Viernes, 29 Julio 2016 14:36

Bayer crece con su negocio farmacéutico en Latinoamérica

Por

Los tratamientos innovadores recientemente lanzados siguen impulsando el crecimiento. Bayer apoya la lucha contra el virus del Zika en Latinoamérica.

Bayer anunció que su negocio farmacéutico en Latinoamérica registró una facturación de unos 995 millones de euros en 2015, lo que supone un aumento aproximado del 18 % respecto al año anterior una vez descontados los efectos de los tipos de cambio y las variaciones en la cartera de negocio.

Los productos que se han lanzado, cuyas sustancias activas son rivaroxaban y aflibercept, siguen generando un importante crecimiento en la región, gracias al aumento de su uso e introducción en nuevos mercados. Es el cuarto año consecutivo de crecimiento del negocio farmacéutico de Bayer en Latinoamérica.

La presidenta de Bayer Pharmaceuticals en Latinoamérica, Laura González Molero, aseguró que el crecimiento sostenido del negocio de Bayer Pharmaceuticals es el resultado de los esfuerzos de la empresa por brindar productos innovadores que respondan a necesidades médicas no cubiertas en Latinoamérica.

En 2015, Bayer fue una de las empresas internacionales con mayor crecimiento en la región, y figuró entre las 5 primeras por facturación[2] según los datos anuales de la consultora internacional de salud IMS.

Una sólida cartera de productos innovadores impulsa el crecimiento

El año pasado se registraron tasas de crecimiento de dos dígitos en la facturación mundial y regional de los productos recientemente lanzados como el anticoagulante oral rivaroxabán y el medicamento oftalmológico aflibercept.

Rivaroxabán, autorizado en siete indicaciones diferentes relacionadas con el tromboembolismo venoso y arterial, ha alcanzado una posición destacada en muchos países de la región entre los anticoagulantes orales no dependientes de la vitamina K[3]. Se calcula que más de 15 millones de pacientes en todo el mundo han sido tratados con rivaroxabán.

Aflibercept de Bayer continúa obteniendo autorizaciones en la región para nuevas indicaciones relacionadas con enfermedades de la retina. En 2015, aflibercept estaba autorizado en cinco indicaciones: degeneración macular húmeda relacionada con la edad, edema macular diabético, oclusión de la vena central de la retina, oclusión de rama de la vena retiniana, y neovascularización coroidal asociada a la miopía.

Entre los tratamientos innovadores lanzados en Latinoamérica a lo largo de 2015 figuran los siguientes: el antitumoral Radio 223 para el tratamiento de la metástasis en hueso en pacientes con cáncer de próstata avanzado resistentes a castración, el nuevo sistema anticonceptivo de liberación intrauterina con levonorgestrel de larga duración y riociguat para el tratamiento de la hipertensión pulmonar tromboembólica crónica e hipertensión arterial pulmonar.

En algunos países de la región aún están pendientes de concederse las correspondientes autorizaciones de comercialización, en las indicaciones mencionadas. En el caso de Colombia, estos productos ya han sido autorizados por la autoridad local.

“Todos nuestros productos recientemente lanzados han sido muy bien acogidos, ya que responden a la creciente tendencia de enfermedades complejas como el cáncer, los accidentes cerebrovasculares, la trombosis y las enfermedades de la retina asociadas al envejecimiento y la diabetes. También combaten enfermedades raras potencialmente mortales como la hipertensión pulmonar”, indicó Laura González Molero.

En último término, anotó, lo importante es poder beneficiar a más pacientes en Latinoamérica.

La innovación impulsa el futuro

En 2015, mundialmente Bayer incrementó un 16% (con ajuste de tipo de cambio y cartera) su inversión en investigación y desarrollo (I+D) hasta alcanzar unos 4.300 millones de euros. Más de la mitad del gasto de I+D correspondió a la división Pharmaceuticals, con énfasis en áreas terapéuticas como las enfermedades cardiovasculares, la oncología, la hematología, la oftalmología y la ginecología.

La división Pharmaceuticals de Bayer cuenta con un sólido programa de desarrollo clínico. Los ensayos realizados en el marco de dicho programa, así como los estudios de evidencia en condiciones reales que se realizan tras la introducción de un medicamento innovador en el mercado, proporcionan información crucial para comprender las necesidades médicas no satisfechas en la región.

“Los estudios de evidencia en condiciones reales, los cuales involucran a pacientes que en el día a día son tratados según la decisión de su médico, son muy valiosos, porque permiten conocer mejor el uso y los efectos de nuestros medicamentos en la práctica clínica cotidiana”, aseveró la facultativa, Liliana Lemme.

Para Bayer, las colaboraciones son otra piedra angular de su estrategia de innovación, particularmente en segmentos en las que actualmente no se dispone de opciones terapéuticas o donde hacen falta grandes innovaciones.
A lo largo de la última década, varias opciones terapéuticas novedosas ofrecidas por Bayer a los pacientes de todo el mundo se han derivado de colaboraciones y alianzas con universidades, pequeñas empresas biotecnológicas o reconocidas compañías del sector.

“Bayer está abierta a muchas formas distintas de cooperación a lo largo de toda la cadena de valor, desde los acuerdos de licencia tradicionales o las alianzas estratégicas de investigación hasta las colaboraciones público-privadas o los modelos de innovación abierta. Unimos nuestras fuerzas a las de mentes brillantes externas a Bayer, para desarrollar nuevas opciones terapéuticas en beneficio de los pacientes”, concluyó la señora Lemme.

Visto 815 veces