Sábado, 01 Mayo 2021 13:08

Con Popsy, Colombia lleva 40 años disfrutando el mejor helado

Por

Una empresa que nació de un sueño familiar es hoy ejemplo de compromiso con el país y tiene presencia internacional.

La historia de helados Popsy es encantadora como su producto, arranca con una decisión de su fundador que dejó fría a la familia con el emprendimiento que tenía en mente.

La quijotesca aventura de montar una heladería y sacar a una familia de seis miembros adelante, emprendida en 1981 por Don Álvaro Londoño y su esposa Elena, se convirtió en una maravillosa “locura” que hoy es ejemplo de cómo se hace empresa en el continente.

Él, un colombiano, economista de profesión y cercano a los 50 años de edad, decidió abandonar su carrera pública en Naciones Unidas para establecerse de nuevo en Colombia, junto a su esposa y sus cuatro hijos, y montar una pequeña fábrica de helados, que se ha venido transformando con el paso de los años. Después de dos años de esfuerzos y de invertir el poco capital que tenían, los Londoño abrieron su primer punto de venta con el primer drive thru, que tuvo el país.

“El milagro ocurrió el 15 de febrero de 1981 en la avenida 68 de Bogotá”, recuerda Carlos Londoño, uno de los hijos que acompañó la creación de la marca desde niño, y que hoy está al frente del grupo empresarial en calidad de socio fundador.

“Recuerdo a mis 14 años ese día: largas filas de hasta tres cuadras para poder comprar un cono, un verdadero suceso en la ciudad. A partir de ahí la aventura creció hasta superar los 200 puntos de venta en 46 ciudades, sólo en Colombia, y sumar otros 50 entre Perú y Panamá, donde Popsy ha logrado expandir las ventas de sus helados gourmet, con sus sabores únicos más allá de nuestras fronteras y construir una marca querida y valorada por los consumidores de todas las generaciones”, explicó Carlos Londoño.

 

El amor que la familia Londoño siente por su empresa y por lo que hacen logró ser transmitido a sus trabajadores. Por eso en el aniversario número 40 de Popsy, los empleados serán grandes protagonistas de una serie de acciones con las cuales la marca recordará los momentos especiales de estas cuatro décadas de trabajo.

 

“Ellos quisieron hacer un reconocimiento a la lealtad de nuestros clientes con tarjetas firmadas de su puño y letra y que acompañan los pedidos de nuestro canal de domicilios propios. En dichas tarjetas no sólo cuentan su labor en la compañía, sino que agradecen la fidelidad en estos años, invitando a celebrar juntos. Son mensajes emotivos, nacidos del corazón de nuestros colaboradores”, señaló Natalia Niño, Gerente General de la empresa.

 

Así mismo, la marca quiere reconocer la labor de algunos colaboradores de diferentes áreas, rindiéndoles un pequeño homenaje contando sus historias de vida en la compañía, sus experiencias, vivencias y logros. Estas historias aparecerán en la parte posterior de los empaques de los litros de helado. “Era más que justo este reconocimiento a ellos, en nombre de los 1.800 colabores que hoy trabajan con nosotros” resaltó Natalia Niño.

Otra de las actividades que tendrá Popsy este año de aniversario será la recuperación de sabores. A lo largo de estos 40 años la compañía ha lanzado al mercado más de 100 sabores de helado y en este 2021 los consumidores tienen la posibilidad de elegir aquellos que añoran. Por ejemplo, el Merengón de Guanábana que se lanzó al mercado en los años 90 s, fue elegido por los clientes como el primer sabor de celebración y estará en las heladerías por tiempo limitado.

 

“Entrar a una heladería nuestra es volver a ser niños; queremos que con estos sabores los colombianos vuelvan a vivir esa sensación e incluso, que las nuevas generaciones prueben sabores que, como éste marcaron muchos momentos felices de nuestras vidas” expresó la Gerente General de Popsy.

 

Natalia NiñoPronto los consumidores de esta famosa marca de helados tendrán un canal de recetas y un libro de conmemoración de los 40 años con 40 recetas de la mano de Mark Rausch, donde podrán disfrutar de diferentes usos para el helado y otros productos complementarios como pulpas de fruta y salsas, que la marca ha lanzado en los últimos meses.

 

“La satisfacción de haber sobrevivido a tantas dificultades, apostando por nuestra gente y fortaleciendo la reputación de nuestra marca, con la solidez financiera y el compromiso de trabajar por garantizar el empleo en momentos de crisis, nos anima a seguir avanzando para luchar por otros 40 años más”, resume Carlos Londoño al celebrar cuatro décadas muy productivas para él, las familias de sus 1 800 colaboradores y sus millones de consumidores.

 

Algunos de los mensajes que los clientes de Popsy encontrarán por estos días en los envases de helado dicen: “trabajo en el área de producción de esta maravillosa compañía. Te agradezco por preferir nuestro helado gourmet. Ha sido preparado con mucho amor, los mejores ingredientes y la dedicación de muchos maestros heladeros”. El mensaje lo firma Gilma Gallo quien trabaja como operaria calificada en el área de producción.

 

“La satisfacción es completa cuando recuerdo que por 4 décadas hemos trabajado por ser los números uno en el mercado. Más me alegra cuando sé que le doy felicidad a la vida de nuestros clientes con mi labor de todos los días”, dice otro de los mensajes escrito por Blanca Myriam Gonzales, operaria de Popsy.

 

La marca afirma que vendrán muchas más sorpresas en este año de celebración de sus primeros 40 años.

Popsy, la empresa orgullosamente colombiana sigue produciendo helados gourmet, deleitando a las familias colombianas, panameñas y del mundo ya que sus sabores pueden ser adquiridos por los más exigentes paladares en ciudades turísticas y de enorme desarrollo.

Resulta grado recordar esa esquina blanca del barrio José Joaquín Vargas a orillas de la carrera 68 que bajo soles caniculares era sin duda el más afable oasis de familias y niños, esos que ya siendo padres de familia miran hoy con admiración las letras de colores que identificaron el lugar. Allí premian buenas calificaciones, celebran cumpleaños y llevan el sabor único que le pone sello al encanto bogotano.

Visto 343 veces