Sábado, 08 Febrero 2020 00:27

Fundequidad, una melodía de tejido social: Alma corazón y vida

Por

El exitoso desarrollo de los programas fue posible gracias al aporte de las diferentes entidades del sector solidario, público y privado.

Las grandes corporaciones y los más prestigiosos conglomerados han logrado afianzar el concepto de responsabilidad social, igual inclusión y oportunidades, y justo en ese marco es encomiable y demasiado visible la juiciosa labor de la Fundación Equidad Seguros, Fundequidad, dando muestras que desde el sector solidario la gente sí importa y que las empresas al amparo de este modelo le apuestan a mejores condiciones en la comunidad, descubriendo talentos, emprendedores, líderes, empresarios y llevando opciones para quienes tiene su inteligencia a flor de piel, pero el ingreso a la universidad lejano.

Hoy Fundequidad asegura y sin equivocación alguna que la cultura es la suma de todas las formas de arte, de amor y de pensamiento y es por ello que la fundación pone todo su empeño y sus recursos para llevarles una sonrisa, una voz y una grata pintura a los colombianos que igual saben de cuentos maravillosos y expresiones vocacionales que muchos tienen en sus mentes, en sus manos y en sus voces, pero que solo por el empeño y la generosidad de La Equidad Seguros, se cristalizan aspiraciones y se descubren verdaderos artistas que darán mucho de qué hablar en la Colombia cultural y única de música, narración y viajes mágicos a través de acuarelas y oleos.

En Diálogo con Diariolaeconomia.com, la Gerente de la Fundación Equidad Seguros y de Responsabilidad Social de la prestigiosa aseguradora, Emmy Tapias, indicó que en treinta años ha resultado muy posible estimular el desarrollo social en Colombia a través de cinco líneas de acción que les abren puertas a la educación, la cultura, el género, medio ambiente y juventud.

Emmy TapiasEn 2019 Fundequidad cerró con una participación de 6.085 beneficiados entre niños, jóvenes, hombres, mujeres y adultos que representó un incremento del 24 por ciento con respecto al balance de 2018. De igual manera fueron puestos en marcha dos programas nuevos y de mucho interés como el Premio Fundaciones por Colombia y el Premio al Periodismo. En total la fundación cerró con 15 programas desarrollados en 2019 y adicionalmente Fundequidad sigue potenciando su canal YouTuber del sector solidario e igual sigue muy dinámico el portal del empleo en donde hay ofertas laborales y por medio del cual se apoya a todas las cooperativas y fondos.

 

“El 2019 fue un año muy bueno para la Fundación porque adicionalmente hubo apoyo de las empresas del sector, obviamente porque es nuestra esencia, pero también tuvimos respaldos expresados en donaciones de entidades que no forman parte del sector solidario, es decir aportes privados y públicos que nos ayudaron a seguir llegando a toda clase de sectores lo cual nos llena de alegría porque es ver cómo crece nuestra razón de ser, sin duda el balance dejó excelentes resultados para Fundequidad, pero más que eso para quienes resultan beneficiados con becas, con apoyo al emprendimiento y a la innovación, empero también a mujeres valiosas que trabajan por el cambio sin importar que tengan que transformar su entorno”, declaró la muy eficaz, joven, inteligente, bella y tozuda Emmy Tapias.

 

La Fundación Equidad Seguros se caracteriza por su dinámica y su permanente trabajo en favor de las comunidades, más si de encontrar talentos y colombianos pletóricos de inteligencia y arte se trata. El radio de acción es tan amplio y son tantos los niños, niñas, jóvenes, hombres y mujeres con historias dignas de enmarcar que la Fundación está abierta a las donaciones que lleguen de cualquier tipo de entidad u ONG, pero igual de aportes internacionales, nacionales y espaldarazos a todos esos programas de perfil social muy en línea en otras empresas.

Las ayudas son determinantes porque hay premios para el género ya que se premia a una mujer emprendedora con sentido social, igual se afianza el Premio de Innovación y hay un trabajo arduo con colegios públicos. Hay trabajos muy especiales con las categorías sénior que se hacen con cualquier tipo de profesional que esté en cualquier entidad, es decir que cualquier persona natural o jurídica que quiera impulsar la educación, el género, el tema cultura y el arte visto de la música y la danza es bienvenida para que ingresen como soporte y alianza para potencializar la educación en Colombia.

Destacó que premios como innovación tiene una categoría de colegios públicos y cooperativos para estratos uno, dos y tres, básicamente dirigido a jóvenes de los grados décimo y once los cuales ven en esta convocatoria una puerta abierta a las oportunidades. El plan que con dos años y que fue implementado en 2018 arrancó con una participación de 126 colegios y ya en 2019 fueron 200 colegios los que llegaron con sus proyectos de innovación que a su vez tuvieron en cuenta los tres pilares del desarrollo sostenible sintetizados en lo económico, social y ambiental.

Para Emmy Tapias, lo importante de este tipo de eventos es que tienen impacto en el grueso de la comunidad, sin dejar de reconocer que actualmente hay jóvenes colombianos muy preocupados por el desarrollo de sus regiones y por eso ven en Fundequidad una ventana abierta para catapultar ideas y concretar sueños.

En el tema de la Mujer Líder con sentido social, Tapias señaló que este es un premio otorgado a mujeres vulnerables y por eso especificó que hay por ello dos categorías, uno para la mujer del sector solidario y otro para las mujeres que se desempeñan como gestoras sociales, líderes sociales o mujeres que con sus trabajos impacten a la comunidad. Cabe anotar que en 2018 la ganadora fue una mujer de Apartadó, un municipio marcado por la violencia, en donde esta señora puso a funcionar un comedor para los niños de las mujeres cabeza de hogar que no saben con quién dejar sus hijos mientras laboran y buscan un ingreso.

En 2019 el premio fue para una mujer en condición de discapacidad que implementó en Fonseca, Guajira, un concurso de oratoria dirigido a todos los niños indígenas de esa región pues la idea de la Fundequidad es llegar a todos los rincones del país y a todo tipo de personas sin ningún tipo de distinción por que la Fundación sabe que Colombia es una gran nación compuesta de diversidad, razas, credos y por sobre todo, repleta de sueños, trabajo, solidaridad y empuje.

Una satisfacción de la Gerente de Fundequidad es que a través del cuento, la pintura, la música, la danza y oratoria que son programas totalmente dirigidos al sector solidario, se empieza a descubrir esa Colombia talentosa, imaginativa, compositora, pintora y escritora que va proyectando un país de talento que ve oportunidades en el techo solidario y cooperativo. Hay casos de éxito con discursos elaborados con diferentes temáticas y que son escuchadas en el Capitolio Nacional, escenario ideal para que los niños redacten y den a conocer sus ponencias, anhelos y peticiones.

Igual en música hay toda una disposición instrumental y la fundación logró una producción discográfica, razón por la cual ya hay un disco en DVD que reúne los mejores momentos del concurso de música, todo un espectáculo auditivo y la satisfacción de ver cómo surgen las nuevas aptitudes furtivas del país. Este trabajo no tiene precio comercial y tan solo va a los colombianos del sector solidario que pueden constatar a través del fino oído que si hubo apoyo, valió la pena.

 

“Desde hace 30 años Fundación Equidad Seguros ha sido fiel a su propósito de generar acciones para contribuir al desarrollo social en Colombia por medio de la promoción de los valores y principios cooperativos. En los últimos años, la fundación se ha interesado por expandir su esencia a esferas ajenas al sector, para lograr integrar diferentes vertientes sociales, con el único objetivo de seguir beneficiando a más personas en el país. De esta manera, la cantidad de beneficiados en el 2019 aumentó en un 24% con más 6.000 niños, jóvenes, hombres y mujeres en 25 ciudades a nivel nacional”, resaltó la Gerente de Fundequidad.

Aseveró que además de la creación de dos nuevos programas: Concurso de Danzas y Premio Fundaciones por Colombia, la Fundación ratifica su deseo por continuar integrando diversos públicos que merecen ser reconocidos por sus acciones y talentos. Así, Fundequidad actualmente cuenta con 15 programas diseñados para generar impacto integral en la sociedad a través de sus cinco líneas de acción: cultura, educación, juventud, género y medio ambiente.

En opinión de la exitosa directiva, el exitoso desarrollo de los programas que fue posible, como se dijo, gracias al aporte de las diferentes entidades del sector solidario, público y privado, busca crecer y seguir arrojando los mejores resultados en un país en donde todos caben, pero el cual adolece de oportunidad. Así mismo, agradeció al Consejo Directivo de la fundación por todo el respaldo y acompañamiento durante la gestión, adicionalmente resaltó el trabajo mancomunado con colaboradores de la familia aseguradora como Gerentes de Agencias, Gestoras sociales y equipo de trabajo.

“Reafirmamos nuestro compromiso social con Equidad Seguros para continuar gestando programas y proyectos que contribuyan al desarrollo de las comunidades”, subrayó Emmy Tapias.

 

Sector solidario, una herramienta humana para el desarrollo

 

Al referirse al sector solidario, la Gerente de Fundequidad afirmó que la economía solidaria es la mejor ruta al progreso desde pilares de asociatividad, equidad e inclusión porque precisamente hay un cúmulo de principios y valores que soportan al sector cooperativo ya que maneja la cooperación, la solidaridad, el trabajo en equipo y la ayuda mutua. Igual, dijo al retomar una mención de la Confederación de Cooperativas de Colombia, Confecoop, el cooperativismo busca el suplir las necesidades de la comunidad, un loable objetivo que se hace posible por el oficio de muchas cooperativas que manejan diferentes perfiles.

 

“Aquí tenemos cooperativas lecheras, cafeteras, de Ahorro y Crédito, de salud, farmacéuticas, aseguradoras, funerarias, artesanas y de transporte entre otras que fácilmente subsanan las necesidades de las comunidades con un andamiaje fuerte y sólido que ayuda a construir el mundo de muchos bajo parámetros de equidad e inclusión", expresó la gerente de Fundequidad.

 

Por tener una esencia social y un compromiso de trabajar al unísono para progresar, las cooperativas están listas y enfiladas hacia el proceso de paz en donde pueden ser más que útiles porque conocen las regiones y las necesidades de cada productor.

La Gerente de Fundequidad, Emmy Tapias, destacó lo hecho por Confecoop porque está haciendo la gestión con el gobierno en donde ya hay avances lo cual es un asunto positivo porque empujar la paz sobre bases productivas y cooperativas le hará mucho bien a un país que demanda asistencia social y una serie de oportunidades que fácilmente pueden aflorar desde el sector cooperativo, muy comprometido no solo con la paz sino con el mejoramiento de los indicadores sociales.

 

“Nos estamos alineando con la paz, desde las cooperativas, pero igual desde quienes hacemos gestión social y podemos poner nuestra contribución basada en experiencia y en la manera de llegarle a las comunidades vulnerables en donde hay tantos niños y niñas, jóvenes y adultos con el deseo de hacer visible un talento, un emprendimiento o sencillamente lograr algo importante en sus vidas, y allí, si se hace necesario, claro que estaremos nosotros porque el país nos importa y nos compete como a cada nacional que se eriza escuchando el himno nacional o viendo triunfos colombianos en otras latitudes, no hay duda somos Colombia y aquí estamos escuchando, viendo y haciendo”, puntualizó Tapias.

 

Con el modelo cooperativo, añadió, vendrá un mayor radio de acción en lo que a productividad y competitividad se refiere, para lograr mejores siembras, mejores fabricaciones y las mejores ventas dentro y fuera del país porque el cooperativismo da para eso, para crecer y hacer sostenibles los proyectos rurales, los emprendimientos industriales, turísticos y comerciales, pero sin perder ese foco de ayuda y humanidad que tanto logra cuando las cosas se hacen bien.

La Fundación La Equidad Seguros para el desarrollo de la solidaridad, Fundequidad nace en 1990 y desde entonces ha extendido una mano amiga y generosa en toda la geografía colombiana pues llega con programas y oportunidades a todos los rincones del país, razón por la cual Fundequidad es conocida y muy apreciada en las montañas, en los páramos, en las llanuras, en las sábanas, en el desierto guajiro y en la Colombia más septentrional, igual en la Orinoquía en las selvas y en cada sitio en donde hay una o unas necesidades comunales requiriendo un respaldo, un acompañamiento o una ayuda.

El tener que salir de Bogotá, el terruño de Emmy Tapias, y el ir de un sitio a otro llevando esperanza y realidades amables, ha hecho que la ejecutiva note de inmediato la otra Colombia, el otro país, ese que adolece de tantas cosas pero que mira con ilusión y fe el accionar de entidades como Fundequidad. El corazón de la Gerente se arruga con tantas miradas en donde brilla el anhelo, con sonrisas de emoción por la llegada de una opción y con el asombro de tantos niños y tantas niñas empecinadas en mostrar con afán sus aptitudes y su incipiente, pero muy prometedor arte.

 

“Estar en medio de la escasez en zonas lejanas o quizás muy cercanas, cuando uno está en sitios en donde falta casi todo, emociona el saber que se pudo llegar a esos espacios a llenar vacíos o a poner un case importante para caminar hacia luces promisorias. Es cierto, la vida se engalana y se llena de felicidad con una alegría ajena que llegó a ese estado por ver que se puso con amor y compromiso un granito o una semilla para el desarrollo y el descubrimiento de tantos seres humanos capaces y llenos de habilidades, ocultos por la inmensidad del territorio o aislados de las oportunidades por las condiciones de pobreza, hoy estamos haciendo algo y eso me llena de más responsabilidad, la verdad valoro lo que hago y lo llevo muy en el corazón”, dijo Emmy Tapias.

 

Un tema importante es que Fundequidad es una radiografía de lo que pasa o no pasa en Colombia y uno de esos retos que se han podido ubicar por el oficio de la Fundación es el trabajo que hay pendiente con los jóvenes y justo en ello está Fundequidad acercándose a la juventud y a los niños con quienes hay un 74 por ciento de participación y allí hay niños que llegan a los trece años, pero igual se interactúa con jóvenes de hasta 25 y 26 años. Esas personas valoran inmensamente el hecho que la Fundación les facilite mostrar sus trabajos y sus talentos porque lo ven vital para su crecimiento personal y eso en opinión de Tapias es mucho más que gratificante.

En ese trasegar se Fundequidad, las ayudas, los apoyos y los trabajos finalmente redundan en la consolidación de una gran fábrica de talentos y colombianos de bien, los que le regalarán bellas composiciones a Colombia, arreglando música en pentagrama, escribiendo o pintando más y más ilusiones, todo posible por unos aportes de Equidad Seguros que invierte en niños capaces a través de la fundación para disfrutar de los artistas y los grandes embajadores del mañana.

Dentro de las metas de Fundequidad está el seguir creciendo en participación y llegar con mucho apoyo en donde quiera que esté la aseguradora pues hay mucho por hacer en 25 ciudades, con todo y lo que se está adelantando, pero la idea es seguir adelante, promover una expansión afortunada y llegar mucho más lejos. Igual queremos seguir afianzando ese liderazgo como una fundación líder del sector solidario, seguir transmitiendo nuestro sentido social a través de las cinco líneas de acción y llegar a tener una alianza importante a nivel internacional para lo cual ya hicimos los primeros pinos.

Este brazo social de la Equidad Seguros insiste en que puede crecer de la mano de otras entidades interesadas en hacer trabajo social para abrir las esclusas de la oportunidad y la inclusión. Desde ese primero de febrero de 2028, Emmy Tapias ha liderado todo un proceso de aporte y responsabilidad social que le han permitido mirar con otros ojos al país que ama y por el que trabaja para lograr en todos los entornos un futuro mejor y las más sobresalientes prospectivas en niños y jóvenes que caminan por los senderos hasta perderse en nubes de polvo en vías amarillas y urgidas de desarrollo, pero convencidos que Fundequidad es el devenir, mucho más que alentador porque es familiar y proactivo.

Esta ingeniera industrial reconoce que aprendió muchísimo de la vida y dijo que sin duda alguna la clave de las metas y del éxito está en la pasión, en el cumplimiento y en la disciplina. Su felicidad aumenta cuando los niños o los jóvenes la ven como una inspiración de logros y compromiso pues resulta para ella algo muy grande viniendo de un encantador y espectacular pequeño. Esas tiernas y suaves voces le alimentan el alma y la llevan a niveles de felicidad indescriptibles.

En las tardes, cuando cae el sol canicular de la Sábana de Bogotá o cuando logran apaciguarse las inclementes y gélidas lluvias, Emmy mira al horizonte con algo de nostalgia cuando ve que no todo se logra pues habría que abarcar todo, pero en medio de esas inquietudes que le espetan el alma y de los pálpitos acelerados que retumban en su corazón, sigue incólume y decidida a seguir adelante con ese enorme reto que sintetiza amor, patria, trabajo y responsabilidad al amparo del incluyente sector solidario.

 

Visto 2416 veces