El mercado de la carne registra una disminución en el consumo de un 8.4%.

Tenemos TLCs que permiten el ingreso al país de productos con subvenciones difíciles de detectar, que se constituyen en una de las causas de ser más económicos.

Los productores de carne para el consumo interno y las exportaciones ven un futuro promisorio, siempre y cuando logre fortalecerse una política sectorial. El mundo observa la oferta cárnica nacional.

Se trata de pacto entre Gobierno, industriales y productores de leche para aumentar productividad y competitividad en aras de lograr sostenibilidad en medio de los acuerdos comerciales.

Propuesta deja la ganadería por fuera de cualquier beneficio real derivado del pacto. Plantean empezar con un cupo de 2000 toneladas de carne y crecer hasta 6000 en cinco años.

La industria no acopia ni siquiera la mitad de la producción. Esta situación tan crítica muestra dos Colombias lecheras: la que le vende a la industria transformadora y la que va a los mercados informales.

Los empresarios y empresarias dedicadas a esta cría encontraron en los bufalinos una buena respuesta económica, pero además motivación y felicidad.

Catar es un emirato con cerca de tres millones de habitantes y además es el país con el mayor ingreso per cápita del mundo: alrededor de USD 129.000.

Con el activo digital, los productores del campo recuperan un espacio que habían perdido con importaciones e intermediarios. Lo del campo es del campo.

Gates instó a las naciones ricas a completar una transición alimentar que las lleve a consumir "carne 100 por ciento sintética”.

En 2019 se exportaron 37.3 millones de cajas de banano, 2.5 millones de cajas de plátano y alrededor de 400.000 cajas de piña.

El ICA cuenta con puestos de control que fortalecen la condición sanitaria y fitosanitaria y la legalidad del campo colombiano.

Según las cifras del DANE, el año pasado fueron vendidas 34.124 toneladas de carne a más de una docena de países por un valor de 123,3 millones de dólares.

El día 14 de febrero, los estadounidenses, pero igual europeos y japoneses le rinden sagrado tributo al amor en donde las flores resultan mágicas, así como el decoro de los más puros sentimientos.

Esta juiciosa práctica, bajo el liderazgo de Fedegan, inmunizó 28,9 millones de bovinos en Colombia.

Para los productores de frutas y hortalizas, las condiciones están dadas en áreas cultivables y capital humano, tan solo falta apoyo, unión y compromisos.

Fedearroz recordó que la agremiación ha demostrado reiteradamente lo perjudicial e inequitativo que es para la agricultura nacional el Acuerdo de la CAN.

Fedegán y el FNG cuentan con una red de vacunadores que llega a 1105 municipios colombianos atendiendo fincas en las veredas más lejanas.

La ruralidad está quedada, urge de inversión, aplicaciones tecnológicas, administración e inclusión. Sin jóvenes en los campos, el futuro de Colombia está en veremos.

Los productores sostienen que el Gobierno no puede seguir confundido porque una cosa es el agro y otra muy diferente el campo de golf.

Página 2 de 34