Martes, 08 Noviembre 2022 23:24

Colombianos no han podido terminar sus procesos de duelo tras el Covid 19

Por

Inconvenientes en salud mental, una de las secuelas del Covid-19 tras la pérdida de seres queridos que partieron sin una decorosa despedida.

Debido a las limitaciones en materia de salud por la pandemia, muchas personas tuvieron un impacto negativo en materia de salud mental, de allí la necesidad de participar en actividades simbólicas como un camino de paz y despedida.

Desde la Unidad de Manejo de Duelo de diferentes entidades, se reconoció que a raíz de las muertes que dejó el coronavirus durante la pandemia en los últimos dos años, miles de colombianos experimentaron impactos negativos en su salud mental.

Andrea Nemojón Cárdenas, Coordinadora Unidad de Manejo del Duelo, señaló que las familias demandaron un esfuerzo mayor en este tiempo de pandemia. Tuvieron que decir adiós sin una despedida, lo que a su vez tuvo mayor impacto en su salud mental y en su proceso de duelo. Muchos, aseveró la experta, recibieron estas noticias vía telefónica y tuvieron que afrontar esos procesos solos por el temor del contagio, y atravesar por un proceso de duelo en soledad un poco más difícil.

A su vez destacó la trascendencia que tuvo realizar actividades como la Celebración de Los Ángeles. Esto, explicó, es importante para las personas que no han logrado hacer su cierre en un proceso de duelo, que puedan hacerlo otra vez mediante un acto simbólico representativo y significativo para cada miembro de la familia, que sea importante y resalte eso que cada uno quiere expresar a nivel individual.

 

“La noche de Los Ángeles, fue una actividad significativa porque allí nos encargamos de conmemorar a todos los seres amados y hacer realmente un homenaje al amor. Le brindamos a las familias la oportunidad de hacer un proceso interno para recordar a quienes ya no están físicamente con nosotros, y les brindamos herramientas profesionales y espirituales que seguramente resultaron significativas y sumamente importantes en el proceso de duelo para re significar la ausencia de esos seres amados”, precisó Andrea Nemojón Cárdenas.

 

Esta actividad tuvo lugar el pasado cinco de noviembre en el Jardín Parque Cementerio de Los Olivos, ubicado en el kilómetro 1.7 vía Bogotá – Siberia, donde hubo palabras de bienvenida, la intervención del médico Santiago Rojas, una ceremonia religiosa y una serenata de amor. La celebración de igual manera pudo verse a través de la virtualidad.

Visto 295 veces