Miércoles, 19 Enero 2022 01:41

Transición energética y resistencia al crudo llevó a déficit en inversión: ANH

Por

El Gobierno dijo que a los adjudicatarios de los nuevos campos prospectivos se les garantiza reglas de juego y toda la confiabilidad contractual. Nuevo espaldarazo de la inversión al país.

La Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, enfatizó que aún en los escenarios más agresivos de descarbonización, el mundo seguirá necesitando los hidrocarburos, inclusive se prevé que para el año 2050 la matriz energética seguirá siendo dominada por los hidrocarburos, petróleo y gas en un 50 por ciento, luego la entidad estima que habrá una ventana de oportunidad que se irá cerrando en algunas décadas lo que dice que de no aprovechar ahora el recurso petrolero para la autosuficiencia como también para satisfacer las necesidades del mercado global, con toda seguridad se va a perder para siempre.

En opinión del presidente de la ANH, Armando Zamora Reyes, Colombia no hará la diferencia en el mercado global de los hidrocarburos por cuanto el país es un jugador sumamente marginal que tiene una oportunidad amén de su corta oferta en crudo, que no puede dejar pasar.

Indicó que le llamó poderosamente la atención en el Congreso Mundial del Petróleo en Houston que se cumplió el pasado mes de diciembre, la posición del Primer Ministro de Noruega, un ambientalista de corte socialista y todo un líder de descarbonización, en la transición energética del país escandinavo, en el sentido de no prohibir la producción de hidrocarburos porque claramente una medida de ese corte no le vendría bien al país, su desarrollo y sus metas económicas.

 

“La descarbonización se lidera como se está haciendo, con la matriz de demanda, que marca la ruta para salir de los combustibles fósiles, pero al suprimir la producción petrolera, los precios se van a disparar, todo el mundo va a sufrir y antes que crisis climática, vamos a tener una dificultad energética. Europa lo está viviendo por estos días, los precios del gas se multiplicaron por cinco, hay empresas que están quebrando, gente que no puede pagar las cuentas, todo por apresurarse a ir más allá de lo que es prudente en un entorno de transición que dicho sea de paso tomará tiempo y trillones de dólares en completarse. Esa evolución, dijo el Jefe de la Organización Internacional de la Energía, va a depender de tecnologías que aún no existen porque con las actuales será muy difícil lograr las metas, luego tenemos que ser conscientes que hay que aprovechar la riqueza que tenemos en el subsuelo mientras vamos avanzando hacia la transición”, apuntó Zamora Reyes.

 

Armando Zamora Reyes

 

Sobre la necesidad de seguir explorando y explotando crudo, el Ministro de Minas y Energía Diego Mesa, anotó que es muy importante para el país seguir con la dinámica habida cuenta que los hidrocarburos son realmente determinantes para Colombia, no solo desde el punto de vista energético sino macroeconómico. Aclaró que el asunto de la transición energética es un tema recurrente y un trabajo contundente al interior del Ejecutivo, pero es eso, dijo, una transición.

El tema de migrar a nuevas energías, explicó el Ministro, ha estado enfocado esencialmente en el tema eléctrico en donde se han estado viendo una serie de fuentes renovables no convencionales, pero en general, enfatizó, el país y el mundo van a seguir necesitando de los hidrocarburos en un entorno energético que cada vez pide más crudo y gas, un fenómeno que seguirá en el mediano plazo, una situación que hace importante capitalizar y monetizar las reservas potenciales que hay en el país, un razón de peso para seguir con la exploración de manera activa y dinámica que es lo que ha pretendido el actual proceso.

 

“Eso no va en contravía de la transición, por el contrario, la seguimos llevando a cabo, no ponemos en riesgo las metas que tenemos en materia de reducciones de CO2 trazadas para los años 2030 y 2050. Somos conscientes que hay brechas tremendas en materia social y que el sector petrolero es el que más contribuye a que se cierren esas fisuras en todo el territorio nacional” puntualizó Mesa.

 

Al retomar el tema, el presidente de la ANH, Armando Zamora Reyes, sostuvo que los avances son interesantes porque si compara Colombia con lo que fue en 2003 cuando nació la agencia, no hay comparación porque tiempo atrás el capital le huía y el inversionista nacional se iba, el momento no era el mejor, el país estaba muy mal en seguridad, el ambiente era terrible, no se conocía el potencial geológico fuera de las áreas que tenía Ecopetrol. A la fecha el asunto es afortunadamente otro, en 2003 no existía el modelo contractual ni el regulatorio, tampoco se había aprobado el nuevo modelo institucional.

 

“Hoy está consolidado, reconocido, tenemos un contrato muy moderno, resultado de todo el aprendizaje que hemos tenido en estos 18 años. Las condiciones son de lejos mejores y hemos tenido todo este tiempo para probar que somos un país abierto a la inversión, que la trata bien y con la que sabemos convivir. No en vano los analistas independientes internacionales non ubican como el número uno en Latinoamérica, de hecho, reconocemos que de alguna manera competimos con Brasil, un país que está dando unos resultados impresionantes costa afuera, y si bien nosotros no tenemos una geología tan generosa como la brasilera, si estamos descubriendo unos horizontes nuevos muy promisorios como es el caso de los no convencionales o la exploración offshore en el Caribe, cosa de la que no teníamos idea en el 2003, año en el que precisamente empezamos a hacer los primeros estudios para determinar si había potencial más allá del que estaba en poder de Ecopetrol”, señaló el presidente de la ANH.

 

El directivo comentó que actualmente la entidad tiene un sistema probabilístico, un potencial geológico mucho mejor y un grupo de empresas, que según estimo, pueden ser de la casa, porque tienen el enfoque colombiano, conocen las comunidades, saben cómo operar, tiene información de la geología, compañías que surgieron del nuevo modelo y que llenan todos los espacios requeridos, acompañando igualmente la experiencia de grupos petroleros empresariales como ExxonMobil, Ecopetrol, Petrobras, Occidental y otras que operan en una condiciones infinitamente mejores.

 

 

Sostuvo que, si en 2004 el país pudo duplicar la producción de 500.000 barriles a un millón y se tuvo la suerte de una bonanza de precios registrada en la década citada, ahora se está previendo otro periodo conocido como súper-ciclo de los commodities, de los bienes básicos porque la pandemia y toda la aceleración que ha tenido la transición energética más la resistencia a los combustibles fósiles llevó a una etapa de subinversión o déficit en la inversión y ahora que se vuelve a la normalidad y se habla de una capacidad ociosa o remanente de Arabia Saudita se está agotando como también que los no convencionales de Estados Unidos están generando caja y no solo producción, la situación lleva en consecuencia a un desequilibrio entre la demanda y la oferta, impactando unos precios que suben exponencialmente a diario, un argumento que justifica ese súper-ciclo de valores que le puede venir muy bien a Colombia, de antemano lista para recibir inversionistas que con mucho optimismo están llegando.

En contexto mejoró, recalcó Zamora Reyes, hay confianza, entusiasmo, la inversión vuelve a florecer y se registran los niveles prepandemia. Indicó que, en términos de los ingresos de la producción, con los precios actuales, el país está retomando los registros anotados antes de la llegada del Covid-19 cuando se estaban produciendo 900.000 barriles por día aproximadamente. Dijo que las mejores cotizaciones optimizaron todos los indicadores en vista que las regalías están por encima de las de 2019, en 2021 ese rubro llegó a 6.4 billones de pesos, una cifra superior a la del cierre del año en el que apareció la enfermedad.

 

Espaldarazo a Colombia con nuevos contratos petroleros firmados

El Gobierno colombiano firmó 30 contratos de la Ronda Colombia 2021, con lo cual adjudicó igual número de áreas, una noticia importante porque abre las posibilidades de nuevos hallazgos petroleros por tratarse de campos promisorios en sectores de la geografía colombiana en donde es muy factible encontrar hidrocarburos, entre ellos los llamados no convencionales.

En lo corrido del año el ejecutivo articulado con las compañías adjudicatarias de las áreas a explorar, todo en el marco del cuarto ciclo del Proceso Permanente de Asignación de Áreas, PPAA, llevó a que finalmente se suscribieran unos contratos que permiten alguna tranquilidad ya que de dar resultados habría un incremento en las reservas de crudo y gas en el país.

Cabe anotar que los compromisos adquiridos durante el cuarto ciclo del Proceso Permanente de Asignación de Áreas representan para Colombia, inversiones superiores a los US$148,5 millones.

 

Diego Mesa

 

No se trata de un proceso para desestimar ya que, según el ministro de Minas y Energía Diego Mesa, hay un crecimiento exponencial en la actividad exploratoria pues en agosto de 2018 el Gobierno del Presidente Iván Duque Márquez, recibió un sector petrolero quedado, con cerca de cinco años sin adjudicar ni firmar contratos nuevos en hidrocarburos. La dinámica es tan visible que en lo corrido de la administración se han adjudicado 69 áreas, ratificando que la actividad exploratoria es sin duda, uno de los principales motores de la reactivación económica y propulsora del desarrollo nacional.

Cómo es bien sabido, durante el cuarto ciclo del PPA se adjudicaron 30 áreas a siete empresas, a saber, Ecopetrol, Parex Resources, Lewis Energy, Frontera Energy, CNE Oil & Gas, Hocol, Maurel & Prom Amérique Latine. Las áreas adjudicadas están ubicadas en distintas zonas del país, verbigracia, Santander, Norte de Santander, Bolívar, Meta, Casanare, Córdoba, Sucre, Vichada, Cundinamarca, Arauca, Atlántico, Antioquia, Magdalena, Cesar, Boyacá, Huila, Cauca y Tolima.

Es bueno precisar que en la Ronda Colombia 2021 se ofertaron 53 áreas entre propuestas por la ANH y nominadas por las compañías, para un total de 30 áreas adjudicadas y un porcentaje de éxito del 56%. Lo anterior corrobora la gran apuesta de la industria y un sector comprometido con la reactivación económica y sostenible del país.

La Agencia Nacional de Hidrocarburos expuso que la misión de la entidad como administradora del recurso hidrocarburífero, la compromete a seguir trabajando para generar las condiciones favorables y así atraer la inversión que tanto necesita Colombia para la seguridad energética nacional en los próximos años.

La ANH considera que el buen resultado de este proceso permitirá seguir impulsando el desarrollo de los territorios y el crecimiento de la cadena de valor de este importante sector.

 

Reglas de juego: Inversionistas pueden estar tranquilos

 

 

Uno de los factores que mayor impacto ha tenido en la actividad petrolera es el cambio en las reglas de juego y la falta de estabilidad contractual sin dejar de lado inconvenientes que desprenden de los tiempos interminables de las licencias ambientales. Ante esa disyuntiva el ministro de Minas y Energía Diego Mesa, aseveró que la contundente reactivación en el frente de hidrocarburos puede gozar de plena tranquilidad puesto que hay condiciones a plenitud.

Apuntó que en Colombia están dadas todas las garantías, teniendo en cuenta que se trata de un país con tradición en estabilidad jurídica durante décadas muy reconocido por los inversionistas internacionales. Dejó claro que en el territorio colombiano se respetan la ley, la propiedad privada y los contratos rubricados, unos factores a los que se suman unas reglas de juego y contractuales claras, una ventaja competitiva y comparativa frente a otros países de la región.

 

“Este es un Gobierno que siempre ha estado abierto a la inversión extranjera y a la doméstica privada en donde se honran los compromisos, especialmente los que tienen que ver con reglas de juego, luego por ese lado no debe haber ninguna incertidumbre y caso opuesto estamos viendo que nos hemos beneficiado de dicha ventaja ahora que hay precios muy favorables en materia de hidrocarburos”, expuso el jefe de la cartera minero-energética.

 

En gas los trabajos avanzan

Hay que decir que de los contratos firmados, la mitad tienen vocación de gas, puesto que hay contratos en las cuencas de Bajo Magdalena, Pie de Monte Llanero, pero la mayoría de los rubricados en la Costa Caribe están dirigidos a la búsqueda de reservas gasíferas. Los del Magdalena Medio y Alto tienen expectativas tanto en gas como en crudo. Los contratos Costa Afuera, aseveró Zamora, en su totalidad tienen vocación de gas, es el hidrocarburo principal y en el que están fincadas las esperanzas de la industria y el país. En ese punto y en la campaña exploratoria offshore, el Gobierno precisó que la de Shell será la primera en arrancar en los próximos meses.

En 2022 habrá una nueva iniciativa Costa Afuera que es la de Ecopetrol y Petrobras porque el Caribe tiene buena actividad y unos descubrimientos recientes de gas. Precisamente en ese punto, aclaró la ANH, ya se ha identificado en dónde está el recurso, las empresas ya dejan ver entusiasmo, pero para completar todo el círculo, es perentorio abrirles espacio a los mercados, un eslabón perdido porque el hidrocarburo debe tener acceso a los compradores para que pueda volverse reserva comercial lo que explica por qué hay tanto descubrimiento que no ha sido desarrollado, lo cierto es que, por presencia de gas, manifestó el directivo, no debe haber preocupación.

Si bien hay reservas en promedio para seis años, el Gobierno es consciente que se ha hecho la tarea lo cual abre con toda tranquilidad la puerta del optimismo porque la declinación en reservas hoy se ve compensada con la firma de nuevos contratos y las respectivas adjudicaciones. En este momento se han podido aumentar marginalmente las reservas hasta ubicarse en 6.2 años versus 5.7 años que tuvo el país en 2018.

Para el ejecutivo con 69 nuevos contratos cambia el panorama del país que puede confiar en un descubrimiento, fruto de la exploración y de la mayor laboriosidad en término de contratos, un tema que invita a la esperanza.

 

¿Habrá que importar gas?

 

Imagen-de-Angad-Cheema-en-Pixabay

 

El país tiene hoy una gran pregunta, ¿será necesario importar gas?, y ante esa inquietud el ministro de Minas y Energía Diego Mesa afirmó que es prematuro decir algo totalmente concluyente al respecto porque en este momento el país cuenta con 7.7 años de gas, un tiempo que puede manejarse si hay hallazgos gasíferos, entendiendo que el gas se ha convertido en un energético fundamental para los nacionales ya que ocho de cada diez familias colombianas usan el combustible en su vida diaria.

El Ministro manifestó su optimismo y confió en que habrá un avance en exploración que permita adicionar reservas de manera gradual, de todas maneras, expuso que su cartera sigue revisando y monitoreando si será necesario contar con la planta de regasificación en el Pacífico.

A su turno el presidente de la ANH, Armando Zamora Reyes, dijo que los nuevos descubrimientos que hay en el Caribe, demandarán tiempo para hacer mediciones, inversiones, explorar mercados y adelantar las respectivas conexiones a la infraestructura, un periodo de cinco a diez años si todo sale bien, dejando de lado los imprevistos que puedan aparecer.

 

“En ese lapso es donde eventualmente podría haber una necesidad y para eso habría que estar muy preparados porque podría salir demasiado costoso, una experiencia que vivió el país con cargo a los fenómenos climáticos. Si bien hay que tener lista la contingencia, es bueno tener opciones de importación de todas maneras. Me acuerdo que en 2011 hubo en la Costa Norte dos proyectos que competían entre sí, uno para internar gas y el otro con fines de exportación, un asunto que llevó a una gran discusión que terminó concluyendo que eran importantes las dos alternativas”, señaló el señor Zamora.

 

Indicó que en términos de oferta y demanda es bueno manejar los momentos de abundancia para saber cuándo abastecer el país con gas colombiano y si el pico va hacia el piso, determinar con tiempo en qué instante debe adquirirse en el mercado internacional, ese punto, expresó, imprime confiabilidad, pero el funcionario no descartó la posibilidad de importaciones adicionales a las ya existentes.

De otro lado, Zamora dijo que las comunidades se han vuelto el tema prevalente del sector de hidrocarburos que igual mostró cambios frente a 2003 y 2004 cuando lo relevante era exploración, la prospectividad y el modelo sin contar que la inversión no llegaba. Hoy el país tiene todo y reconoce que debe tener un óptimo relacionamiento con las comunidades lo cual tiene desde ya una agenda gubernamental y una serie de visitas para informar y saber de los requerimientos de las personas en los sitios vecinos a las actividades petroleras. El Gobierno dijo que honró su palabra en el sentido de diligenciar en 2019 una reforma a las regalías que le llevó más recursos a las regiones pasando del 11 al 25 por ciento, unos giros visiblemente más considerables.

Aparte de esta subasta, el ejecutivo tiene nuevos campos y reservas prospectivas que podrían ir a nueva subasta, una vez el mercado lo considere, pues hay 400 bloques predefinidos en promedio, listos para ser nominados, una meta que apunta al plan 2040 que busca asignar entre diez y veinte bloques anuales, dinámica que puede asegurar la autosuficiencia hasta ese inicio de década, haciendo amable el 2041.

 

Los precios, entre la fortuna y el azar

 

 

Los mejores precios, dijo el Ministro, representan mayor inversión exploratoria y por ende en explotación. En ese sentido, expuso, el momento es ideal porque las cotizaciones están ayudando y la industria quiere invertir en prospectos. Sobre precios añadió el Ministro Mesa, gracias a los valores superiores de 2021 fue posible un sobrecumplimiento del 118 por ciento en la liquidación de regalías y por consiguiente en un favorable impacto social en las regiones.

Las cotizaciones que podrían estar en rangos de 68 y 82 dólares por barril, posiblemente experimenten cambios súbitos hacia arriba o hacia abajo, todo dependiendo de los momentos del mercado. El precio actual 88 dólares muestra que el sector petrolero está mucho mejore que antes del arribo de la pandemia.

La buena noticia es que, con mayores precios, una tendencia en la actual vigencia, vendrá más inversión, creciente exploración y mucha más producción de crudo, lo que ratifica que el sector petrolero está jalonando la reactivación económica porque le genera al país mayores recursos y el movimiento de industrias y comercios.

La ANH dijo que los inversionistas generalmente definen negocios pronosticando precios de largo plazo, sabiendo que el crudo es un tema demasiado volátil que a su vez está relacionado con el costo del barril marginal de producción.

 

“Ese costo marginal viene bajando porque el extraído en La capa geológica del Presal en Brasil que era de los más altos junto con el no convencional de Estados Unidos, vienen bajando hacia 50 y 60 dólares y a eso debe apuntarle un experto para proyectar un precio razonable, advirtiendo que cualquier cosa puede pasar, a tal punto que puede cerrar negativo o pasar de 100 dólares", expuso Zamora.

 

Una tarea juiciosa de la ANH es analizar el potencial en hidrocarburos del Chocó tanto costa afuera como en tierra firme para abrir oportunidades económicas y de desarrollo en la región, un trabajo que contra con la participación y el concepto de la comunidades, todo liderado con la Universidad del Chocó, todo buscando líneas de base sociales, ambientales y comunales antes de hacer llevar inversión al Pacífico.

Visto 1483 veces