Lunes, 12 Diciembre 2022 12:32

Latinoamérica, mal año en inflación y crecimiento, pero con aliado estratégico

Por
Latinoamérica, mal año en inflación y crecimiento, pero con aliado estratégico Imagen-de-Credit-Commerce-en-Pixabay

La región reportó un alarmante costo de vida, su crecimiento económico fue raquítico y llega con marcada debilidad a 2023, el año de los retos y las amenazas.

A pesar de que América Latina vivió un panorama económico complejo durante 2022, el cual se espera que se extienda para el 2023 con un bajo crecimiento, la región ha fortalecido sus lazos con Asia, lo que genera una oportunidad de mejora económica.

Las secuelas económicas que dejó la pandemia del COVID-19 y el conflicto en Ucrania han generado que América Latina viva en un escenario económico convulso: altas tasas inflacionarias, subidas históricas en las tasas de interés y un encarecimiento sostenido de bienes y servicios.

Si bien el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que las tasas de inflación de Brasil, Chile, Colombia, México y Perú estarán en alrededor del 7,8% para finales del 2022 y se mantendrán así hasta finales del próximo año, expertos coinciden en que la región tiene un punto a su favor: el estrechamiento de lazos comerciales y económicos con China.

De acuerdo con el economista y académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Octavio Dorantes, en 2022 la economía mundial sufrió varios impactos y Estados Unidos no fue la excepción. Esa fue la razón por la que se registró una depreciación en las diferentes monedas de la región, comentó.

Moritz Cruz, doctor en economía por la Universidad de Manchester, advirtió que las medidas que Washington ha implementado para contener su inflación se verán reflejadas en un menor crecimiento, lo que se trasmitirá a la región en el próximo año.

Sin embargo, a pesar de que el 2022 fue un año difícil para la economía latinoamericana, lo cierto es que es la región también comenzó a estrechar sus lazos comerciales con Asia, específicamente con China, país que, señalan los especialistas, ha puesto el ojo en Argentina, Chile, Brasil y México.

"La inversión que se está dando en América Latina ayudará a salir de estos niveles de inflación y una reestructura en la región [...]. Se va a incrementar la inversión y una mayor participación por parte de China, que ha tomado mayor importancia en algunos países, entendiendo que se ha convertido en uno de los socios comerciales más importantes de la región y ha desplazado, por ejemplo, a la Unión Europea", dijo Dorantes.

"Parece que esa es un poco la tendencia: que la inversión extranjera directa por parte de China se vaya incrementando, sobre todo en países donde tiene más injerencia: Brasil o Perú, donde tiene una fuerte inversión; en Chile, que está en el sector minero, en la energía renovable, en lo financiero; en México, donde se encuentra también; en Colombia, donde están construyendo el Metro de Bogotá, y en Argentina, donde buscan el litio. En los siguientes años veríamos una mayor expansión de la economía china en América Latina", explicó.

De acuerdo con Moritz Cruz, para el próximo año, será China la que lleve la batuta económica, un hecho que, según él, beneficiará a la zona latinoamericana.

"El movimiento de China moviliza ya la economía de otras naciones, sentenció. En la medida de que China se mueva, va a seguir siendo un factor en la región latinoamericana", explicó.

En el caso específico de México, el experto sentenció que ese país latinoamericano aún tiene una fuerte dependencia económica con Estados Unidos, su principal socio económico. "El T-MEC le ha amarrado las manos a México", aseveró.

El 7 de diciembre, la secretaria de Economía de México, Raquel Buenrostro, indicó que en el país se están construyendo 10 parques industriales para incentivar la inversión extranjera directa, entre ellas la proveniente del continente asiático.

Dentro de los sectores en donde hay un mayor interés para relocalizar empresas está el energético y el de electromovilidad, pues el sector automotriz mundial ve al país como una buena opción para mudar parte de su producción.

"Están viendo a México como una buena opción para relocalizar una parte de su producción en Asia en el país para el fortalecimiento regional y no tener los problemas de suministro que tuvimos en la pandemia por COVID-19", adelantó Buenrostro.

Visto 191 veces