Miércoles, 16 Octubre 2019 01:07

China, experta en convertir crisis globales en oportunidades

Por

Durante 70 años China ha aumentado considerablemente el volumen de su economía, ha mejorado su competitividad, ha creado un sistema financiero estable y ha acumulado suficientes reservas de divisas.

Durante varias décadas China casi no ha sufrido serias turbulencias económicas porque Pekín utiliza herramientas óptimas en su política económica que le permiten transformar cualquier crisis externa en oportunidad para poder desarrollarse y modernizarse.

Durante 70 años China ha aumentado considerablemente el volumen de su economía, ha mejorado su competitividad, ha creado un sistema financiero estable y ha acumulado suficientes reservas de divisas. Ahora, Pekín sigue modernizando paulatinamente su sistema industrial y crea potencial para el desarrollo de altas tecnologías, escribe el periódico chino People's Daily.

Sus esfuerzos garantizaron la capacidad para luchar eficazmente contra los riesgos económicos y aquí está la clave para la resistencia de la economía china frente a las crisis externas. Además, el país asiático intenta perfeccionar constantemente su desarrollo. Pekín siempre puede convertir una crisis en una oportunidad para reformar un sistema.

Lian Ping, principal economista del Banco de Comunicaciones de China considera que las instrucciones financieras chinas consiguieron acumular suficientes capitales y mejoraron su solvencia crediticia gracias a la inversión en reservas de divisas y ofertas públicas de venta.

El historial chino de resistencia a choques

China pudo sobrevivir a la crisis financiera asiática del 1997 debido a que apoyaba decisivamente al yuan sin permitir que su moneda se devaluara. A la vez, China tomó medidas destinadas a impulsar sus exportaciones, atraer las inversiones extranjeras y ampliar el consumo interno. Todos estos pasos ayudaron a neutralizar la influencia negativa de la crisis sobre la economía china.

Para sobrellevar la crisis financiera del 2008 China aprobó medidas políticas que estaban dirigidas a impulsar el crecimiento económico e incluyeron, el renacimiento industrial, el aumento del consumo, el apoyo financiero, la estabilización del empleo

Como resultado, Pekín pudo resistir a la crisis y creó condiciones favorables para transformar su modelo de desarrollo económico.

La receta para turbulencias venideras

Hoy en día, China no está exenta de riesgos económicos especialmente después de que el Fondo Monetario Internacional bajara su pronóstico sobre el crecimiento de la economía global hasta situarlo en un 3,2%: el nivel más bajo en la última década.

El director general del banco HSBC, Wang Dongsheng, destacó que para no ser afectada por las posibles turbulencias económicas China necesita emprender ciertos pasos. En particular, Pekín debería consolidar la coordinación de control financiero entre distintas ramas de la industria, participar en la gestión de la economía global al nivel más alto, promocionando reformas en sus ámbitos: económico y financiero, mejorar expectativas y consolidar la confianza en el mercado chino

Visto 265 veces