Jueves, 25 Julio 2019 03:41

La pregunta de los millones: ¿Están tumbando a la industria petrolera?

Por

Una queja y una venidera demanda de una empresa de servicios petroleros podría ser el comienzo de un enorme escándalo con cifras increíbles. Algunos en el sector ya hablan del embajador de la India como una jocosa comparación.

Durante años la industria del petróleo que goza de prestigio y de unos esfuerzos ingentes que han puesto en la cumbre a muchos y consolidado metas de personas honestas, se ha visto amenazada por los avispados que de alguna manera quieren hacerle trampa a las empresas y dejarlas con una mano adelante y la otra atrás.

Esta nota me hace evocar al siempre recordado Senador de la República, Hugo Serrano Gómez, quien hablaba de unos “cartelitos” que rondaban la industria petrolera para hacer estafas o para inflar papeles en bolsa. El ya desaparecido congresista, al que se le extraña porque con su deceso dejó en un mutismo total la Comisión Quinta del Senado en donde los acalorados debates quedaron tan solo en el recuerdo, demuestra desde otros sitios que siempre tuvo la razón, argumento que acompañaba de unas situaciones reprochables tales como permitirle la entrada a Colombia a empresas de papel, creadas sin fondos y totalmente alejadas de la economía legal.

La firma de servicios petroleros PipeSupply & Services denunció que tristemente, como lo decía el Senador Serrano en su momento, hay cosas irregulares que están pasando en una industria trabajadora y juiciosa ya que hay carteles de personas poco amigas de la honestidad que se dedican a hacer negocios para llevar a muchos a aprietos económicos por cesar sus obligaciones a la hora de pagar productos adquiridos o servicios prestados.

El Gerente General de PipeSupply & Services, Sergio Mauricio Cañas, habló con Diariolaeconomia.com, y precisó que hoy la empresa que representa alista una acción legal contra la firma Omnia Energy Inc que al parecer creo una firma paralela llamada Sinergy Industries Inc Sucursal Colombia a través de la cual adquiere bienes vitales en la industria petrolera para luego omitir los pagos, dejando ver una total falta de transparencia en la compañía creada y que opera en simultánea con la empresa Omnia en mención que adquirió los derechos de Santa María Energy, una empresa en reorganización que fue adquirida por el ciudadano indio, Venkat Pacha.

Cañas dejó muy claro que los procesos de reorganización son muy válidos para ayudar a las empresas en dificultades a salir adelante, sin embargo comentó que las empresas no pueden apoyarse en este tipo de beneficios para seguir defraudando a las empresas de servicios como es el caso de PipeSupply & Services.

“El tema es complejo porque llega una empresa como Omnia y hace sus compras, no de manera directa sino por la otra compañía creada de manera transversal en total incumplimiento de la ley 1116 o de insolvencia empresarial que obliga a cumplir con el reporte al día de compras y ventas. En este caso el asunto es más que delicado porque el mismo gerente de Omnia es el mismo de Sinergy que es la que hace las compras. En ese sentido Omnia goza de prestigio y de buena salud, pero creo Sinergy, una empresa creada con 10.000 dólares como capital social, algo irrisorio para una compañía del sector petrolero que muestra que llegó para actuar de manera non sancta”, declaró el señor Cañas.

PipeSupply & Services admite que pecó por inocente, dejando claro que hay que partir de los principios de buena fe. Ese día, precisó, le fue entregada la orden de compra que fue posible luego de un anticipo, lo real es que en dicha orden estaban los NIT tanto de Omnia como Sinergy, dejando claro que las dos compañías son prácticamente la misma porque actúan al amparo del mismo techo que como se dijo tienen el mismo representante legal. Algo que llama la atención es que uno de los NIT no corresponde a Sinergy sino a la ya extinta Santa María.

El Gerente General de PipeSupply & Services recalcó que es muy claro que el proceso de compra fue hecho por Omnia porque en uno de los puntos que habla de pólizas queda claro que la empresa que vende debe dirigirse al área de contratos de Omnia-Energy sucursal Colombia para hacer la entrega de la póliza correspondiente. Lo grave del tema es que luego de contactar a cinco u ocho empresas, dejaron de pagar haciendo que para el caso de PipeSupply & Services se fuera en contra de Sinergy, pero la sorpresa llegó cuando quedaron enterados de que no pueden pagar y que para tal efecto necesita un plazo de 12 meses.

“Nos pusieron una clausula tan absurda como que si llegamos a firmar un negocio con ellos es que prácticamente no nos van a pagar porque le trasladan un riesgo del resorte de su empresa a nosotros que vendemos tubería entre otros productos. El tema es que si cae el precio del petróleo o a Omnia no le va bien a quienes les vendemos servicios, maquinaria o tubería no nos pagan, una regla nunca antes vista en una economía seria y formal”, apuntó Sergio Mauricio Cañas.

Señaló que el tema es para ponerse a pensar porque Omnia trabaja muy tranquila y Energy que está comprando sin plata ni respaldo se va a la ley 1116, un esperpento si pasara o declara la quiebra y todos los que vendimos nos quedamos sin dinero, empero los señores de Omnia pueden estar tranquilos porque se quedaron con todos los servicios para su pozo de los Llanos Orientales al que se le metió tubería, cementación y otros servicios que prestaron otras empresas que hoy están afectadas que no solo quieren recuperar el dinero sino que este tipo de comportamiento que se quiere volver generalizado sea metido en cintura por el gobierno y los organismos de control.

PipeSupply & Services es una empresa con 13 años de historia hecha a pulso y con mucho esfuerzo que hoy reclama una deuda a Omnia que con intereses ronda los 900 millones de pesos sin dejar de lado el daño emergente y lucro cesante.

“Si a nosotros no nos pagan, estamos en el peor de los mundos porque entidades como la DIAN no van a entender la situación y si tienen que hacerlo nos penalizan, es decir que los que nos tumbaron felices y los que trabajamos y hacemos todo al derecho nada podemos hacer porque al país están llegando empresas de humo a contratar y a hacer negocios para no honrar sus compromisos”, dijo.

A criterio de Cañas, el gobierno no puede seguir admitiendo que al país aterricen firmas con capitales mínimos para responsabilidades máximas pues de seguir esa tendencia por decir que mejoró la inversión extranjera directa, lo que se está propiciando es que lleguen estafadores o avivatos disfrazados de capitalistas, eso no puede seguir pasando y el país debe trabajar muy seriamente para ponerles freno de mano.

Según el gerente la deuda total con otros prestadores podría pasar de 5.000 millones de pesos, una cifra considerable si se tiene en cuenta que es capital de trabajo conseguido a fuerza de hacer maromas para seguir propiciando empresa y generar empleos. Hoy, manifestó, hay empresas capitales y trabajos en riesgo porque el señor extranjero simplemente no quiere pagar.

Esta queja fue elevada con soportes a la Superintendencia de Sociedades, entidad a la que se le notificó que por este hecho están siendo afectadas PipeSupply & Services así como otras empresas de servicios de Oil and Gas en Colombia con estrategias distantes de lo legal sin que se vea el apoyo de los entes reguladores.

A la entidad se le dijo que fueron presentadas pruebas contundentes sin que haya pasado nada. A criterio de los afectados, Omnia en reorganización en asocio con Sinergy, montaron un esquema para aprovechar los beneficios de la ley de reorganización a tiempo que siguieron demandando servicios al sector con otra empresa de la misma persona, recordando que la nueva firma reporta incapacidad financiera y se apoya en el nombre de Omnia.

“Esto va en contra de las regulaciones de la ley 1116 o de reorganización y lo más apremiante es que ante lo expuesto no hemos visto ningún tipo de intervención para que esto no siga pasando y exigir de todas maneras el pago de las deudas”, apuntó Cañas.

En una comunicación igualmente hecha a la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, PipeSupply & Services puso en conocimiento que hay un comportamiento fraudulento y perjudicial para las empresas de servicios del sector de Gas and Oil de Colombia afectadas como se dijo por la empresa Omnia y su subyugada Energy Industries, empresa controlada por el mismo dueño que ejecuta compras de bienes y servicios petroleros en el país sin respaldo financiero alguno haciendo que no pocas compañías estén afectadas por reportar carteras vencidas y sin una respuesta consecuente por parte de sus directivas.

“Es increíble como una entidad controlada por la Superintendencia utilice esa clase de artimañas para no asumir sus propias compras que como todos sabemos deben honrar en este periodo de reorganización. Lo absurdo sería ver a Sinergy acogerse también a la ley de reorganización y que la Superintendencia de Sociedades permitiera al mismo individuo, Pacha Dharma Naidu Venkatachalapathy, una estafa en contra de las empresas de servicios petroleros, en su mayoría colombianas. La pregunta es ¿porque Omnia para sus pozos en LL27 (Flami) utiliza una empresa de papel para la compra de productos y servicios?, tema delicado porque estaría incurriendo en comportamiento fraudulento y en contravía de la esencia de un proceso de reorganización hecho al amparo de la ley 1116”, sostuvo el Gerente General de PipeSupply & Services.

Esta queja busca que las entidades del estado llamen la atención a Omnia y otras empresas que llegan a Colombia sin respaldo alguno a hacer negocios en donde generalmente terminan personas y empresas afectadas. La idea es saber quién llega, cómo llega y con qué llega a Colombia. La ley 1116 o de reorganización, como fue citado, ayuda a la mayoría de empresas en dificultades a salir adelante, pero hay empresas que están utilizando esa herramienta para afectar patrimonios y salir como si nada, razón por la cual es bueno que escuchen a muchos impactados y puedan así hacer una investigación y corregir lo que ayer se hizo mal y hoy permite irregularidades.

Visto 807 veces