Lunes, 20 Mayo 2024 11:08

Sanfer inyecta US$35 millones en nuevo centro de producción farmacéutico

Por
Sanfer inyecta US$35 millones en nuevo centro de producción farmacéutico Suany-Orrego-Carvajal---Directora-General-Sanfer-Colombia

La nueva planta triplicará la producción, pero quedó proyectada para tener seis veces la obtención de medicamentos. La multinacional mexicana revalidó su confianza en Colombia.

Luego de invertir 35 millones de dólares, la multinacional Sanfer presentará en Colombia su nuevo y novedoso Centro de Producción Farmacéutico, una apuesta de los reconocidos laboratorios transnacionales que garantiza el abastecimiento de medicamentos en el país y en la región.

Esta trascendental inversión, aparte de llevar a los usuarios del sistema de salud medicamentos esenciales y de alta complejidad, es prometedora de cara a incrementar las exportaciones a países como Chile, Argentina Ecuador, los de Centroamérica y no muy lejos a México, una muestra de que Colombia en la industria farmacéutica sigue mostrando potencial pues corrobora que es un gran animador y fuerte jugador.

El atreverse a capitalizar para erigir este centro y el alcance de su aporte es de tal impacto por los cambios, novedad y originalidad que de inmediato hubo el reconocimiento por parte del gobierno colombiano en cabeza del Ministerio de Ciencias y tecnología con el estímulo a la ciencia, tecnología e innovación, una manera de resaltar el compromiso de Sanfer con la salud humana en Colombia.

La Directora General de Sanfer en Colombia, Suany Orrego Carvajal, le dijo a Diariolaeconomia.com, que la empresa mexicana fundada en 1941 tras la unión de dos casas farmacéuticas, la de Ramón Santoveña Calleja y desde luego la de Celestino Fernández Valle, se propuso firmemente crecer en el mercado de los medicamentos y otras ofertas para el bienestar y la salud sobre pilares de innovación, inversión y compromiso. Desde ese momento Sanfer no conoce pausa en exploración, investigación y desarrollos y sigue cumpliendo con la misión inquebrantable de elaborar nuevos productos y medicinas que serán determinantes en el tratamiento de enfermedades y así coadyuvar con una buena salud.

La ejecutiva expuso que 80 años después, Sanfer ha crecido logarítmicamente y afirmó que en los últimos diez años la firma creció de manera más acelerada. Actualmente el grupo tiene en Colombia dos compañías bajo su techo, una que adquirió Sanfer en 2008, Laboratorios Bussie que fue una empresa familiar y otra que compró en 2014, Laboratorios Labinco, una empresa orientada a genéricos y a genéricos de marca.

 

“Con estas dos empresas locales, Sanfer le ha apostado al mercado farmacéutico colombiano y ha seguido creciendo, tanto así que hoy la compañía hace parte de las diez primeras empresas de farmacia en el contexto nacional”, afirmó la Directora General de Sanfer Colombia, Suany Orrego Carvajal.

 

 

 

Esta compañía igualmente muestra una dinámica interesante en el ámbito global porque aparte de los medicamentos para los humanos, logró afianzar un destacado portafolio en salud animal, un capítulo que sigue repuntando y llevando todo tipo de soluciones a los veterinarios y productores de la ruralidad, un aporte notable en productividad, competitividad y rentabilidad.

En el frente de salud humana, Sanfer es sumamente fuerte en México y desde 2014 viene creciendo exponencialmente en Latinoamérica. Cuenta con oficina en Panamá que cubre Centroamérica y el Caribe, asimismo el grupo tiene la sede de Ecuador que maneja un mercado que va en franco crecimiento y adquirió dos laboratorios en Perú, Portugal y Cifarma, en Chile la firma absorbió Laboratorios Pasteur, en Argentina las inversiones del conglomerado también se vieron y por ello en ese país del Cono Sur Sanfer cuenta con una pequeña compañía llamada Pharmadorf con lo que lograron afianzarse en el mercado latinoamericano queriendo posicionarse por inversiones, producto y calidad dentro de las cinco primeras de la región a mediano plazo.

La empresa lleva la innovación en su ADN, una característica que la catapultó en diversas líneas de la salud. En ocho décadas la empresa creció en oferta y hoy maneja un vademécum que va desde cuidado primario, muy fuerte en oncología en México en donde la firma compró hace tres años aproximadamente Laboratorios Probiomed, una compañía dedicada a la obtención de medicamentos de alto costo.

Con la innovadora construcción, dotada de tecnología y soluciones de punta será posible triplicar la oferta disponible y pasar fácilmente a 84.1 millones de unidades en 400 referencias de productos para avanzar en tratamientos psiquiátricos, de gastroenterología, cardiología, dermatología, dolor y bienestar, una oferta de mayor tamaño y calidad que se produce con los más altos estándares para la obtención, todo bajo estrictos protocolos.

Al amparo de Sanfer se produce Omeprazol, Mosaprida, Plasil, Leprit Enzimático, antidepresivos, antipsicóticos, soluciones para la disfunción eréctil, sales de hidratación que repuntan en ventas y muchos otros productos que cubren muchas patologías.

Sanfer vende como grupo a nivel global 700 millones de dólares de los cuales Colombia participa con 70 millones de dólares aproximadamente.

Para la Directora General de Sanfer Colombia, la idea es cubrir todos los segmentos del mercado farmacéutico. Un dato llamativo es que Sanfer no solamente crece en productos y expansión sino en colaboradores por cuanto la firma emplea unas 11.000 personas que pueden ser más porque vienen nuevos anuncios y seguramente más y sorprendentes inversiones en 2024 que traerían implícitas la compra de nuevos laboratorios en América Latina.

La vocera manifestó que con el gran proyecto que tiene Sanfer en Colombia, efectivamente se consolidará la fabricación y la producción nacional de medicamentos, pero igualmente esta dinámica facilitará la ampliación de la oferta de productos en el mercado. La firma en Colombia está dedicada, dijo Orrego Carvajal, a una comercialización dinámica de medicamentos genéricos puros y de marca.

Sobre las patentes que tienen los medicamentos, Sanfer Colombia como empresa se mostró respetuosa de ese derecho que le asiste a quién investiga y apuntó que en el tema se viene trabajando, pero recalcó que la firma acata el mandato de la industria y las reglamentaciones, razón por la cual el grupo solamente produce medicamentos cuyas patentes ya se han liberado.

Aclaró que actualmente está en vigencia el Decreto 2085 que protege los datos muy a pesar que se haya perdido la patente, una disposición que todavía prevalece en Colombia lo cual hace que los laboratorios de producción nacional deban respetarlo.

 

Sanfer, una empresa que promueve inclusión y tejido social

 

 

Un punto muy importante para el Grupo Sanfer es que es demasiado humano, si bien la compañía le apuesta al crecimiento financiero y a su rentabilidad, también cuida mucho su gente. El ambiente laboral es tan afable en esta corporación que la rotación en México y en América Latina es baja. En Colombia la firma tiene 950 colaboradores de los cuales el 70 por ciento son mujeres.

Siguiendo con las operaciones en Colombia, hay un plan de trabajo con el grupo donde se le apuesta al bienestar de los trabajadores puesto que para Sanfer es muy importante que la gente esté feliz y satisfecha en su sitio de labores habida cuenta que los colaboradores pasan la mayor parte de su tiempo en la empresa.

Todo eso llevó a trazar y poner en marcha varios programas de bienestar y educación, uno de ellos con el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, dirigido a los operarios que no han tenido la certificación de la carrera técnica y que una vez cumplan con los requisitos y la formación obtendrán su certificación para que puedan consolidar su crecimiento profesional, algo que resulta tremendamente trascendental en la compañía porque se tiene ese balance persona-trabajo.

La entidad estatal de educación graduará a los estudiantes, en este caso trabajadores de Sanfer, como técnicos en procesos de manufactura farmacéutica, un logro y un sueño que verán cristalizado en diciembre de este año.

 

Ante eventualidades geopolíticas hay que tomar precauciones

 

 

Frente a la realidad mundial, Sanfer está haciendo una planeación un poco más a largo plazo, está previendo posibilidades y temas que no se pueden descartar, una experiencia que se tuvo con la llegada del Covid-19 en donde no hubo traumatismos en la operación porque se adelantaron pedidos, luego si bien hubo un impacto a nivel financiero, vino una compensación con el costo de oportunidad que ganó el grupo moviendo fichas a tiempo.

 

“Actualmente estamos adelantando algunos pedidos, ganándonos unos precios en ese sentido, es decir, no esperar que empiecen a elevarse fletes, entonces si optamos por anticipar compras para garantizar el abasto de los medicamentos en los próximos años básicamente”, puntualizó Orrego Carvajal.

 

Con todo el contexto mundial en donde se reportan más de 55 conflictos, los más mediáticos y visibles Europa Oriental en donde todo se agrava en Ucrania, pero también Franja de Gaza que ha causado la intervención bélica de terceros países de lado y lado en la muy lamentable confrontación.

En amenazas como las citadas, las empresas del tamaño que sea generalmente se preparan para eventuales economías de guerra, pero viendo el asunto a hoy, el Covid-19 fue una experiencia muy tenaz en conocimientos y aprendizaje porque enseñó a prever, organizar las compañías y agudizar el ojo avizor lo que ayudó a preparar las estructuras empresariales para enfrentar dificultad.

Con la pandemia, Sanfer tuvo que contratar más gente porque precisamente la empresa tenía un medicamento para el Covid-19, la Ivermectina, una de las moléculas que se utilizó muchísimo al inicio.

 

“En este momento sí estamos tomando algunas medidas a nivel de costos y gastos para minimizar en caso de que se venga este tema de economía de guerra, pero puedo decirle que estamos preparados ya que al final del día en este mercado farmacéutico hay control de precios y unas reglas que nosotros no podemos saltarnos y por eso internamente como empresa nos tenemos que organizar para mantener los márgenes que necesita un negocio como este”, señaló la directiva.

 

Las reformas generan expectativa

En materia de reformas, dijo Suany Orrego Carvajal, una opinión puede ser apresurada porque no hay nada claro y en ese frente todo es incertidumbre, lo cierto, agregó, es que las directivas como parte de la compañía deben estar muy atentos a lo que pueda pasar. Actualmente la cartera por parte de los operadores logísticos no reviste ninguna preocupación y todo está bien, por fortuna, indicó, no hay problemas.

Aclaró que más allá de que todo marche, el mundo es de cambios y las cosas pueden pasar a otro plano, lo cierto es que, como todo cambio, hay expectativa y en el momento las empresas están como toda la población, tratando de resolver acertijos y dando un compás de espera para saber cuál será la nueva hoja de ruta, y determinar si servirá o no.

Hasta tanto no se vea un nuevo funcionamiento y pase un tiempo para evaluarlo es prácticamente imposible determinar si se está o no de acuerdo, pero eso, recalcó, toma sus días.

La cartera de la empresa está en este momento en 90 días promedio, ello teniendo en cuenta que Sanfer tiene un 50 por ciento de mercado trade y un 50 por ciento institucional que es un poco más larga, pero se compensa con el canal trade, empero la cadena de 90 días está muy bien por todo lo que se habla y todo porque se hace ese mix, pero más o menos en mercado institucional los días de cartera son 120. La cartera vencida de Sanfer, dijo la Directora General, a la fecha es muy pequeña.

Hoy la ciencia, la medicina y la investigación científica tienen enormes desafíos en la salud humana y animal por cambio climático, pero igual por resistencia bacteriana, mutaciones y aparición de nuevos agentes patógenos y vectores. Sobre el tema, Suany Orrego Carvajal reconoció que indudablemente hay un reto, pero aclaró que también es determinante educar a la población porque infortunadamente se creó la irresponsable costumbre de auto-medicarse y acudir al doctor Google, luego el tema es seguir con las visitas al médico y proceder de acuerdo a la recomendación profesional.

La gente, anotó, toma antibióticos por cualquier dolor de garganta y eso es lo que genera la resistencia bacteriana y por ello es necesario volver al criterio médico y estar expectantes a eso. La industria desde luego tendrá sus luchas ya que no será nada sencillo descubrir y descubrir moléculas, el asunto pasa por cómo se organiza la sociedad y cómo se educa como población.

La tarea debe hacerse en todos los terrenos porque inclusive el campo debe bajar el uso de antibióticos y volver a lo básico, pues de lo contrario la humanidad seguirá en serios problemas.

 

El Estado tiene un papel importante de cara al nuevo escenario patológico

 

 

Cuando se habla del inevitable crecimiento y aparición de enfermedades que conllevará a una variedad patológica que generará alerta, actualmente están entrando nuevas medicinas y moléculas, de todas maneras, hay una regulación por parte del INVIMA que ayuda en el frente de medicamentos, pero resaltó que infortunadamente la entidad tuvo una crisis con los ataques cibernéticos y además todo se hizo más difícil en el instituto con la interinidad de los directores.

Por todo eso, apuntó Orrego, hay un retraso en la liberación de registros sanitarios y posiblemente hay inconveniente con la demora o el aplazamiento de ciertas moléculas, pero la industria abriga la esperanza de que el INVIMA con su nuevo director, Francisco Augusto Giussepe Rossi, haga una reestructuración y mejore sus procesos para que verdaderamente el país pueda dormir tranquilo.

Expresó que la industria y Sanfer creen en los conocimientos del nuevo funcionario, hay ilusión porque ya hay un compromiso de meter el pie en el acelerador para optimizar los procesos con lo cual se debe mejorar. El asunto es tan trascendental que no se habla solo de medicamentos sino de aprobación de plantas, algo importante porque en el momento actual de escasez de medicina el que las plantas estén autorizadas ayuda a compensar y a cubrir la demanda que hay en Colombia.

Como la idea es empujar el carro entre todos, La Directora General de Sanfer en Colombia, Suany Orrego Carvajal, ofreció su colaboración y la de la compañía para rodear y acompañar al ente regulador y de vigilancia. Dijo que en Sanfer están abiertos todos los canales para dar una mano y contribuir a que los procesos del INVIMA se agilicen para tranquilidad de todos en el sistema de salud.

Una gran satisfacción de Sanfer es salvar vidas y poner al servicio de la salud tratamientos eficientes y demasiado útiles. La médico dijo que es gratificante contar con medicamentos de alta calidad, confiables y que verdaderamente ayuden con el bienestar de las personas, que es de fondo uno de los objetivos del grupo porque no se trata de alcanzar el éxito profesional sino brindar salud a los colombianos y generar en la gente un marcado sentido de pertenencia porque la vida es ver nacionales escalando en lo profesional, pero asimismo en lo personal y familiar.

Si bien hay señalamientos a la síntesis química, en aspectos de salud ha sido esencial y por ello en opinión de la directiva la medicina alopática, corriente, ortodoxa o convencional, todavía tiene mucha cabida en el mundo de las enfermedades. La parte homeopática todavía no se está viendo, pero reconoció que hay un boom muy grande pues hay laboratorios mundiales que ya están en Colombia en donde han tenido una asombrosa cabida.

Estratégicamente no se ha pensado en cambiar lo que viene funcionando, pero para la profesional dijo que el sector salud per se, no está cerrado a ese tema ya que se puede seguir creciendo en diferentes líneas, verbigracia, oncológicos, de inmunosupresores y de otras naturalezas a las que se les quiere apostar, sin embargo el grupo quiere ser muy fuerte en el cuidado primario, atacando enfermedades como la hipertensión, que la mayor parte de la población la tiene, y a medida que los humanos envejecen, las enfermedades crónicas aparecerán con mayor frecuencia porque la senectud ha mostrado cambios puesto quienes vivían hasta los 50 años, ya experimenta mayor duración porque la edad se estira hasta los 80, 90 o 100 años, luego para la firma esa es otra apuesta por hacer, pero ofreciendo medicamentos al alcance de los habitantes, eso dice por qué Sanfer tiene una línea de genéricos tan fuerte.

En el momento presente la compañía tiene medicamentos genéricos en dos líneas, pero el próximo año firma llegará con una línea de genéricos fuerte, bajo el sello Sanfer.

En materia de cáncer hay un trabajo intenso que busca obtener medicamentos evolucionados, eficaces y que curen. Un dato real es que la enfermedad cancerígena ha aumentado por tabaquismo, alcoholismo, precarias dietas, exceso de azúcar, exposición al sol, comportamientos sexuales indebidos y desidia puesto que muchos dejan de ir al médico para las auscultaciones obligadas como próstata, colonoscopias y otros exámenes. Colombia tiene una mortalidad elevada por cáncer de mama, colorrectal, estómago, próstata, pulmón y cuello uterino, entre otros.

En asunto es que el cáncer crece y la ciencia no ha logrado encontrar algo específico sobre sus orígenes y causas porque de ser así ya habría la anhelada cura, como quiera que sea, en esta enfermedad influye notoriamente el nivel de vida que se lleva porque muchos concentran todo en el trabajo y en el estrés sin propender por un verdadero balance pues quienes han trabajado en ello, en un sano equilibrio, mejoraron su calidad de vida, dicho de otra forma lo ideal es no tener la parte laboral en el centro sino seres humanos en ese privilegiado lugar y que todo gire en torno a la persona y poder llevar una existencia más plena que sin duda va a disminuir la incidencia de cáncer en la población.

De cara al quinquenio y aprovechando que hay fidelización de producto y marca, que hay calidad y posicionamiento, Sanfer está apostando por ser el número uno.

 

“Para mí es un orgullo estar aquí porque garantizó junto con mi equipo que los productos sean de alta calidad, de manera juiciosa vamos ajustando y estamos creciendo, pero ahora con la nueva planta de producción farmacéutica ubicada en el corazón de Bogotá, triplicaremos la producción, esta es una apuesta por el país y la verdad tenemos un centro de distribución que nos quedó pequeño y a dos años ya estamos edificando otro aquí cerca, todo en el corazón bogotano, pero por todo lo que hacemos y lo bien que trabajamos, en cinco años seremos los primeros en Colombia”, vaticinó la Directora General de Sanfer Colombia.

 

Una inversión que catapultará a Sanfer

 

 

La nueva fábrica que demando recursos por 35 millones de dólares es un proyecto bastante ambicioso por tratarse de una planta vertical lo que permite producción en un piso de sólidos, otro piso de líquidos y de semisólidos. Hacerla en Bogotá fue fácil porque en esta ciudad están, inclusive en la misma zona, las otras empresas del grupo, además la gente que trabaja allí, los operarios tienen su entorno de vida en la capital del país.

Se dio la opción de comprar una bodega cercana a las oficinas de Bogotá la cual fue ideal para erigir la nueva planta, un paradigma de productividad, competitividad, innovación y tecnología.

La inversión no fue solamente locativa sino igual en maquinaria y bienes de capital, fueron importados unos equipos italianos de última tecnología que garantiza triplicar la capacidad productiva, optimizando procesos y tiempo. Un punto para tener en cuenta es que, si en unos años la capacidad no da abasto, la firma puede crecer con la misma estructura y construcción, el asunto pasaría por adquirir nuevas máquinas y ocupar otros espacios, es decir pasar de triplicar a tener seis veces la producción.

La nueva planta goza de una infraestructura moderna que permite aprovechar espacios y tener una buena visualización de las máquinas, por su condición y equipamiento, aseguró Orrego Carvajal, la factoría ayuda a estar listos con contingencias futuras.

 

“Nosotros estamos cumpliendo con el informe 37 que es el que exige la organización Mundial de la Salud, OMS, para las plantas de producción en Colombia, es decir buenas prácticas de manufactura, aunque aquí estamos con el informe 32, estamos al día con el Instituto Nacional DE Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, INVIMA, pero como todos saben los estándares día a día van subiendo y nosotros estamos acá al cien por ciento cumpliendo con ese informe lo cual no solamente nos ayuda para Colombia sino también para exportación pues hoy estamos exportando el 20 por ciento de los que producimos, de todas maneras la nueva situación nos lleva a ampliar clientes en el extranjero y a fabricar de acuerdo a las exigencias que cada nación tenga”, subrayó la Directora General de Sanfer.

 

Al igual que los alimentos, el mundo cada vez tendrá mayores necesidades de medicamentos y para el caso Colombia la producción debe estar al máximo porque solo dos país, China e India hacen pensar que vienen grandes momentos, El escenario nacional es otro ítem a tener en cuenta ya que la cobertura en salud está en el 98 o 99 por ciento, de hecho la demanda de medicamentos ha crecido vertiginosamente en los últimos años lo que brinda una gran oportunidad a empresarios, pero también a los pacientes a quienes se debe la industria.

Orrego Carvajal insistió que es muy bueno avanzar, pero acentuó que siempre hay que mejorar por la salud de las personas y manifestó que apostarle a Colombia es darle una esperanza al país que para el caso se construye desde el adeudo y el empresariado, por eso los mejores trabajos se dan y se focalizan en hacer las cosas más que bien.

El próximo 29 de mayo a las 10:30 de la mañana la nueva planta será presentada en sociedad, se hará el lanzamiento oficial con personal de gobierno, de la embajada de México, quienes estarán haciendo el debido recorrido por la potenciada fábrica para que conozcan equipos y proceso, todo sumado un megaproyecto en Colombia. Esta inversión, hay que repisarlo, es una importante de las tantas que vienen pues hay fe, pero por encima eficiencia, lealtad y compromiso cívico.

Visto 1312 veces