Martes, 30 Junio 2015 08:08

El salario mínimo en Uruguay alcanzará cerca de los 413 dólares en 2016

Por

Montevideo (EFE).- El Gobierno de Uruguay anunció el reajuste del salario mínimo nacional en los próximos tres años, a empezar con un aumento del 11,5 % para 2016, con el que el monto alcanzará cerca de 413 dólares (11.150 pesos uruguayos), actualmente en torno a 370 dólares mensuales (10.000 pesos).

"Estamos proyectando un aumento del 11,5 % para 2016, un aumento del 10 % para 2017 y del 9,5 % para 2018. Esto está en línea con el sentido de privilegiar a quienes están en peor situación", informó a la prensa el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, tras participar del Consejo de Ministros en Montevideo.

Considerando la tasa cambiaria actual, el salario mínimo llegaría a alrededor de 497 dólares (13.430 pesos uruguayos) en 2018.

Actualmente, el valor gira en torno a 370 dólares mensuales.

Astori detalló las líneas aprobadas por el Gobierno durante la reunión semanal de ministros para las negociaciones colectivas con el sector privado, que preven convenios de dos o tres años con reajustes salariales de acuerdo a tres tipos de empresas: las dinámicas, las vulnerables y las de una "categoría media".

Se trata de un sistema de auto-clasificación, en cuyos parámetros considerados por el Ejecutivo se encuadran como dinámicas las que registran un 4 % de crecimiento anual y como vulnerables las que están subsidiadas o registran dificultades, y las restantes en un intermedio.

En este sentido, el titular de Economía explicó junto con el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, que la idea es abarcar la "heterogeneidad" de las empresas y "privilegiar los sectores más vulnerables" mediante reajustes distintos para cada rama.

Para el titular de Trabajo, la iniciativa es importante porque no es lo mismo conceder el mismo aumento a un trabajador que tiene acceso a capacitaciones o guarderías, por ejemplo, y a otro que no.

Por otro lado, Astori resaltó que habrá un sistema de "incentivo por productividad" a parte y, además, una "cláusula gatillo" en el caso de que una grave crisis financiera afecte al país.

"Tenemos una herramienta adicional, por si pudiera haber en el país un evento que no deseamos ni esperamos pero que tenemos que prever, una llamada cláusula gatillo. Si la inflación acumulada desde el inicio del convenio superara el 12 %, al mes siguiente de comprobada esta situación se hará la corrección correspondiente por inflación", aclaró Astori.

Para el ministro, se trataría de "un caso excepcional que está previsto en los acuerdos por si llegara a ocurrir".

Los puntos aprobados por el Gobierno resultaron de discusiones iniciadas el pasado mayo y que todavía deberán ser debatidas entre las partes involucradas: empresarios y empleados.

Asimismo, el titular de Economía concluyó que el Ejecutivo tendrá la última palabra conforme los criterios presentados en el caso de que la negociación entre las partes no llegue a un acuerdo. EFE

Visto 778 veces