Jueves, 13 Agosto 2015 10:26

No hay que llorar sobre el petróleo derramado: Acipet

Por

Los ingenieros de Petróleos de Colombia aseguran que hay que explorar salidas a la crisis actual del sector de hidrocarburos y precisan que el escenario ideal es el Congreso Colombiano de Petróleo y Gas.

La Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos, Acipet, sostuvo que si bien la situación actual de la industria no es la mejor, lo único cierto es que urge buscar soluciones a un inconveniente generado por el desplome de los precios que golpea no solo en lo económico sino en el frente social.

El director Ejecutivo de Acipet, Carlos Alberto Leal, le dijo a Diariolaeconomia.com, que la realidad del sector es muy difícil toda vez que hay un impacto en toda cadena de valor, escenario que afecta a las comunidades, a los comercios de los sitios de exploración y explotación así como al mercado laboral. A la fecha hubo una reducción en el primer semestre de la perforación exploratoria de 83 por ciento y una reducción en la actividad sísmica que oscila entre el 94 y el 95 por ciento.

Esta es una primera muestra de la reducción en la actividad en donde se han cancelado o aplazado contratos por el bajo precio en el barril de petróleo. Todo muestra que la industria está semiparalizada y por ello en el XVI Congreso Colombiano de Petróleo y Gas organizado por Acipet en común acuerdo con Corferias, habrá oportunidad de saber en detalle el daño social y económico así como el futuro y la verdad sobre la exploración costa afuera o sobre el devenir con los hidrocarburos no convencionales.

La coyuntura petrolera ha golpeado el frente laboral y pese a que han salido muchos datos, a nivel ingeniería se sabe que hay un perjuicio en más de 6.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos que suman más al tener en cuenta el encadenamiento del sector.

En los próximos días se conocerá un estudio adelantado entre Acipet con el Consejo Superior de la Ingeniería de Petróleos sobre el impacto de la crisis en el frente laboral. La situación es tan delicada que cifras del año 2014 arrojaban que ingenieros recién egresados o con menos de tres años experiencia estaban prácticamente sin trabajo, resultado que hace prever que los datos por revelar serán mucho más complicados.

Acipet expresó su preocupación por la situación complicada que viven muchas familias y un número considerable de almacenes, tiendas y negocios que dependen de la industria petrolera porque la caída en la actividad conllevó a menores ingresos y estos a desempleo o contracción de la demanda en esos sitios de actividad petrolera.

La Asociación que está preocupada por la magnitud de la crisis reconoce que el gobierno ha tomado algunas medidas para paliar la situación y evitar que las empresas terminen en banca rota y dejando un número grueso de pasivos sin cubrir, pero considera que hacen falta más mecanismos para evitar que muchos colapsen y se lleven por delante a quienes les suministraron bienes o servicios.

“Para tener mejores respuestas y mayor claridad sobre el tema, al Congreso de Petróleo asistirán los ministros de Hacienda, de Minas y Energía, el presidente de Ecopetrol y las autoridades del ejecutivo de quienes se esperan anuncios o nuevas decisiones para darle un alivio al sector”, apuntó Leal.

Al ahondar en su análisis sobre la problemática actual, el vocero de Acipet aseguró que lamentablemente no hubo un manejo adecuado del boom petrolero porque se hizo un gasto excesivo, acompañado de procesos ineficientes.

Según Leal, a Colombia le llegó el momento de optimizar el sector del petróleo y hacerlo mucho más beneficioso para todos, pero sobre bases de competitividad en donde la seguridad, la logística y la infraestructura sean vitales en los nuevos proyectos offshore, ya en exploración, y en el tema de los no convencionales.

“Tenemos que ser competitivos, necesitamos reglas fiscales expeditas y claridad en las reglas del juego o estabilidad contractual en la política petrolera que aparte de tranquilidad, brinde rentabilidad”, declaró el señor Leal.

El experto indicó que en este azar de la industria petrolera, las noticias que llegan no son buenas en el sentido que la crisis conllevó a la actividad exploratoria, situación que debe revaluarse en vista que el país seguirá gastando lo que tiene sin poder reponerlo y en hidrocarburos, Colombia tiene entre 6.5 y 7 años de reserva produciendo al ritmo de un millón de barriles por día.

En opinión de Leal para seguir por la senda del millón diario de barriles que quiere el gobierno y que finalmente será el bordón de la inversión social y del país en general, se hacen perentorias unas actividades en ingeniería que permitan incrementar el factor de recobro para mantener las tasas actuales de producción, pero también, dijo, el sector necesita una exploración muy intensiva que permita elevar el nivel de reservas.

“Nosotros creemos que no estamos cerca de un gran descubrimiento, de esos cíclicos como los encontrados hace 15 0 20 años y hay que tener en cuenta que los desarrollos grandes de explotación se han dado alrededor de los campos de crudos pesados como los de Ecopetrol o Pacific Rubiales. Tenemos que estar prestos y arrancar ya con una ambiciosa actividad exploratoria para que mejoren las proyecciones de reservas y las podemos subir de los siete años”, comentó el Director Ejecutivo de Acipet.

Un Congreso que esperan muchos

El XVI Congreso Colombiano de Petróleo y Gas que se llevará a cabo entre el 26 y el 28 de agosto en Corferias es sin duda el evento más esperado, no solo por la industria, sino por todo un país que está a la expectativa del futuro inmediato de la industria petrolera y del rumbo que tomará el país con las decisiones que adopten tanto empresas como gobierno.

Este Congreso con más de 31 años de historia les abrirá sus puertas a los académicos más versados en el tema petrolero así como a gremios y autoridades para que expongan planteamientos y ayuden a explorar salidas a la complicada situación.

“Este es un Congreso con muchos hitos y conclusiones importantes en su historia y esperamos que en esta oportunidad en donde nos reunimos en momentos de crisis, el evento no sea ajeno a esa trayectoria y nos brinde la oportunidad de tener un mejor panorama a futuro”, dijo el Director Ejecutivo de Acipet.

Sobre la situación en exploración y existencias de petróleo, Leal dijo que Colombia tiene campos con mucho potencial en crudo pesado y reconoció que hay campos maduros con diferentes calidades de petróleo que requieren de un mayor impulso con el factor de recobro a través de la recuperación secundaria.

Especificó que el país requiere de nuevas y mejores tecnologías a tiempo que consideró que en crudos no convencionales, Colombia es el cuarto país de la región con potencial en este tipo de recursos, lo propio, dijo, pasa con las reservas de gas del Caribe, lo cual amplía el portafolio, pero demandando acciones inmediatas.

Sobre el controvertido tema de la fracturación hidráulica, método más conocido como fracking, Leal dijo que la comisión interinstitucional de Hidrocarburos de Acipet, conformada por ingenieros, geólogos y expertos en petróleo, concluye que la intervención humana en la tierra puede tener consecuencias, pero aclaró que estas pueden ser mínima, siempre y cuando se hagan las cosas bien.

Explicó que para este tema Colombia se ha venido preparando tanto en lo legal como en lo académico para utilizar tecnologías que den el máximo rendimiento, pero sin afectar el medio ambiente. “Por unos casos aislados que han dejado dudas, no podemos generalizar o estigmatizar una opción técnica para el sector”.

Inversiones a la baja

Como es apenas consecuente, la inversión en petróleo y en minería en general tendrá una significativa reducción en 2015, pero esta es una situación cíclica por lo que muchos están haciendo inversión para cuando el ciclo revierta.

La inversión general en Colombia es del 30 por ciento, pero habría que corroborar cual puede ser el impacto real en crudo.

Leal dijo que el Congreso de Petróleo y Gas servirá de escenario para hablar con precisión de la realidad del sector de hidrocarburos y comentó que se espera un lenguaje positivo y optimista porque no es el momento de entrar en pánico. “Aquí no hay que llorar sobre el petróleo derramado sino buscar salidas y mirar hacia adelante”.

Dónde están los que bloqueaban

Colombia es un país de oportunistas y en donde muchos sacan provecho de las empresas o del mismo gobierno sobre la tesis asistencialista y de inversión coactiva.

Cuando la industria petrolera estaba en el boom, el común denominador eran los bloqueos y los atentados al transporte de crudo o a la infraestructura petrolera, hoy, por obvias razones han bajado los atentados y las comunidades que paralizaron la actividad y que exigieron el oro y el moro no aparecen para dar la mínima muestra de solidaridad, hoy nadie habla, nadie dice y todo es mutismo.

“Nosotros estamos pidiendo la solidaridad de todos los protagonistas de esta industria, es decir de la comunidad, de los gremios, de la academia, de los centros de investigación, de las universidades y del gobierno así como de las compañías de servicios y operadores para que todos encontremos una luz al final del túnel”, afirmó el directivo.

El subsuelo y el mar pueden traer gratas sorpresas

Al abordar el tema de crudos livianos y de condensado puntualmente, Leal dijo que este este es un producto hidrocarburo que está generado en yacimientos de crudos muy livianos.

“El éxito de encontrar condensados se da mucho en descubrimientos que se han hecho previamente en zonas gasíferas”, anotó.

No descartó que en las zonas del Caribe las cuales son muy prospectivas en gas, hayan existencias de condensado que se puede explotar en el mismo proceso de producción de gas.

Visto 1505 veces