Todo apunta a que los caficultores, si bien, no todos, tendrán una navidad y un fin de año más que tranquilo ya que los precios internacionales llegaron con un aguinaldo que nadie esperaba.

Publicado en Tomemos Café