Miércoles, 08 Noviembre 2023 15:39

UE amenazada por rezago económico frente a China y EEUU

Por
UE amenazada por rezago económico frente a China y EEUU Imagen-de-12019-en-Pixabay

En término per cápita, el Producto Interno Bruto (PIB) del país norteamericano es más del doble que el del conjunto europeo y esta disparidad sigue incrementándose conforme avanza el tiempo.

Si la Unión Europea sigue rezagándose en competitividad frente a China y Estados Unidos, sus países miembros podrían comenzar a tomar direcciones distintas y, con ello, abrir la puerta para la ruptura del grupo, considera en entrevista para Sputnik el experto en temas internacionales Daniel Muñoz Torres.

En la actualidad, la economía de la Unión Europea representa el 65% de la de Estados Unidos. El dato es muy inferior al 91% que ocupaba en 2013, según un análisis realizado por el diario británico Financial Times.

En término per cápita, el Producto Interno Bruto (PIB) del país norteamericano es más del doble que el del conjunto europeo y esta disparidad sigue incrementándose conforme avanza el tiempo, precisó el medio especializado en materia económica.

"En el caso de Europa, hay muchas economías, como la griega o española, que destacan que el no tener el control sobre su propia moneda para buscar elevar su competitividad les ata de pies y manos a lo que el Banco Central Europeo (BCE) dictamine. Eso es un ejemplo de lo que una mala administración" puede producir, apunta el experto.

Una de las consecuencias es que "las sociedades, y los gobiernos en particular, se empiecen a plantear qué tanto sigue siendo conveniente formar parte de la zona euro, o si mejor salir y recuperar la autonomía monetaria para incentivar el desarrollo de sus economías locales", ahonda Muñoz Torres.

Mientras tanto, el doctor en economía por la Universidad de Manchester Moritz Cruz Blanco expone en una charla para este medio que Bruselas no perderá relevancia, pero sí seguirá estancada y sin obtener ganancia alguna si continúa con las mismas directrices.

 

"Sin duda, quienes van a ganar relevancia por largo tiempo serán China, la India, los países emergentes y el dueño de la pelota, que aún es Estados Unidos. De esta manera, Europa quedará atrapada. Por ejemplo, el avance que ha tenido China en materia de semiconductores, que rige la tecnología hoy en día, es impresionante", señaló.

 

Una pesadilla de más de una década

De acuerdos con los expertos, los problemas económicos de la Unión Europea iniciaron en la crisis de 2008, donde diversas naciones del bloque sufrieron el impacto de la debacle de la burbuja inmobiliaria estadounidense; entre las más afectadas figuraban los PIIGS, que son las siglas en inglés de Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España.

"El tema más candente en esos años fue la crisis de Grecia, país que estuvo a punto de colapsar y que, al final, Alemania, Francia y el Reino Unido apoyaron con rescates financieros para evitar su caída. Pero, en general, esta situación se ha venido manifestando sobre todo en las naciones periféricas", comenta Muñoz Torres.

Desde esa época, las diferencias de crecimiento económico entre el bloque frente a Washington y Pekín han sido evidentes, pero no tan profundamente marcadas como en la actualidad, donde la pandemia de COVID-19 y el conflicto en Ucrania han tenido papeles relevantes para conducir a estos resultados.

Cruz Blanco comenta que, sumadas a esos factores, las decisiones unilaterales que ha tomado Washington en los últimos tiempos, sin tomar en cuenta los planes de las naciones europeas, han mermado su camino para crecer.

 

"La reindustrialización estadounidense busca una mayor soberanía de ciertos componentes electrónicos y tecnológicos claves. Mientras tanto, [la UE] no logra una menor dependencia de esos productos y, además, se suman los choques inflacionarios y la respuesta de China a EEUU, que también ha puesto en jaque aún más a Europa, que no ha respondido bien porque no es una economía homogénea. Se trata de una agrupación compuesta por países muy heterogéneos, donde lo único que los une es la política", dice el especialista.

 

Desafíos y posibles rutas

Para Muñoz Torres, quien también es docente en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón, escuela de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Unión Europea no tiene un camino sencillo para poder retomar una senda positiva y lograr competir económicamente con EEUU y China.

Entre sus desafíos figura tener una población menos joven, que los programas sociales son altamente costosos y el descontento con las instituciones que rigen el bloque, debido a la falta de homogeneidad en las disposiciones en diversos rubros.

Ante estas situaciones, el especialista propone que la Comisión Europea cierre filas, con el fin de planear una estrategia integral y pareja sobre cómo abordar los temas de competitividad.

 

"Además, se tendrían que generar programas para buscar disminuir los gastos sociales, pero también para incentivar las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial. Por otro lado, se requiere mucha coordinación entre los gobiernos para que verdaderamente puedan estar a la par de lo que hacen China y EEUU y no quedar rezagada. Los Estados deben entender que, si no están definidos, es un talón de Aquiles y que, al final, de seguir así, no podrán salir de esta situación tan caótica", mencionó.

 

En este sentido, Cruz Blanco recomienda que la UE se aleje del estandarte del libre mercado y que apueste por implementar una política de industrialización que lo posicione en el ámbito de las manufacturas.

"La prioridad que ahora tiene Europa es la transición hacia las energías verdes; es su carta fuerte. No obstante, quién sabe si la alcance y le permita mantener un ritmo de crecimiento, con el fin de que beneficie a toda la sociedad. Esto es difícil de preverse porque, realmente, es un camino de muy largo plazo y, aunque tiene muchas bondades, [no funcionará del todo] frente a la competencia tan feroz" de China, EEUU y otras naciones, destaca.

Mientras Pekín y Washington "mantengan su matriz de energía en lo fósil, será difícil que la UE logre tener una recuperación sólida. Por esa razón, considero que debería seguir el camino en el sentido de una política industrial", concluyó el experto.

 

Economía rusa se recupera, mientras inflación puede minar estabilidad de UE

 

 

FMI redujo su previsión de crecimiento del PIB en abril para 2024 al 1,1% desde el 1,3%, mientras que mantuvo sin cambios sus perspectivas para 2025 en el 1%, de acuerdo con el reporte.

La economía rusa se ha recuperado de forma sostenida tras la imposición de amplias sanciones por parte de los Gobiernos occidentales, pero las perspectivas a medio plazo son menos alentadoras, declararon desde el Fondo Monetario Internacional (FMI). Al mismo tiempo, los pronósticos para la eurozona son peores.

Como resultado de la evolución económica positiva, el FMI en abril revisó su pronóstico de crecimiento del PIB para Rusia en 2023 desde 0,7% hasta 2,2%, de acuerdo con el informe.

"El cambio de tendencia se logró inicialmente gracias a la mejora de la facilitación del comercio, relacionada con los altos precios de la energía, seguida de un aumento sustancial del gasto militar a finales del año pasado y principios de este año, que impulsó la demanda agregada, apoyó el consumo y fomentó la inversión", señalan.

Sin embargo, el FMI redujo su previsión de crecimiento del PIB en abril para 2024 al 1,1% desde el 1,3%, mientras que mantuvo sin cambios sus perspectivas para 2025 en el 1%, de acuerdo con el reporte.

"Las perspectivas a medio plazo son menos alentadoras. El aumento del gasto fiscal permitirá en general un repunte temporal y no sostenido del crecimiento, dada su composición", subrayan.

En el FMI consideran que la tasa de desempleo más baja de la historia, la depreciación del rublo, el aumento de la inflación y la considerable subida de los tipos de interés por parte del Banco de Rusia, de 350 puntos básicos en agosto, indican que la economía rusa ha alcanzado el límite de su potencial, añaden en el comunicado.

 

La inflación se cierne sobre la eurozona

En el Fondo Monetario Internacional advirtieron de que la inflación y el estancamiento del crecimiento podrían socavar la estabilidad financiera y la sostenibilidad de la deuda en Europa.

"Un escenario de estanflación con mayor inflación y estancamiento del crecimiento es un riesgo clave que podría tener repercusiones macrofinancieras adversas para la estabilidad financiera y la sostenibilidad de la deuda", declararon desde el FMI en el nuevo informe Perspectivas económicas regionales para Europa.

En el fondo señalaron que actualmente dominan los riesgos a la baja para el crecimiento y expresaron su preocupación por una nueva sacudida de los precios de las materias primas y una inflación subyacente más persistente. Estos riesgos potenciales podrían obligar a los bancos centrales a endurecer la política monetaria más de lo previsto, reduciendo así el crecimiento.

El informe no descarta que unos ajustes salariales más retrospectivos y unos mercados laborales más tensos pudieran aumentar la inflación en algunos países.

La economía regional también se enfrenta a altos riesgos para la estabilidad financiera, declaran en el comunicado. Unas subidas de los tipos de interés mayores de lo previsto y el debilitamiento del mercado inmobiliario de la región podrían causar una inestabilidad financiera sistémica, agregaron en el FMI.

Visto 239 veces