Miércoles, 13 Julio 2016 19:58

“Superintendencia evitó golpe de gracia al sector ganadero”: Lafaurie

Por

Friogán llegó a este estado por decisiones de los gobiernos como el Decreto 1500 y el cierre de la frontera. Se espera que con el liquidador se pueda iniciar un trabajo activo que permita salvar la empresa.

Luego de que el pasado 11 de julio la Superintendencia de Sociedades decretara la liquidación judicial de Friogán quedó en el sector ganadero una sensación agridulce.

Dulce porque se evitó la liquidación por adjudicación, que hubiera implicado la venta de todos los activos de la empresa con el objeto de responder por las acreencias pendientes, y amarga porque quedó demostrada la falta de gestión del promotor, Pablo Muñoz, y el nulo interés por parte del Gobierno en salvar uno de los activos más importantes del sector.

José Félix Lafaurie Rivera, actual presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, ratificó que con la decisión de la entidad se evitó la consumación de un nuevo atropello por parte del Gobierno contra el sector.

“En la audiencia quedó demostrado el poco interés y la falta de gestión del promotor, el señor Pablo Muñoz, quien no la tuvo ni durante los 4 meses del proceso, ni cuando hubo suspensiones; se limitó a esperar que se lograra un acuerdo, sin ejercer nunca el papel para el que fue asignado”, sostuvo.

Agregó que el hecho fue evidente siempre, pero que se hizo insostenible cuando el pasado 29 de junio no apareció nunca para conocer y recibir la propuesta del inversor interesado en adquirir Friogán en ese momento.

Considera Lafaurie Rivera que la situación “hace parte del atropello al que venimos siendo sometidos quienes conformamos el sector ganadero de Colombia, un sector que le ha resultado incómodo al Gobierno y ahora sufre las consecuencias de ello”.

El dirigente valoró que pese a todas las circunstancias la Superintendencia hizo todo lo que podía haber hecho para evitar la liquidación por adjudicación de Friogán.

“Eso hubiera sido prácticamente el punto final para la empresa, que se habría visto obligada a cerrar sus puertas a pesar de representar el patrimonio más importante del sector, un eslabón fundamental en el encadenamiento productivo y el bien más promisorio de cara a cumplir un papel protagónico en el mercado internacional de la carne”, aseguró.

Friogán fue construida con los mejores intereses y augurios y fue una serie de decisiones por parte de los diferentes Gobiernos la que la llevó a su situación actual. El aplazamiento del Decreto 1500, el cierre de la frontera con Venezuela, la falta de medidas eficientes contra el sacrifico ilegal, entre otras, han perjudicado a la empresa.

De igual manera, el líder gremial ratificó que nunca existió voluntad real por parte del Ejecutivo por salvar la empresa y que eso quedó evidenciado en las pasadas reuniones del 15 de abril y el 4 de mayo, en las que pudo votar positivamente la propuesta de reorganización y en lugar de ello se mostró preocupado por defender los intereses del sector bancario.

“Afortunadamente, la Superintendencia optó por una liquidación judicial que implica que la unidad productiva se mantendrá a la expectativa de que en los próximos 60 días se pueda encontrar la manera en la que un grupo de acreedores pueda allanar un acuerdo y volver así a una etapa de reorganización empresarial”, apuntó.

A partir de ahora, se debe esperar la posesión del liquidador, Luis Fernando Arboleda, con quien se confía se pueda iniciar un trabajo activo que permita salvar la empresa, sus 5 plantas y cada uno de los empleos que genera.

“El camino a la paz nos lleva de regreso a épocas ya superadas”

El presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, José Félix Lafaurie Rivera, lamentó las condiciones actuales en las que se encuentra gran parte del territorio nacional por cuenta de hechos que se habían superado y que hoy de nuevo son hoy el suplicio de miles de colombianos: secuestros, extorsiones, abigeato, contrabando, cultivos ilícitos, algunos de los más recurrentes.

“El camino a la paz que el Gobierno Santos recorre hace 4 años tiene al país postrado y sumido en una crisis que afecta a varios frentes, pero es sin duda el sector rural en el que más fácil se fractura el trabajo que con tanto esfuerzo y dedicación se ha hecho”, sostuvo.

En su opinión, no tiene sentido que por ceder a pretensiones de grupos alzados en armas tenga que ser la sociedad la que más sufra, cuando debería ser precisamente a la que se busque garantizarle unas mejores condiciones sociales y económicas, tal y como se percibía hasta hace no mucho tiempo.

El dirigente se mostró preocupado por los más recientes casos de secuestros, incluido el de un ganadero en días pasados en Codazzi, “pero es importante señalar que como ese hay muchos a los que el Estado no les presta atención alguna, pues no van en línea con el único tema de su agenda temática y como desde los medios no se presiona, se facilita el dejar pasar y esperar a que el tiempo haga olvidar”, indicó.

Agregó que no es el único delito que se viene incrementando, pues así como ese también vienen tomando fuerza los casos de hurto, las extorsiones que ahora pasaron a llamarse aportes para la paz, la siembra de cultivos ilícitos, entre otros.

“Lo más lamentable es que todo pasa bajo la mirada cómplice de un Gobierno preocupado por las exigencias de las Farc y al que poco interesa el reclamo social y legítimo de los gremios, de sectores económicos que aportan al desarrollo del país y que han sido los que por años han venido jalonando la economía”, expresó.

 

Visto 704 veces