Jueves, 28 Julio 2022 21:22

Al nuevo gobierno colombiano le esperan grandes retos

Por

Impulsar la educación en territorios distantes, promocionar la economía naranja, generar confianza de una economía para el desarrollo e integrar a las poblaciones más alejadas, parte del desafío.

El Laboratorio de periodismo digital hecho por estudiantes del Politécnico Grancolombiano, reunió los principales retos que tendrá el nuevo gobierno, desde las miradas académicas de las decanaturas de la institución, que destacan temas de tecnología, paz, cultura, economía y mucho más.

Carlos Augusto García, decano de la Facultad de Sociedad, Cultura y Creatividad, plantea el primer reto en ayudar a los colombianos a unirse desde la escuela, a optimizar el trabajo de las instituciones de educación superior como ese eslabón del tejido social, por lo que es necesario impulsar la educación en los territorios distantes como una parte fundamental para llegar a la paz.

Precisamente la paz es el segundo reto que destaca. Identifica una oportunidad fundamental para que muchos actores se sumen: la escuela, los medios de comunicación y los líderes sociales, pero en proyectos que realmente contribuyan a esa construcción que hacen falta. También es necesario recuperar el terreno perdido que se inició con el acuerdo de paz, pero con todos los direccionamientos nuevos que hay que involucrar. Destaca el informe presentado por la Comisión de la Paz, como un insumo fundamental para lograr la ‘pedagogía de la paz’, otro frente fundamental para abordar en el nuevo gobierno.

El tercer reto propuesto por el decano García se centra en la promoción de las industrias culturales, desde una perspectiva plural y de diversidad, con la necesidad de acoger distintas voces, miradas y maneras de habitar el mundo, que normalmente no aparecen en los grandes medios de comunicación. Esos medios también tienen un desafío infinito de recomponer muchas de esas maneras de hacer la historia, de construir realidad en torno a las necesidades como país. Las industrias culturales, la creación y las manifestaciones culturales del territorio, de región, son fundamentales porque allí hay un pegamento fundamental para el tejido social.

Por su parte la decana de la Facultad de Negocios, Gestión y Sostenibilidad, Deisy De La Rosa Daza, analiza otros retos para el presidente electo en materia económica. Un país polarizado debe unificarse desde la confianza de una economía en crecimiento. El primer reto es mantener la senda de crecimiento económico del país y transformarlo en desarrollo económico, a la luz del índice de desarrollo humano, es decir, traducido en mejora de la esperanza de vida de los colombianos, en educación y en ingreso per cápita, para lograr un bienestar social importante.

También es indispensable impulsar el crecimiento emprendedor, que genere, además, la innovación que se requiere para el futuro de la economía del país. Finalmente, el tercer reto es regional, partiendo de la necesidad de integrar a las poblaciones más alejadas en la toma de decisiones presupuestales para que hagan parte de un modelo descentralizado que las integre al resto del país.



 

Finalmente, el decano de la Facultad de Ingeniería, Diseño e Innovación, Rafael Armando García, centra los principales retos en ciencia, tecnología e información. Durante los últimos años se ha ampliado la conectividad en el país, pero siempre hace falta la última milla, es solamente supliendo esa necesidad que se logrará tener un país con conectividad en todos los rincones.

Además, se debe trabajar en la apropiación de tecnologías y en la investigación en ciencia y tecnología para en realidad avanzar y mover fronteras. Por último, es importante tener en cuenta la gobernanza de datos y de información, factor fundamental para el desarrollo tecnológico del país y para el control mismo; ya que, con información suficiente, transparente, clara y única, se podrán tomar decisiones correctas y concretas. Si el país logra avanzar en esa dirección, podrá emprender un proyecto de largo aliento que empiece a dar los frutos adecuados y modifique las condiciones de fondo en los próximos años.

El gobierno de Gustavo Petro, con la vicepresidencia de Francia Márquez, marca la primera vez del país con una presidencia de izquierda que propone un plan de gobierno dentro de un proceso socialdemócrata y la primera vez de una vicepresidenta afrodescendiente, quien a su vez será la ministra del nuevo Ministerio de la Igualdad. Dentro de los retos de gobierno de esta fórmula también se encuentra el unir un país polarizado para lograr cumplir las promesas de campaña.

Los cinco llamados del gremio de las energías renovables para el Presidente electo

Por otro lado, SER Colombia, la Asociación de Energías Renovables Colombia, que agrupa a más de 80 empresas que participan en proyectos de generación de energía renovable en el país, le envió una carta abierta al Presidente electo Gustavo Petro, en la que plasmó los cinco retos más significativos en materia energética para el próximo Gobierno.

La Asociación hizo énfasis en que la transformación energética implica un cambio paulatino del uso de combustibles fósiles y plantea algunos retos en materia energética. Pero, además, puntualizó en los incentivos tributarios del marco legal y tributario, los lineamientos para proyectos de energía renovable a gran y menor escala, las zonas interconectadas y el desarrollo de hidrógeno verde.

Los cinco llamados de SER Colombia en materia energética sugieren al Gobierno del Presidente electo que la transformación energética implica un cambio paulatino del uso de combustibles fósiles y plantea algunos retos en materia energética.

Los incentivos tributarios para proyectos de energía renovable se deben mantener

Resultará fundamental mantener y extender de manera sostenida y prolongada en el tiempo, los incentivos tributarios que se han otorgado con éxito a las tecnologías renovables no convencionales. El marco legal y tributario concebido en la ley 1715 de 2014, y ampliado en la Ley 2099 de 2021, ha funcionado como pieza angular de los avances logrados a la fecha. Estos incentivos han atraído a numerosos inversionistas. Mantenerlos implica garantizar sostenibilidad en las inversiones y posibilidad de financiamiento en el largo plazo.

Debe garantizarse una articulación y sincronía entre el Gobierno, desarrolladores, inversionistas y comunidades

Los proyectos de energía renovable, a gran escala, exigen inversiones muy cuantiosas y por ello la articulación y sincronía entre el Gobierno (tanto nacional como local) desarrolladores, inversionistas y comunidades es fundamental. El éxito de estos requiere procedimientos de conexión transparente y sencillo, articulado con la obtención de las licencias y/o permisos ambientales y sociales, entregados por las autoridades competentes, en los tiempos requeridos. En este sentido, la coordinación institucional entre diferentes ministerios y dependencias del estado es clave para la ejecución de los proyectos.

Se requieren más subastas

Para la masificación y expansión de la matriz energética, se requieren esquemas como las subastas de contratación a largo plazo coordinadas por el gobierno o las que se puedan desarrollar desde el sector privado, que permitan contratar energía y venderla a largo plazo. Es el mecanismo más idóneo para posibilitar el financiamiento de los proyectos de energía renovable.

Normativa para que los consumidores de energía sean también productores

En cuanto al desarrollo de proyectos de menor escala, que son indispensables para el fortalecimiento de la matriz y la transformación del sector, se requiere habilitar una normativa capaz de hacer realidad que los consumidores migren hacia la categoría de prosumidores; es decir, que además de consumidores sean productores de su propia energía. Esto permitiría que pequeñas industrias, e incluso, el sector residencial, puedan reemplazar la producción de energía específicamente con paneles solares u otras tecnologías.

Marco regulatorio para el hidrógeno verde

Frente a lo relacionado con el hidrógeno verde, consideramos que Colombia posee un enorme potencial para producir este nuevo energético tanto para exportación como para uso interno, especialmente en el transporte de carga. Para ello es necesario definir el marco regulatorio que establezca las condiciones técnicas y económicas en que se moverá este nuevo sector de la economía.

En armonía con lo anterior, la Asociación puso a disposición del Presidente electo y la de su equipo, su conocimiento y experiencia a nivel nacional e internacional para seguir fortaleciendo las políticas de Estado que conlleven a la mitigación y adaptación del país a los efectos del cambio climático, así como liderar la carbono neutralidad y la transición energética en Colombia.

Visto 155 veces