Lunes, 26 Noviembre 2018 23:47

¿Por qué Rusia perdona deudas y piensa en nuevos préstamos para Latinoamérica?

Por

Pese a las acreencias, Moscú ya considera concederle otro préstamo a Cuba.

Sputnik conversó con Dmitri Abzálov, presidente del Centro de Comunicación Estratégica y experto principal del Departamento de Análisis del Centro de Estudios Políticos, para averiguar cuál es la estrategia de Rusia respecto a las deudas y nuevos préstamos para los países de América Latina.

Cancelación de las deudas

Según el experto, la situación real es que si las deudas no se perdonan, nadie las devolverá, porque estos países no tienen la posibilidad de hacerlo. Mientras tanto, a cambio de la cancelación, se pueden obtener preferencias en varias industrias: energía, transporte, suministros de alimentos.

Al mismo tiempo, el analista recordó que Rusia perdona deudas no solo a los países latinoamericanos, sino también, por ejemplo, a Argelia, a cambio del acceso al mercado militar.

Nuevos préstamos

A principios de este mes de noviembre, el viceministro de Finanzas de Rusia, Serguéi Storchak, anunció que el país planea otorgar un préstamo de unos 43 millones de dólares a Cuba. Surge la pregunta: ¿por qué Moscú baraja conceder un nuevo préstamo al Estado que no pudo pagar la deuda anterior?

"Ahora, la mayoría de las plantas de energía nuclear se construyen con recursos de crédito. Por lo general, los bancos otorgan un préstamo para una determinada transacción conjunta en condiciones favorables para los bancos", señaló Abzálov.

Al mismo tiempo, incluso si se trata de un préstamo intergubernamental, explicó el experto, el interés sigue siendo bastante alto, pero, como muestra la práctica, dijo, ahora los oferentes de crédito se están alejando gradualmente de los préstamos entre Gobiernos y el uso de recursos presupuestarios, y el estado finalmente se mueve tal y como lo hace el sistema bancario.

El experto subrayó que Estados Unidos concede con muchas ganas miles de millones de dólares a los países que no pueden pagar sus deudas, por ejemplo, para la compra de su equipo militar.

Expuso que si la flota de aviones de un país está representada por los modelos de Boeing o Lockheed Martin, es muy difícil suministrarle unos Su o unos MiG. Es complicado para el país trabajar con diferentes fabricantes.  Aseveró que se trata de intentos de conquistar los mercados.

"Se puede hacer que el dinero funcione en la economía de maneras muy diferentes, si se hace todo correcto", concluyó Dmitri Abzálov.

Visto 588 veces