Lunes, 11 Julio 2022 22:33

Fundador de EasyFly, Alfonso Ávila se retira de la afamada aerolínea

Por

Durante 15 años lideró la aerolínea de mayor crecimiento en el mercado aeronáutico colombiano. Con su liderazgo, la aviación regional ha escrito uno de los capítulos más brillantes de su historia.

El fundador y presidente de la aerolínea colombiana EasyFly, Alfonso Ávila decidió su retiro de la compañía que concibió en el año 2005 con el propósito de prestar un servicio de transporte regional, conectando los principales centros urbanos del país con municipios y poblaciones de la provincia.

Después de más de quince años en la dirección de la empresa y de haberla convertido en líder de este importante segmento, tanto por el número de pasajeros transportados como por su calidad y cobertura, Alfonso Ávila, considerado uno de los más grandes empresarios de la industria aérea del país, dejó el cargo a partir del 6 de julio.

EasyFly fue constituida jurídicamente en diciembre del año 2005, en octubre de 2007 realizó sus primeros vuelos de prueba y en enero de 2008 inició las operaciones regulares con una flota de cuatro aviones Jetstream 41 y diecisiete rutas asignadas. Hoy, catorce años después, la compañía cuenta con veinte aeronaves ATR, de las veinticuatro que tendrá al final del presente año, opera cincuenta y cuatro rutas, está presente en treinta y cinco ciudades colombianas y cubre el noventa por ciento de los departamentos del país.

Bajo el liderazgo de Alfonso Ávila la compañía creció anualmente, de manera consecutiva, en un promedio del 24 por ciento, lo que equivale al doble de la industria aérea nacional y cuatro veces más que el mercado internacional. En efecto, en su primer año de operaciones esta compañía transportó 149.000 pasajeros y se estima que el cerrará el 2022 con 2,5 millones de pasajeros. Así mismo, pasará de 33.000 vuelos realizados en el 2021 a 61.00 vuelos en el 2022.

 

EasyFly es la compañía líder de la aviación regional del país y ha cumplido la meta que nos propusimos cuando decidimos crearla: la oferta de un servicio directo, volando punto a punto, colocando al usuario en el centro de la operación y abriendo la posibilidad de conectar al país de manera eficiente, abriendo rutas pioneras y permitiéndole a los viajeros ir específicamente a sus destinos sin tener que pasar obligatoriamente por Medellín o Bogotá, como sucedió a lo largo de la historia”, dijo el señor Alfonso Ávila.

 

En efecto, EasyFly creó destinos y conexiones inéditos, estableció las conexiones directas y fruto de ello lideró el renacer de la actividad aérea regional en Colombia, conectando destinos que nunca antes se habían realizado regularmente como, por ejemplo, las rutas Barranquilla-Valledupar, Cali-Villavicencio, Medellín-Pitalito, Cúcuta-Arauca, Cali-Puerto Asís, Bucaramanga-Villavicencio, Medellín-Bahía Solano y Tolú, y recientemente a Paipa con Medellín y Bucaramanga, siendo protagonista de la primera gran apertura de los cielos boyacenses en toda su historia para servir al comercio, al turismo y a la industria del departamento.

 

 

Un aspecto sobresaliente de la gestión de Alfonso Ávila fue haber liderado el proceso que le permitió a la compañía recuperarse del impacto causado por la parálisis de la cuarentena inicial del Covid-19. La apropiada reestructuración de la deuda, medidas de choque, creatividad y liderazgo fueron algunos de los principios adoptados por la aerolínea a la que le correspondió, reabrir las operaciones aéreas nacionales con el primer vuelo comercial realizado en Colombia, el 17 de julio de 2020 con el trayecto Bucaramanga-Cúcuta. De esta manera la compañía inspiró a la industria aérea nacional para salir de esa crisis. En su propia experiencia, el camino se fue despejando y al cierre del año 2021 fue protagonista de una extraordinaria recuperación económica, siendo la única empresa aérea colombiana no sólo en retornar a su punto de equilibrio sino en generar utilidades luego de la etapa más crítica de la pandemia.

Visionario aeronáutico

La impecable ejecutoria de Alfonso Ávila a través de EasyFly no es la única en la industria aérea colombiana, una actividad a la que ha estado ligado por cerca de cuarenta y cinco años. En 1978 ingresó a la aerolínea Avianca como Contralor y vicepresidente Financiero y luego de once años pasó a la presidencia de la Sociedad Aeronáutica de Medellín, SAM, de la que se retiró para fundar la aerolínea de vuelos Jet AeroRepública en 1993.

Con esta compañía, incursionó exitosamente en el mercado aéreo nacional, lideró algunas de las más importantes rutas turísticas del país, con un notorio y constante crecimiento que la llevó al ranquin de las cien empresas más grandes del país en el año 2003 por el volumen de sus operaciones, según la revista Semana. En 2005, dada su exitosa gestión y su valor de marca, fue adquirida por Copa Airlines.

En doce años de operaciones ininterrumpidas AeroRepública transportó más de doce millones de pasajeros y logró una participación del 35,7 por ciento del tráfico de rutas troncales del país. Pero más allá de eso, su presencia en el mercado revolucionó el concepto de la operación aérea nacional, trazó un nuevo concepto del servicio a bordo e hizo más económica y asequible la posibilidad de volar para los colombianos.

Después de esta experiencia y en una coyuntura como la de mediados de la primera década del presente siglo, en la que la aviación regional estaba postrada, Alfonso Ávila vio una gran oportunidad de negocio y de servicio al país, por lo cual desarrollo el modelo de EasyFly, un concepto de aviación revolucionario concebido para el progreso del país y de sus zonas más apartadas.

 

“Mi retiro se hace efectivo cuando, justamente, he liderado el proceso de recuperación de EasyFly y en el momento en el que la compañía ha retornado a la tendencia y a los promedios de crecimiento que le han sido tradicionales desde 2008. Tengo un sincero sentimiento de gratitud con todos los colaboradores de la empresa, con mi esposa y mi familia, pues ellos son quienes han posibilitado su grandeza. También al presidente de la Junta Directiva Henry Cubides Olarte, por su confianza, apoyo y respaldo a todas las iniciativas que llevamos a cabo. Ellos y yo podemos decir, con orgullo, que hemos cumplido. Y que hemos construido una aerolínea, una marca, un hito en la historia de la aviación colombiana, llamado orgullosamente EasyFly”, dijo Alfonso Ávila.

Visto 393 veces