Martes, 30 Agosto 2016 19:48

Por bloqueos se pierden 9 mil millones de barriles diarios

Por

Empresarios hacen un llamado urgente al gobierno para que meta en cintura los agudos problemas de paros y actos vandálicos.

Un análisis realizado por la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol), desarrollado con base en una encuesta realizada a sus empresas afiliadas, evidencia que entre enero y mayo del presente año el país dejó de producir 9.016 barriles promedio diarios (bpd) a causa de los bloqueos y protestas sociales que las comunidades llevaron a cabo en 11 departamentos con actividad hidrocarburífera: Antioquia, Arauca, Boyacá, Caquetá, Casanare, Cesar, Córdoba, Meta, Putumayo, Santander y Sucre.

Si se toma como referencia el precio promedio del barril Brent para 2016 de USD$42,43, la producción petrolea pérdida por esta situación en región sumaría USD$382.548 por día algo más de COP$1.182 millones diarios.

Así mimo, al tener en cuenta el efecto multiplicador que genera la producción de petróleo en resto de la economía (por cada COP$1 que se produce, este se traduce en COP$3,3 en el resto de la economía), el país dejó de percibir cerca de COP$3.900 millones por día.

El análisis realizado también arrojó, que durante el periodo en mención (enero -mayo) se realizaron un total de 35 bloqueos por parte de las comunidades, los cuales sumaron 206 días de cese de operaciones, esto dejó pérdidas a las empresas de bienes y servicios petroleros por el orden de los COP$11.300 millones.

Pérdidas económicas

En el gráfico número 1 se observa que Casanare fue el departamento más golpeado por los bloqueos durante el periodo enero-mayo de 2016, tiempo en el que se dejaron de extraer aproximadamente 5.476 barriles promedio diarios (bpd). Esto representa cerca de USD$232.346 por día, lo que se traduce en algo más de COP$717.951.000.

A causa del cese de actividades, las empresas de bienes y servicios de esta región del país perdieron más de COP$6.651 millones durante el periodo en mención.

Por su parte, Meta y Santander dejaron de producir 1.569 y 1.419 barriles promedio diarios (bpd) respectivamente durante los primeros cinco meses del año. Eso representa USD$66.572 diarios (COP$205.709.000) y USD$60.208 diarios (COP$186.043.000).

Dentro de las causas de los paros y bloqueos que manifiestan las empresas de bienes y servicios están la exigencia de vinculación de personal local adicional a las capacidades reales de contratación de las empresas estipuladas en la ley y el ajuste de salarios, así mismo, algunas comunidades demandan la construcción de acueductos, escuelas, hospitales, instalación de servicios públicos y arreglo de la infraestructura vial, obras que el Gobierno nacional, los regionales y municipales, deben construir con recursos de impuestos de regalías.

Por otra parte, fuera de las pérdidas en producción y en ingresos generados por esta vía, está el incremento del costo de operación para cada una de las empresas, ya que la prestación de determinados servicios en región se cobra, muchas veces, 500% más que el valor del mercado tradicional.

De esta manera se hace necesario el desarrollo de políticas públicas encaminadas a fortalecer la competitividad de la industria petrolera en región y el relacionamiento con sus comunidades, ya que los paros y bloqueos, en muchas ocasiones injustificados, afectan el desarrollo de la industria, la economía nacional y la autosuficiencia energética del país.

Según Campetrol las zonas y regiones más vulnerables para la industria petrolera en materia de bloqueos son Maní, Villatina, Yopal, Tauramena, PAD y Paz de Ariporo en Casanare, San Martín en Cesar, Sahagún y Planeta Rica en jurisdicción de Córdoba, Puerto Gaitán y Villavicencio en el Meta, Yarumo, Villa Garzón y San Miguel en Putumayo. Los líos también son frecuentes en Sabana de Torres, Santander y Coveñas en Sucre.

Empresarios piden acciones urgentes

Un llamado urgente para que se tomen medidas inmediatas frente a los paros y actos vandálicos que se desarrollan en las zonas de producción petrolera, hizo el presidente Ejecutivo de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol), Rubén Darío Lizarralde Montoya, quien indicó que no es posible que las regiones destinadas como puntos de partida para la construcción de la paz, estén siendo focos de actos vandálicos y violaciones de los derechos humanos.

Visto 1095 veces