Miércoles, 02 Agosto 2023 19:55

La ampliación de los BRICS configuraría un nuevo mapa geopolítico

Por
La ampliación de los BRICS configuraría un nuevo mapa geopolítico Tomada-de-Instituto-Coordenadas

La eventual incorporación de otras naciones al organismo se examinará en la próxima cumbre de la organización programada para finales de agosto en la ciudad sudafricana de Johannesburgo.

CARACAS (Sputnik) — La posible incorporación de nuevos países al grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) representa el surgimiento de un nuevo mapa geopolítico mundial, en donde este bloque se posicionaría como un polo de poder de gran notoriedad, dijo a Sputnik el diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela, Roy Daza.

"Creo que eso (la posible ampliación de los BRICS) va a configurar un nuevo mapa geopolítico en el mundo, no solo ahora, sino hasta las próximas décadas, va ser un polo de opinión y de poder mundial muy importante", dijo el integrante de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral).

La eventual incorporación de otras naciones al organismo se examinará en la próxima cumbre de la organización programada para finales de agosto en la ciudad sudafricana de Johannesburgo, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Al menos 25 países han solicitado unirse a los BRICS, un bloque económico emergente que aporta el 31,5% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y concentra el 40% de la población del mundo.

 

Incorporación de Venezuela

El lunes (1 de agosto), el presidente Nicolás Maduro ratificó la voluntad de su país de unirse al bloque económico, y se mostró optimista en torno a la respuesta de sus miembros.

Al respecto, Daza consideró que la posible incorporación de Venezuela representaría una ventaja política para el país, puesto que el grupo de los BRICS es uno de los bloques más influyentes del mundo.

"La primera ventaja es política, es decir, es el reconocimiento de un grupo que es muy influyente, ese grupo representa más del 25% del PIB mundial, representa poco más de un tercio de la población del mundo", aseguró.

 

 

El legislador manifestó que el mecanismo también sería una palanca para romper el bloqueo que pesa sobre el país, porque les permitiría establecer relaciones financieras y económicas estables, así como incrementar el comercio exterior.

"Si pasamos a ser parte de este bloque esto significa un incremento de nuestro comercio exterior, tanto el comercio que salga del país, como el que llega al país, además comentó que desde la Comisión de Política Exterior presentarán un acuerdo ante el pleno del órgano legislativo en respaldo a la petición de adhesión hecha por el presidente Maduro, dijo Daza.

En mayo, Maduro manifestó la disposición de su país de sumarse a los BRICS, al considerar que se trata de un mecanismo de cooperación y desarrollo económico con el enfoque del mundo multicéntrico. En ese entonces, los Gobiernos de China y Rusia expresaron su respaldo a la iniciativa de que Venezuela pudiera incorporarse a ese grupo.

La próxima cumbre de los BRICS se celebrará del 22 al 24 de agosto en la ciudad sudafricana de Johannesburgo y contará con la participación de los líderes de China, India, Brasil y Sudáfrica.

En el evento, también estará el presidente de Bolivia, Luis Arce, pues La Paz ya ha comenzado gestiones para adherirse al bloque económico. El Gobierno boliviano había comunicado oficialmente su voluntad de unirse al grupo el pasado 12 de junio mediante una carta a los miembros del bloque, un primer paso en un proceso "largo" aunque "correcto", según destacó el Ministro de Exteriores, Rogelio Mayta.

El grupo BRICS es una asociación económico-comercial intergubernamental e informal de cinco países en rápido desarrollo, donde se plantea el objetivo de extender el diálogo y la cooperación multilateral.

El grupo de las cinco economías emergentes tiende puentes de entendimiento, en tanto Venezuela mira hacia el futuro desde la cooperación y articulación latinoamericana.

Venezuela potencia la senda del multilateralismo con la mejora de sus relaciones diplomáticas en la región, su regreso protagónico en la escena internacional y la posibilidad de unirse al grupo de economías emergentes BRICS (integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

La intención del presidente Nicolás Maduro, de adherirse a esta asociación comercial, refuerza la construcción en América Latina de relaciones más equitativas, cada vez más alejadas de las sanciones y las presiones externas, en particular desde EEUU.

"Para los países bloqueados es una oportunidad, porque acudir a un sistema situado en una nueva arquitectura comercial y financiera permitiría a las naciones zanjar la situación de bloqueo contra Venezuela. El contexto es de oportunidades", dijo a Telescopio el analista político venezolano Franco Vielma, investigador del Instituto Samuel Robinson de Venezuela.

"China lo ha entendido desde hace mucho tiempo, especialmente con la creación de BRICS+, al mecanismo que permitirá ampliar el grupo. Hay unos 30 países que solicitaron adhesión", agregó.

El interés de Caracas de sumarse al grupo fue manifestado por Maduro durante el encuentro que mantuvo a finales de mayo en Brasilia con el mandatario anfitrión, Luiz Inácio Lula da Silva, afín a la iniciativa.

Lula llevó a Brasil a la primera agrupación del BRICS en 2009, junto a Rusia, India y China, antes de que Sudáfrica se uniera en 2010.

"La política de Occidente se perfila en la destrucción de la globalización y de los sistemas tal como ellos los crearon y que ahora no los está favoreciendo. Pero eso no quiere decir que los países están destinados a perder la facultad de relacionarse, alinearse, articular en bloque y construir una nueva fuerza de poder político y económico", dijo Vielma.

El grupo de naciones de los BRICS representa el 24% del Producto Bruto Interno a nivel mundial.

El entrevistado sostuvo que "la necesidad de establecer vínculos blindará a China cuando EEUU esté dispuesto a arreciar sus medidas coercitivas contra el gigante asiático y su frente militar en el estrecho de Taiwán", zona de tensión con Pekín.

"La disputa estratégica que hoy Washington libra de manera simultánea en muchos países del mundo está también situada en Venezuela de manera muy importante, no solo por la ubicación geográfica en América Latina, sino por los recursos naturales con los que cuenta esta nación", subrayó.

Visto 325 veces