Martes, 26 Diciembre 2023 17:17

2023 marca el comienzo de facto de un nuevo orden económico organizado

Por

Las decisiones y medidas adoptadas por el Banco Central de Rusia permitieron navegar y dirigir el barco económico de Rusia a través de arrecifes y bajíos financieros tremendamente peligrosos.

Un nuevo sistema económico mundial emergente, el fracaso de las sanciones de EEUU contra Rusia, la tendencia a la desdolarización y el aumento de los pagos transfronterizos en monedas nacionales marcaron la evolución de la economía mundial en 2023, estimó el empresario Paul Goncharoff, director general de la consultora Goncharoff LLC.

A medida que 2023 se acerca a su fin, el año puede ser considerado por los historiadores como "el comienzo de facto de un nuevo orden económico organizado", indicó Goncharoff.

Resumiendo, los principales acontecimientos y tendencias económicas del año saliente, el empresario consideró que coinciden con la "firme y constante adhesión de muchas naciones a la idea de un mundo económico y político multipolar".

De hecho, frente a los intentos estadounidenses de convertir a Rusia en un 'Estado paria' con sanciones punitivas y otras tácticas de presión política, como tratar de aislarla, obligando al mismo tiempo a otros países a doblegarse al llamado 'orden basado en normas', dirigido por Washington y dominado por Occidente, Moscú se convirtió en el factor clave de la actual lucha mundial por la soberanía.

"El mundo económico ha sido prácticamente dividido en partidarios del dólar estadounidense, el G7, y los que apuestan por divisas soberanas, el BRICS+", afirmó.

Estimó, además, que las sanciones, incluidas las secundarias, y el mero temor a que se impongan contra ciertas economías han impedido el comercio normal, salvo dentro de cada bloque, e incluso el último "está sometido a crecientes restricciones por el orden financiero establecido".

El experto destacó el éxito de Rusia a la hora de hacer frente a los tremendos retos que se le plantean.

"Las decisiones y medidas adoptadas por el Banco Central de Rusia permitieron navegar y dirigir el barco económico de Rusia a través de arrecifes y bajíos financieros tremendamente peligrosos. La salud del sistema financiero ruso y su carga de deuda comparativamente baja en relación con el resto del mundo es un logro notable para cualquier nación y en cualquier momento de la historia", subrayó.

 

Fracaso de las sanciones antirrusas

Numerosas sanciones impuestas por Occidente a raíz del conflicto en Ucrania han fracasado tanto en 2022, cuando se inició su implementación, como en 2023. Goncharoff insiste en que las restricciones occidentales no solo no lograron "paralizar" la economía rusa, sino que se volvieron contra sus autores.

"La respuesta rápida es que las sanciones como tales no funcionarán cuando la mayoría del mundo necesite los bienes, los recursos y la infraestructura comercial que el país sancionado tiene a su disposición", expresó.

Rusia las capeó con éxito, logrando adaptar su economía y reorientar en gran medida el flujo de sus exportaciones desde Europa hacia Asia y África. Mientras tanto, la interrupción del suministro de gas ruso por el mismo motivo sancionatorio dejó a Occidente y a sus aliados ante una crisis energética, al tiempo que luchaban por llenar sus reservas.

Desde entonces, Europa está lidiando con una inflación vertiginosa. Asimismo, un aumento de las facturas de energía junto con los costes elevados de las exportaciones de gas natural licuado (GNL) de Estados Unidos se suman a presiones sobre los presupuestos de los hogares europeos.

Mientras tanto, además de los temores de recesión, varios países, como Alemania, gravemente afectada por sus sanciones antirrusas, se enfrentan a una inminente desindustrialización.

"La escasez inducida artificialmente no engaña a nadie, y el mundo no está poblado enteramente por tontos. Las sanciones con esteroides que fueron introducidas contra Rusia son el mayor y más voluminoso conjunto de medidas restrictivas jamás impuestas contra ninguna nación en la historia", declaró Goncharoff.

Desde su punto de vista, cualquier análisis probará que las restricciones "son exageradas y que su intención es errónea. Para gran parte del mundo, identificar medios y métodos para evitar legítimamente las trampas de las sanciones, seguir haciendo negocios y prosperar se ha convertido en un deporte".

 

Desdolarización "con esteroides"

La aceleración de la tendencia mundial a reducir la dependencia del dólar estadounidense, que se está convirtiendo cada vez más en una auténtico arma en manos de Washington, fue una característica clave a lo largo de 2023, al igual que el creciente uso de monedas nacionales en los pagos internacionales.

El billete verde "probablemente seguirá siendo la principal moneda del mundo, al menos en un futuro previsible, o al menos una o dos décadas más. Es un sistema de liquidación demasiado sólido, con todos sus mecanismos y precedentes establecidos, como para dejarlo de lado fácilmente", reconoció el consultor.

Sin embargo, las sanciones contra Rusia, el uso del dólar como arma y la congelación de los activos rusos en el extranjero son "medidas extraterritoriales sin precedentes", que están impulsando la tendencia a la desdolarización, señaló el experto.

El abandono de la divisa norteamericana adquirió nuevas dimensiones cuando Washington amplió el uso de su moneda como herramienta de sanciones para alcanzar objetivos geopolíticos. Además, la cada vez más amenazada posición mundial del dólar en medio de las perspectivas de una recesión en Estados Unidos también alimentó el debate en pagos transfronterizos.

En respuesta a las sanciones occidentales, "Rusia trató de desencadenar su capacidad de comerciar, al igual que China, para evitar la posibilidad de quedar atrapada de forma similar. El mundo financiero también tomó nota de ese comportamiento unilateral y desencadenó una desdolarización con esteroides", subrayó Paul Goncharoff.

La forma de eludir el dólar y las instituciones financieras dominadas por Occidente, mediante la expansión del comercio en monedas nacionales, fue uno de los puntos clave de la cumbre del grupo BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica), que concluyó el 24 de agosto en Johannesburgo.

El 24 de agosto, los BRICS aprobaron la incorporación de Arabia Saudita, Argentina, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Etiopía e Irán, que se convertirán en miembros de la asociación a partir del 1 de enero de 2024, aunque la membresía del país sudamericano está en entredicho luego de la victoria de Javier Milei en las elecciones presidenciales.
No obstante, la cumbre subrayó la importancia de impulsar el uso de las monedas nacionales en el comercio
internacional y en pagos transfronterizos.

 

El creciente papel del yuan en los pagos mundiales

En este contexto, la moneda china, el yuan, ha avanzado a pasos agigantados para imponerse en la escena mundial. Su creciente uso en el comercio entre el líder asiático y Moscú ha ido socavando el dominio del dólar estadounidense, lo que fue confirmado por un estudio del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD).

"A lo largo de 2022, la proporción de las importaciones de Rusia facturadas en yuanes aumentó 17 puntos porcentuales", afirma BERD.

Según sus datos, a finales del año pasado, el 20% de las importaciones rusas fueron facturadas en yuanes. Además, el uso de la divisa de China para pagos transfronterizos con terceros países también se disparó hasta alcanzar el 5%.

De acuerdo con el Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia, durante el primer semestre de 2023, el yuan representó el 75% de las liquidaciones comerciales de Rusia con China, y el 25% de sus liquidaciones comerciales con otros países.

Sin embargo, Goncharov señaló que China debe pensar en cómo aumentar la internacionalización del yuan "en lugar de limitarse a intentar promover la desdolarización", además de estimar que existe "un gran grupo de países que persigue un concepto más amplio de independencia económica".

"Cuando un país utiliza el dólar, cede de hecho parte de su soberanía económica a Washington, que es el único que goza del derecho a imprimir dólares y fijar la política monetaria estadounidense. Este segundo tipo de esfuerzo incluye a varios miembros del sur global. Combinado, este enfoque multipolar ya está cambiando los sistemas financieros estructurales del mundo", afirmó.

"Es obvio que tanto Rusia como China tienen un gran interés en promover la desdolarización, si esperan alcanzar y seguir desarrollando su independencia comercial. Además, los resultados ya obtenidos en 2023 inspiraron a muchos países del sur global a sumarse a esfuerzos similares", remarcó.

El experto abundó en su argumento citando un libro recientemente publicado por el renombrado economista estadounidense, Paul Craig Roberts, titulado Por qué el sistema internacional basado en el dólar se está desmoronando.

"La deuda, los tipos de interés, los derivados, la militarización, la microgestión de la Reserva Federal y la toma de decisiones políticas sobre el dólar estadounidense se combinan, como describe con precisión Roberts, para sentar las bases del deterioro sistémico, incluso de la implosión de los mecanismos financieros establecidos".

Esfuerzos de la OPEP+ para la estabilización petrolera

Durante los últimos años, Rusia, el mayor exportador de energía del mundo, se benefició efectivamente del aumento de los precios del petróleo y el gas. Las exportaciones rusas que antes se dirigían a Europa fueron reorientadas en gran medida hacia Asia y África.

Al mismo tiempo, en medio del caos generado por las "restricciones comerciales extraterritoriales y las maniobras políticas unilaterales" de Estados Unidos, Moscú, en un esfuerzo concertado con el grupo de la OPEP+ (Organización de Países Exportadores de Petróleo), trató de estabilizar los precios del hidrocarburo, señaló Goncharoff.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, visitó los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita poco después de que el grupo OPEP+ acordara recortes voluntarios de la producción por un total de unos 2,2 millones de barriles diarios.

"Considerando todo, lo más importante para los consumidores de energía de hidrocarburos es que la OPEP+ está haciendo esfuerzos concertados para la estabilización del precio del crudo en niveles de rentabilidad razonables. Como resultado, los mercados dentro de la OPEP+ se consideran fiables de forma constante", señaló.

"El objetivo de Rusia fue y sigue siendo asegurarse de que su acceso a los mercados y la fiabilidad de sus suministros contratados se mantengan estables de forma fiable en los tiempos comerciales tan inciertos que corren. Esto encaja bien con la mayoría de la OPEP+", concluyó Paul Goncharoff.

Visto 345 veces