fbpx
Imprimir esta página
Viernes, 30 Abril 2021 15:39

Educación del futuro exige nuevas competencias

Por
Educación del futuro exige nuevas competencias Imagen de demian salazar en Pixabay

La formación de ciudadanos digitales, un frente fundamental en las nuevas dinámicas escolares.

Las dinámicas educativas se han visto volcadas al desarrollo de estrategias digitales que permitan, tanto a estudiantes como docentes y padres de familia, adaptarse y llevar a cabo un proceso académico exitoso para los niños, en especial los alumnos de prescolar.

La educación hoy exige el planteamiento de nuevas competencias y habilidades que satisfagan las demandas de las empresas y las fuerzas del mercado que están pidiendo de los jóvenes creatividad, liderazgo, trabajo en equipo, innovación, que no es posible medir con las pruebas estandarizadas. Desde el colegio no solo se debe cumplir ante las pruebas estandarizadas, sino diseñar metodologías que hagan de los niños, los adultos del futuro que necesita la sociedad. Y esto se logra a través del aprendizaje basado en proyectos colaborativos, pensamiento crítico, resolución de problemas, uso de herramientas tecnológicas y de programación, comunicación escrita, oral y en varios idiomas con capacidad argumentativa, y otras habilidades que permiten desarrollar destrezas diferentes y complementarias.

Adalberto Loaiza, Rector del Colegio Bilingüe Richmond, aseguro que los expertos en educación clamaban por un cambio de paradigma que se venía haciendo de manera muy lenta, muy gradual. Dentro de los campos de la actividad humana, agregó, la educación era muy paquidérmica, muy lenta en cambiar, sin embargo, está llamada a preservar los valores del pasado y responder por la formación del futuro.

“La pandemia, por ejemplo, en este sentido, aceleró los cambios que exige el uso de la tecnología en la educación, fue un empujón para avocar las estrategias en los colegios”, puntualizó el señor Loaiza.

Convencer a los papás de tener esta educación multidimensional en donde el aprendizaje no es solo para los niños, sino que lo es también para los docentes, las directivas y los padres, que deben ser colaborativos y participativos, es un reto a cumplir de cara a la educación del futuro a corto plazo.; el reto es consolidar una comunidad de aprendizaje en la que los padres, los docentes, las directivas y los mismos compañeros de clase sean partícipes, entiendan y desarrollen altas competencias y excelentes rendimientos.

“La cooperación en el aprendizaje es fundamental. Hoy en día no se ningún proyecto serio de investigación o de construcción que no se desarrolle a través de equipos de trabajo” es entonces cuando la co-construcción de metodologías y la sinergia de equipos y personas, se hace fundamental para el crecimiento integral de los niños y jóvenes.

Colegios como el Richmond han venido consolidándose como líderes en estos procesos, pues su visión de cara al futuro los ha llevado a pertenecer a colegios certificados que contemplan una visión internacional de la educación. Es así como hoy cuenta con la certificación Cognia, una organización internacional que acredita colegios que deben cumplir con estándares de mejoramiento escolar y estructura financiera y académica, lo que abre un espectro diferente y complementario al tema curricular y cuenta con grandes expertos en el tema de la educación y en el diseño de estándares que ponen a las instituciones a tono con las grandes tendencias en educación. “Es una gran ventaja y desde hace cuatro años nuestro colegio dio el paso y logró la acreditación, cumpliendo con el proceso como institución que mira hacia el futuro”, concluyó Adalberto Loaiza.

Visto 312 veces

Otros artículos