Sábado, 26 Septiembre 2015 12:19

Empresarios están aburridos con tanta tributación y ya miran otros países

Por

Los comerciantes precisan que Colombia se volvió imposible para los negocios y le piden al gobierno revisar el estatuto tributario. Hablan de ajuste en tasas de interés.

La descomunal carga tributaria que asumen los empresarios y comerciantes colombianos es un tema que tiene a muchos pensando en dejar el país y buscar nuevos derroteros y nuevos puertos en donde este factor no sea un problema porque ya en el país hizo carrera que las corruptelas y los errores del estado los paga el empresario que se atreve a construir país y tejido social o el nacional de a pata como se dice en el argot popular.

Los dueños de empresa, los grandes comerciantes y todos aquellos que hacen una inversión declararon que están cansados y acongojados porque el arduo trabajo tan solo le deja renta al estado que sin mover un dedo se queda con cerca del 70 por ciento del ingreso de los empresarios que como si fuera poco deben pagar salarios, vigilancia, seguridad social, arriendo y servicios públicos.

La situación del país es cada vez más complicada y para muchos es un reto reunir los dineros que exige el aparato estatal porque en muchos casos, a duras penas, se le puede cumplir. Aquí se cabe el dicho de antaño que se trabaja para las monjas.

En diálogo para Diariolaeconomia.com, el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero Nieto, indicó que sin temor a exagerar, la ley 1739 no fue una buena ley. El dirigente gremial aseguró que al gobierno se le fue la mano en impuestos razón por la cual hoy los empresarios están sumamente preocupados por esa situación.

“Están pagando muchísimo, ya todo se les está acabando porque todo se les va en impuestos y en eso hay una lista generalizada de empresarios que han elevado su queja y su descontento”, declaró el señor Botero Nieto.

No vaciló en responder que sin lugar a dudas el comercio es el más golpeado porque en ese sector generalmente hay grandes contribuyentes del impuesto de industria y comercio y del IVA entre otros, luego no cabe duda que están duramente impactados.

Para el gremio del comercio, si el gobierno no toma medidas a tiempo y si no hace los correctivos, el país experimentará una desbandada de capital que dejará pocas opciones de crecimiento, un frenazo en el progreso y un desempleo de grandes magnitudes.

“El asunto es muy preocupante, el tema da para el debate, el análisis y la toma de medidas. No puede estar tranquilo un país o un gobierno en donde se está comenzando a mostrar el descontento con la renuncia de muchas personas a la ciudadanía Colombiana, eso es muy delicado”, anotó el presidente de Fenalco.

Al hacer su análisis sobre la carga tributaria, Botero expuso que muchos empresarios llegaron con unas expectativas muy diferentes a la realidad que hoy viven porque una carga tributaria del 70 por ciento no se ve sino en Colombia, siendo esta totalmente desmedida.

Las tasas de interés, un golpe de largo plazo

Sobre el ajuste al alza de las tasas de interés el presidente de Fenalco anotó que la Junta Directiva del Banco de la República tenía una decisión compleja y finalmente optó por defender la meta de inflación muy a pesar de las consecuencias en crecimiento económico.

“Verdaderamente los miembros de la Junta Directiva del Emisor tenían una dicotomía difícil porque su decisión estaba entre desacelerar la economía o contraer la inflación y finalmente optó por dejar la inflación como prelación sobre el crecimiento económico, vamos a ver qué impacto trae, estas son medidas que se sienten a largo plazo, se toman ahora pero, pero sus efectos se ven con el tiempo, vamos a ver qué sucede”, afirmó Botero.

El dirigente gremial dijo que el Banco de la República tenía muy claro el escenario del país porque para nadie es un secreto que hay desaceleración y una marcada y notoria contracción de la demanda interna. Sostuvo que el comercio y las industrias ven como se acentúa la pérdida de dinámica en la economía y puntualmente en el sector real.

“Ese era precisamente uno de los puntos de vista pero ellos prefirieron controlar la inflación subiendo las tasas de interés en 25 puntos básicos, si vamos a ver cuáles son los efectos debemos esperar unos meses para ver si hay contracción o no la hay”, explicó.

Descartó que la subida en los tipos de interés le den un golpe al comercio en la temporada de fin de año que suele ser de gran movimiento, eso sí aseguró que el daño para los indicadores de crecimiento sectorial estarán indexados por el precio del dólar.
Botero Nieto comentó que sin lugar a dudas ya ha habido un incremento en los precios como consecuencia de la devaluación, asunto que si puede llegar a tener impacto importante en las ventas navideñas y de final de año.

El crecimiento sería del tres por ciento

Sobre el crecimiento económico indicó que el gremio de los comerciantes estima que podrá estar por el orden del tres por ciento teniendo en cuenta que en el primer semestre el indicador fue de 2.9 por ciento y que la economía generalmente es mucho más dinámica en el repunte de año.

En el caso del comercio, dijo, este ha tenido un comportamiento relativamente bueno, fue líder en el primer trimestre con el 5 por ciento, luego tuvo 3.8 por ciento. “Yo aspiraría que la cifra siga con una tendencia por encima del 4 por ciento”.
Para el presidente de Fenalco la cifra de crecimiento en el comercio no es mala si se tiene en cuenta la coyuntura económica y la situación generalizada del país. Botero confió en los mejores oficios del ejecutivo para que lleguen los correctivos más pronto que tarde con el fin anhelado de tener un país productivo, competitivo y proyectado para un verdadero crecimiento, pero no postrado por la carga impositiva y por la falta de consideración de quienes rigen los destinos de Colombia.

 

Visto 744 veces