Viernes, 07 Junio 2024 17:17

Olivia: Colombia tiene grandes potenciales en recurso humano

Por
Olivia: Colombia tiene grandes potenciales en recurso humano Imagen-de-Pete-Linforth-en-Pixabay

Esta consultora ve importantes opciones en el país por la formación y mano de obra. Si las empresas no se transforman se ven expuestas a colapsar y desaparecer.

La firma Olivia, experta y reconocida en el ámbito empresarial por adelantar procesos de transformación en cualquier lugar del mundo, indició que sigue con todo compromiso acompañando a sus clientes en ese reto permanente de innovar y evolucionar la cultura al interior de las factorías lo que incluye mejorar todos los procesos de digitalización, dicho de otra manera, abriendo espectros de optimización y potenciando el ADN renovador.

Cabe anotar que Olivia viene trabajando en el crecimiento de las empresas sobre pilares de evolución, sin cambiar su propósito, el que hace parte del espíritu de la compañía, transformar el mundo adelantando una labor profesional y con un método riguroso empresa por empresa.

Para las directivas de Olivia la meta es transformar el globo y dejarlo mejor de lo que se encuentra, todo de acuerdo a los sabores de cada una de las industrias con las que opera, que son un universo importante ya que Olivia hace negocios e interactúa en todos los sectores productivos, tanto en bienes como en servicios.

El CEO y socio de la consultora internacional Olivia, Jorge Gatto, afirmó que es innegable que hay una herencia actual y es la consecuencia no solo del Covid-19 sino de la crisis global logística y de la guerra entre Rusia y Ucrania que golpeo el abastecimiento y hoy tiene al mundo haciendo reingeniería y pensando en cadenas regionales de valor, todo un antes y un después con la pandemia que cambió al mundo por completo.

A juicio de Gatto el Covid-19 y la pandemia generaron un desafío enorme porque lo que se iba a producir en diez años se hizo en dos meses, es decir un cambio abrupto en la manera de trabar y lo que se planteó como hipotético, que la gente trabajara desde su casa, ocurrió de un momento a otro, un reto que debieron asumir los líderes porque era perentorio conservar los negocios, el empleo y la pertenencia de las personas con cada una de las empresas.

 

 

Hoy, apuntó Jorge Gatto, las empresas necesitan que las personas vuelvan al trabajo presencial, que retornen a las oficinas porque la pandemia trajo mucha disrupción y todo lo que eso implica como el trauma que viene posteriormente con semejante distorsión o ruptura, escenario que unos entendieron y otros no.

En el mundo de los negocios, dijo el CEO, debe haber un propósito porque muchas empresas tienen un eslogan, pero no siempre alcanzan el objetivo que persiguen y en ese sentido, señaló Gatto, Olivia ayuda mucho a que los agentes tomen consciencia respecto de dónde están y a qué aspiran como negocio, pero igual qué quieren sus accionistas porque es bien claro que son muy diferentes las miradas entre un funcionario y el ejecutivo de una organización.

 

“El momento actual es muy difícil, estamos en guerra y en Latinoamérica vivimos una realidad muy diferente a la de otros países. Nuestra oficina de España tiene un entorno bastante distinto en ese sentido. Si hay un estallido mayor del conflicto vendrá una crisis que el ser humano indefectiblemente tendrá que enfrentar, el tema es cómo nos preparamos para eso y es muy complejo, pero es una realidad como ha sucedió con inundaciones, terremotos y catástrofes, la pandemia claro está, asuntos que están rodeando a la humanidad y por eso en tiempos de paz hay que preparase para la guerra y cuando esta se enciende es necesario actuar, lo pongo como ejemplo, ahora bien en los instantes en que un negocio es rentable hay que prepararlo para la crisis que asoma porque va a venir. Yo invito a las organizaciones para que se preparen en momentos de máxima prosperidad para el paso siguiente que puede estar marcado por la adversidad”, remarcó el CEO.

 

Para el versado es claro que la institucionalidad empresarial se logra cuando se tiene claro el propósito y cuando las personas de la compañía viven y vibran con ese encargo de manera homogénea, el conflicto no se da porque hay una meta, ganar el partido, y allí el personal trabaja como un equipo, con roles y funciones puntuales.

 

 

Desde la perspectiva de Olivia, hay países, empresas y sociedades que adolecen de iniciativa de cambio o transformación porque sencillamente muchos líderes no están a la altura del liderazgo y es visible que hay personas ocupando roles para los que no se prepararon, algo que se hace más grave porque en muchas ocasiones el tema no se identifica, algo que dificulta el buen desempeño porque es muy complejo lidiar con la incompetencia, no es de todos los casos, pero Olivia identificó un número elevado de ineficiencias como por ejemplo la incapacidad concreta para leer el mercado y tras ese asunto es imposible actuar en consecuencia, un problema que tiene que ver con el poco conocimiento, un inconveniente que deja huella y que demanda transformación para entrar por derroteros de eficacia.

Olivia, explicó Jorge Gatto, ve grandes potenciales en el recurso humano de Colombia, expresó que hay individuos muy competentes, con un gran nivel de formación y con algo que no es menor y es el idioma porque el colombiano habla bien el inglés y por eso hay una puerta abierta al mundo, eso dice, afirmó, el por qué muchas compañías tienen su hub de desarrollo en Colombia en donde hay estructura y capacidades éticas, algo fundamental y determinante en la confianza.

Olivia firmó recientemente un contrato con Ecopetrol, una empresa que tendrá la mejor orientación porque precisamente Jorge Gatto ha recorrido el mundo de los hidrocarburos, algo que le da propiedad y autoridad para abordar distintos temas de la industria y su transformación. La consultora identificó grandes opciones en el país y por eso apuesta por un modelo de exportación hacia la región y el mundo.

Una ventaja de Olivia es que como trabaja en distintos países con firmas multinacionales va aprendiendo y llevando experiencias de éxito a distintos hemisferios. Una salida para que las economías crezcan, apuntó Gatto es la globalización, un buen ejemplo la consultora que dio el paso y hoy reporta crecimientos del 80 por ciento.

 

Una firma con credenciales

 

 

La empresa acredita mucha experiencia en petróleo, pero igualmente en consumo masivo, salud, educación y otros frentes con los que se va haciendo una sintonía fina respecto al desafío requerido dependiendo del lugar y el momento.

Es por esa dinámica, expuso Gatto, que Olivia entró en el mundo de la inteligencia artificial puesto que consideró esencial tener soportes numéricos en muchas de las cosas que durante años se venía pidiendo. También Olivia se metió de lleno en el mundo de la educación con lo que le dio vida a su Academy.

 

“Tenemos una plataforma donde formamos líderes tanto en el negocio B2C o empresa a consumidor como en la línea B2B que traduce transacciones o actividades comerciales hechas de empresa a empresa, todo involucrando bienes o servicios, las soluciones llegan también a personas que deciden certificarse en cultura, gestión del cambio, innovación o cualquiera de las cosas en las que Olivia es especialista”, aseveró Jorge Gatto.


Recalcó que solamente logrando la transformación de las personas es viable alcanzar la evolución de las empresas puesto que es determinante el rol que los seres humanos tienen en las organizaciones ya que a partir de las acciones de los colaboradores se consigue la modificación o reformación de los negocios y en definitiva de las industrias.

Aclaró que más allá de que la transición empresarial impacta aspectos como cultura, infraestructura, tecnología y los procesos de cada empresa, lo cierto es que detrás de todo, siempre hay personas detrás puesto que hay un momento histórico o el diferencial respecto a otras épocas puesto que nunca el ser humano estuvo tanto en el centro de la cuestión, hoy el asunto, enfatizó Gatto, indudablemente pasa por los individuos, hombres y mujeres, la razón de ser de Olivia, lograr un golpe efectivo y que la transformación esperada termine repercutiendo en los contextos en donde debe hacerlo.

El conocedor dijo que diferente al cambio, la transformación es un cambio sustentable en el tiempo ya que per se, el cambio puede volver a su forma anterior, la transformación, sostuvo, no tiene retorno, se trata de brindar mejoras y evoluciones perdurables pues de esa manera la sostenibilidad será de largo aliento en esas innovaciones. Anotó que la transformación hace parte de las optimizaciones en productividad y competitividad, es decir que quien no innova se ve expuesto a colapsar o desaparecer.

 

Geopolítica, una razón de cambio

 

 

En medio de las vicisitudes que rodean al mundo y que llevan a que se gesten todo tipo de hipótesis como escalamiento de los conflictos y en consecuencia un trance bélico de mayor tamaño, las empresas y todos los centros de producción siguen con las alertas encendidas y cargados de incertidumbre. En opinión de Gatto, los cambios se producen por cambios o por convicción un tema que aborda el exitoso libro Crisis & Co, escrito por dos de los socios de Olivia, Ezequiel Kieczkier y Gabriel Weinstein, una obra que dice cómo gestionar la incertidumbre de la época actual.

Expuso que infortunadamente hay en el momento actual un mundo en guerra en donde hay demasiadas personas que sufren, pero también beligerancias silenciosas de las que nadie habla, no en vano más de 55 conflictos en el globo, En ese orden de ideas, añadió Gatto, en esa crisis enorme que se vive es necesario introducir cambios en vista que el momento es propicio para empezar a hacer las cosas de manera diferente para obtener resultados igualmente diferentes porque más de lo mismo lleva a reportar resultados idénticos y sin novedad.

Destacó que con la capacidad de observar lo que está pasando, pensar e introducir los sabores planteados, innovación, agilidad y todo lo que está de moda, sumando allí la inteligencia artificial, se puede mirar el tema de manera distinta para generar acciones diferentes que redunden en resultados también diferentes y justo, planteó, eso es lo que el mundo necesita, una capacidad afortunada de ser muy asertivos en las decisiones y acciones que deban tomarse hacia a delante para lograr esas derivaciones desemejantes.

Las quejas son un común denominador de las economías y la sociedad, pero a criterio de Jorge Gatto, no se trata de poner palos en la rueda a la evolución, tan solo se trata de entender que por definición el ser humano es quejumbroso, pero reconoció que hay una comunidad que trata de llevar la transformación al mundo, una tarea que se hace empresa por empresa, unas firmas de gran tamaño que por naturaleza e iniciativa promueven el cambio.

 

“Creo que hay una gran diferencia entre lo que se dice y lo que se hace, nuestra organización es líquida, no tenemos una estructura organizativa formal, somos personas que trabajamos en equipo por sobre todas las cosas y cuando uno mira la experiencia entre todos los socios y los principales niveles de management, es fácil encontrarse con gente que suma años y años de experiencia en diferentes industrias, pero hay una característica fundamental en los ejecutivos de Olivia, y es que nosotros somos personas se acción, no nos quedamos solamente con lo que decimos sino que innovamos y hacemos que lo propuesto ocurra, aquí hay individuos que impulsan la acción porque la transformación no se da con palabras ni con discursos, es plausible solamente con acciones y cosas concretas, una gestión por obvias razones, cargada de acción”, afirmó Gatto.

 

 

La transformación es una necesidad, no solo de las grandes corporaciones, es inherente y necesaria en las micro, pequeñas y medianas empresas, pero inclusive en las personas y allí se ingresa a un punto importante llamado liderazgo habida cuenta que la crisis de hoy obedece precisamente a las falencias en vanguardia, orientación y gestión por las razones que sea y en línea con ello el experto conceptuó que un buen líder primero se dirige a sí mismo y a partir de allí comanda a todos y todo los demás. Con la transformación, recalcó, pasa lo mismo y por ello para que una organización se pueda modificar, lo que tiene que ocurrir es que las personas puedan cambiar puesto que no hay forma de que una transformación prospere si no hay un proceso de variación personal razón por la cual Olivia trabaja con equipos de tamaño pequeño en aras de la eficiencia y los resultados.

La consultora, precisó Gatto, hace uso de la inteligencia artificial lo que les permite a Olivia actualmente tener mapas con los que se puede identificar muy rápido quienes son dentro de una organización, los referentes positivos y negativos, los líderes jerárquicos, pero igual los líderes naturales que finalmente son los que realmente promueven el cambio y que no necesariamente son los mismos. Con toda esta data que viene de la tecnología y de una empresa que adquirió Olivia llamada Deepple, explicó Gatto, es más fácil y rápido identificar todas esas cosas, ser más asertivos y por esa vía llevar soluciones mucho más concretas al cliente.

Esta empresa con operación en ocho países y sede corporativa en Madrid muestra que países como Argentina en América Latina está pasando por un proceso muy grande de transformación y de Estado que a su vez está sometido a hacer las cosas inherentes a sus obligaciones constitucionales, dejando de lado el hacer negocios o incursionar en actividades que nada tienen que ver con las labores presidenciales o de mandato propiamente dichas. Agregó que cada uno de los países tiene su historia, pero anotó que en medio de esa construcción de memoria tiene que haber una sincronía tanto en las en las empresas privadas como en el Estado y por eso es muy importante que los líderes logren leer el derrotero que debe tomar dicha iniciativa o simultaneidad de manera armoniosa, algo que lamentablemente no es tan fácil por intereses y otros aspectos.

 

“Nosotros estamos viendo una oportunidad enorme en Latinoamérica para dejar huella y aportar nuestro granito de arena, por ejemplo en Argentina estamos preparando un modelo que ayudará a transformar las empresas públicas y privadas, todo un desafío, empero, estamos dispuestos a ponerlo al servicio del gobierno sin intención de lucro porque tiene que ver con nuestro espíritu porque queremos transformar el mundo, pero hacerlo en serio”, detalló el CEO y socio de Olivia.

 

Sobre los mercados y la globalización de estos, el CEO manifestó que para el caso de América Latina hay patrones culturales comunes y otros diferentes, un ejemplo Brasil que tiene diferentes métodos e idioma que lo hace diferente al colombiano, pero a su vez Colombia tiene rasgos similares con Argentina, México, Chile y Perú que tienen esquemas afines en donde es muy importante conocer las culturas.

Olivia no solo ayuda en temas de tecnología sino en asuntos propios de negocio ya que los doce socios actuales acopian mucha experiencia en prácticamente todas las industrias y por eso cuando hace falta un experto en petróleo u otro sector viaja quien tiene el conocimiento y la experiencia, solo quien comprende los manejos y tiene la facilidad de identificar falencias o debilidades, quien explora y determina que se debe cambiar.

Finalmente Jorge Gatto expresó que la industria petrolera de ninguna manera tiene fecha de vencimiento porque el petróleo existirá siempre así cueste algo más extraerlo. Las energías alternativas, reflexionó, son un camino, pero aseveró que el petróleo es muy necesario porque lleva a los hogares, a las familias y a las empresas verdaderas soluciones porque es un insumo que está presente en todo, sin que eso diga que no debe haber responsabilidad y un compromiso firme con la salud del planeta.

Visto 110 veces