Domingo, 11 Agosto 2019 21:40

China tiene razón: el FMI no le sigue el juego a Trump

Por

Que se haya depreciado el yuan frente al dólar es, según señaló The Economist, una reacción natural del mercado a la decisión de Washington de aumentar los aranceles.

El Fondo Monetario Internacional no apoya la afirmación del presidente Donald Trump en el sentido que China manipula su moneda para tener ventaja comercial. La entidad lo hizo tras publicar el informe anual de las políticas económicas del gigante asiático. De hecho, Pekín adoptó medidas en 2018 para apuntalar el valor de su moneda, según el FMI.

Se depreció solo un 2,5% comparándola con una cesta de divisas extranjeras como referencia, según la entidad. El FMI concluye así que el valor del yuan en 2018 estaba ampliamente en línea con los indicadores fundamentales a medio plazo y con las políticas convenientes, en palabras de James Daniel, jefe de la misión del FMI para China.

"China ha progresado en aumentar la flexibilidad del tipo de cambio y apoyamos al país a la hora de aumentarla", concluye el fondo.

Pekín siempre ha defendido que el tipo de cambio flexible estabiliza automáticamente el ajuste macroeconómico y la regulación de la balanza de pagos y que no devalúa su moneda. Es más: China siempre ha cumplido con los compromisos que ha ido contrayendo en las cumbres del G20 en materia económica.

Sin embargo, el precio del yuan ha disminuido como resultado de la oferta y de la demanda del mercado. La fricción comercial que ha provocado Estados Unidos a escala mundial ha exacerbado la inquietud del mercado y se tiene más miedo al riesgo. Durante las consultas comerciales y económicas entre China y Estados Unidos de 2019, Washington incumplió sus promesas y amenazó con aumentar los aranceles sobre los bienes procedentes de China.

El análisis del FMI que no le sigue el juego a Trump se publica apenas unos días después de que el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, anunciase que se había designado a China de manera oficial como manipulador de divisas en virtud de la legislación estadounidense. La decisión de Mnuchin siguió a la del Banco Popular de China de depreciar el tipo de cambio del yuan hasta superar la barrera de los siete yuanes por dólar. La primera vez en 11 años.

Que se haya depreciado el yuan frente al dólar es, según señaló The Economist, una reacción natural del mercado a la decisión de Washington de aumentar los aranceles. Una moneda más débil da a China ventaja a la hora de exportar porque reduce el precio de sus bienes para los compradores extranjeros. También desalienta las importaciones al aumentar sus costes.

Tras la publicación del informe oficial del FMI, algunos expertos estadounidenses han afirmado que con él se confirma que China no manipula el tipo de cambio y que Estados Unidos abusó de su posición de fuerza en el sistema financiero y comercial internacional.

Visto 246 veces