Viernes, 15 Enero 2021 12:45

Luto y pesar en Fedearroz por fallecimiento de Raúl Barbosa

Por

El dirigente arrocero dedicó cerca de 25 años a una actividad agrícola que enarboló con gestión y trabajo. Deja un vacío en el gremio por su entrega en la compleja zona de frontera.

Con hondo pesar, la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, le dio su último adiós al Vicepresidente de la Junta Directiva, Raúl Barbosa, un agricultor ejemplar, enamorado de la ruralidad y comprometido con la productividad, la empresa campesina colombiana y la seguridad alimentaria.

Quienes compartieron con el hoy ausente, momentos de intensidad gremial recuerdan a Barbosa como un superlativo ser humano y un defensor del producto nacional del que habló con orgullo y pertenencia, al tiempo que advertía sobre la urgencia de mejorar en productividad, infraestructura, rentabilidad, bienes públicos y comercialización para enfrentar la dura competencia con los acuerdos comerciales y todo el proceso de globalización de la economía.

Siempre justo, dedicado y laborioso, defendió la evolución de Fedearroz, un gremio que quiso y llevó como insignia toda vez que reconoció que avances tecnológicos como AMTEC y el fortalecimiento de portafolio aportaron en mejoras y en el afianzamiento de una agremiación del campo y para el campo. 

Sin duda, hay un enorme pesar en el sector arrocero, el recordado y siempre sonriente Raúl Barbosa, pasó del intenso y caluroso campo arrocero al Campo Santo en donde su cuerpo descansa, ya si las dolencias o los embates del dolor o la enfermedad. Hoy su espíritu satisfecho camina por las siembras que en vida plena le regalaron tranquilidad y mucha felicidad, amén de desgravaciones arancelarias, contrabando y procesos temerarios de apertura de mercados. Hay sillas vacías, espacios sin la imagen de Barbosa, empero, su grato recuerdo empieza a perpetuarse como un símbolo y así mismo a vivir de manera permanente en la mente de quienes lo conocieron y tuvieron la oportunidad de compartir, eso sí, con el tema arrocero como firme estandarte.

Ya partió el amigo y arrocero para la luz perpetua, le dijo adiós al mundo de los mortales, hay oraciones y novenas por su eterno descanso, a tiempo que amoroso mira hacia atrás los campos cosechados, presto a montar en el tren de los bendecidos por una vida noble y laboriosa. Seguramente pudo sosegado despedirse con un suspiro de melancolía y con la tranquilidad del deber cumplido. 

El presidente de la Junta Directiva de la Federación Nacional de Arroceros, Rufo Regino Noriega y demás integrantes de la Corporación; el Gerente General Rafael Hernández Lozano, el Comité de Arroceros de Cúcuta y todos los funcionarios a nivel nacional, lamentaron profundamente el fallecimiento del Vicepresidente de la Junta Directiva de Fedearroz, Raúl Barbosa, ocurrido en la tarde del pasado miércoles 13 de enero en la capital de Norte de Santander.

El reconocido dirigente gremial, llevaba cerca de 25 años en la actividad arrocera habiendo sido integrante del Comité de Arroceros del Norte de Santander en diversas ocasiones y miembro de la Junta Directiva Nacional desde comienzos del 2020, al ser elegido en el XXXVII Congreso Nacional Arrocero realizado en Bogotá en diciembre de 2019.

Con su inesperada partida el gremio arrocero ha perdido un notable representante regional, quien se había distinguido no solo por su gran disposición para fortalecer la institucionalidad, sino por apoyar la implementación de las nuevas herramientas tecnológicas, que le han permitido al sector arrocero avanzar en eficiencia productiva.

La Federación al tiempo que expresa su profundo pesar por el fallecimiento de su Vicepresidente de Junta Directiva, se solidarizó con el dolor de su esposa, Ana Lourdes Domínguez, sus hijos Néstor, Alex y Luz Elena y demás familiares, a quienes el gremio acompaña espiritualmente en estos difíciles momentos.

Visto 410 veces