El país contempla la posibilidad de regresar a la mar con flotas organizadas que les den tranquilidad a los empresarios y productores. Las soluciones deben ser audaces, contundentes y con bandera colombiana.