Domingo, 07 Junio 2015 08:14

Petrus construirá un segundo edificio residencial en Barranquilla

Por

Barcelona,  (EFE).- El grupo promotor e inmobiliario español Petrus, propiedad de la familia Rabassa, prevé consolidar su presencia en Colombia con la construcción de un segundo edificio residencial en la ciudad de Barranquilla.

Petrus ha decidido impulsar este nuevo proyecto tras haber vendido prácticamente la totalidad de las 48 viviendas que está construyendo en esta localidad norteña y cuyas llaves entregará en junio de 2016.

El vicepresidente de Petrus, Lluís Rabassa, explica, en una entrevista con Efe, que la nueva promoción será similar en tamaño y características a la que se está desarrollando actualmente, de manera que contará con medio centenar de pisos, dirigidos principalmente a una "clientela creciente de clase media".

La compañía catalana prevé cerrar en las próximas semanas la compra del solar, con el objetivo de empezar la comercialización de las viviendas en el último trimestre del año y de entregarlas a mediados de 2018.

La inversión de Petrus en estos dos proyectos en Colombia alcanzará los 15 millones de euros.

La compañía catalana apuesta por ahora por este país latinoamericano para concentrar su actividad internacional, aunque no descarta llegar en los próximos años a otras regiones como Panamá.

Rabassa subraya, en cualquier caso, que la expansión del grupo se llevará a cabo "con prudencia", creciendo dentro de las posibilidades y con una perspectiva de negocio a medio y largo plazo.

"Nuestro objetivo no es hacer una promoción o dos, sino hacer una carrera de fondo", sostiene el directivo, que destaca las oportunidades de negocio que ofrece Colombia, por ser un país estable, a diferencia de otros de la región, y con un gran potencial de crecimiento.

En España, la actividad del grupo catalán, que el pasado año cumplió 50 años, se concentra en Barcelona y Madrid.

En el área de Barcelona, Petrus espera iniciar el próximo mes de julio la comercialización de un nuevo edificio residencial en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), muy cerca de la Ciudad Judicial y de la plaza Europa, el nuevo distrito económico del municipio.

Se trata de una promoción de 42 viviendas que supondrá una inversión de 9 millones de euros y que la constructora desarrollará en dos fases, una primera con 24 pisos y locales y otra con 18.

El objetivo de Petrus es vender la mitad de los pisos sobre plano antes de iniciar la construcción: "No hay que cometer los mismos errores del pasado y no conviene producir lo que no tienes vendido", apunta Rabassa.

El vicepresidente de Petrus reconoce que hay entre la ciudadanía "cierto miedo" a comprar sobre plano, pero hace hincapié en que las promotoras están en condiciones de dar garantías de que se va a desarrollar un proyecto -y si no es así, devolver el dinero avanzado por los compradores- y que es la manera de comprar obra nueva a un precio más atractivo.

Rabassa comenta además que la demanda inmobiliaria ha cambiado en estos últimos años y que la gente busca pisos más grandes, de tres o cuatro habitaciones, que es el tipo de vivienda que construye ahora la empresa de forma mayoritaria.

En cuanto a Madrid, Petrus espera iniciar en breve la comercialización de un edificio también residencial situado en la calle Maldonado, en el lujoso barrio de Salamanca, en el que invertirá 7,75 millones de euros.

La firma, que cuenta actualmente con una plantilla de 57 empleados en Madrid, Colombia y Cataluña, está además pendiente de cerrar otras operaciones en Madrid y Barcelona por valor de 20 millones de euros más. EFE

 

Visto 1150 veces