos éxitos considerables que se mantienen hoy con el actual gobierno. Azerbaiyán es líder en la región y juega un papel muy importante a nivel mundial puesto que ejerce la presidencia del Movimiento de los Países No Alineados, segunda organización en importancia en el planeta, organismo del cual Colombia es miembro fundador. En el Cáucaso representamos el 75 por ciento de la economía regional, una clara muestra de liderazgo”, apuntó.

 

Saliendo de la pandemia y proyectando futuro

Azerbaiyán goza de un vasto desarrollo, el país crece, progresa y trabaja el hoy pensando en el mañana y el pasado mañana. Sus inversiones son millonarias, pero los resultados en el ejercicio económico son poderosamente llamativos. Esta nación enfrentó la pandemia de Covid-19 con disciplina y unos protocolos estrictos que fueron acompañados de restricciones, distanciamiento y confinamiento, medidas a tono con el mundo.

Las pérdidas económicas igual se dieron, pero las autoridades hicieron la tarea, lo propio los ciudadanos y el aparato productivo se prepara para la nueva normalidad.

 

Colombia, un socio importante

En opinión del embajador de Azerbaiyán en Colombia Mammad Talibov, el país del café es un importante socio en la región como pasa con otros países latinoamericanos. Por ello, expuso, hay embajada, despacho donde se ha alcanzado y se alcanzará un elevado nivel de amistad que muy seguramente va a verse reflejado en mayor comercio, inversión y cooperación.

En la esfera humanitaria hay un sugestivo intercambio de estudiantes en donde se hace posible hablar los idiomas de cada región y siguiendo con esa línea generosa y afable, Azerbaiyán tiene diversidad de frutas para ofrecer a Colombia como ya hizo con la dulce y espectacular granada, fruta del país del Cáucaso que fue sembrada en los fértiles suelos colombianos en señal de amistad.

En el momento hay muchas posibilidades de ampliar y dinamizar la balanza comercial por la multiplicidad de productos que hay en Colombia pues no solo se habla de café sino de frutas, verduras y todo lo relacionado con la agricultura.

 

“Muy seguramente que al salir de la pandemia vamos a dar un impulso a las relaciones con Colombia porque hay mucho por hacer en los frentes económico, cultural, político y de aprecio. Para nosotros es muy importante estar en este país porque abre la comunicación entre los pueblos y todo esto estrecha los lazos de amistad, algo muy determinante para el devenir y el progreso con manos fraternas”, sostuvo el embajador.

 

Azerbaiyán con el ojo puesto en el oro humano

Una realidad en el mundo de los hidrocarburos es que Azerbaiyán tiene una historia energética muy significativa, de hecho, la historia ubica el primer pozo petrolero en este país caucásico hace más de dos siglos. Es innegable los azerbaiyanos ocupan un lugar importante en el contexto de los hidrocarburos, solo que hoy la tienen muy clara de cara al futuro.

El Presidente de Azerbaiyán dijo hace unos años que ya es hora de desarrollar los sectores diferentes al petróleo, porque viene una transición energética que le dará opciones a muchos renglones productivos de alto componente en valor agregado.

En estos tiempos del Covid-19, la economía bajó a razón del cuatro por ciento, pero el sector no energético aumentó más de 12 o 15 por ciento, algo muy simbólico.

Dentro de los programas del Gobierno está el convertir oro negro en oro humano, es decir que todos los beneficios de los recursos naturales serán destinados a sectores vitales como educación, salud y verdaderas oportunidades para la gente porque de esas inversiones dependerá un buen mañana.

Visto 1855 veces