Sábado, 01 Octubre 2016 07:06

Nuevo gremio ganadero listo para arriar retos sectoriales

Por

Fue presentada en sociedad la Nueva Federación de Ganaderos que luego de recibir sus avales en Cámara de Comercio acudió a un acto público en Cogua, Cundinamarca, en señal que la ganadería es de todo un país y no conoce preferencias.

Después de una interinidad que hizo carrera en el gremio ganadero con el retiro de la administración del Fondo Nacional del Ganado por parte del gobierno, nuevamente y casi que cumpliendo con el cronograma, el país conoció de la existencia de la Nueva Federación de Ganaderos de Colombia, NFG, que muy seguramente dirigirá los destinos del sector y administrará los fondos parafiscales que le serían entregados por el ejecutivo.

El presidente de la NFG, Alfredo García Burgos, le dijo a Diariolaeconomia.com que por fortuna nace un gremio sólido, con musculatura y dueño de credibilidad que ve la luz con el espaldarazo de los ganaderos colombianos. Dijo que el hoy de la Nueva Federación es de total regocijo porque cuenta con vida jurídica en vista que la Cámara de Comercio de Bogotá le dio el visto bueno al nuevo gremio para que empiece a alzar la voz en una región como Cogua y Zipaquirá para vincularse con todo el compromiso al sector productivo y darle ánimo al mismo por todo lo que se viene con la NFG.

Aseguró que existe una indisoluble voluntad y el empuje para desarrollar toda una política gremial en unión con el estado colombiano y con el gobierno de turno porque consideró que los ganaderos no pueden estar desligados de la parte estatal que finalmente es la que tiene los recursos y quien debe emanar la directriz para que los dineros se manejen en una actividad tan loable como la ganadería.

“Nosotros debemos ser actores principales en un gremio respetable y consolidado para operar de la manera que quiera el Gobierno Nacional en la ganadería colombiana y que bueno estar en la provincia cundinamarquesa dándole a entender a los ganaderos que nació la NFG, gozando de plena salud y con mucha fuerza en favor de los productores de todo el país”, declaró el señor García Burgos.

Esta presentación inicial no se hizo en Córdoba, en el Meta, en el Magdalena Medio o cualquier otro sitio con ADN ganadero o tradición, la idea según el dirigente gremial obedece a que todos los rincones de Colombia tienen el mismo derecho o la misma contribución en la ganadería y es por eso que cada región tendrá un representante y un vocero para expresar las bondades y las vicisitudes del gremio.
Cabe precisar que en la nueva estructura ganadera habrá trabajo y bienestar social para todos los ganaderos y en general para el campo colombiano por cuanto la inclusión será un común denominador de la nueva agremiación.

Gremio con institucionalidad

A criterio del presidente de la Nueva Federación de Ganaderos de Colombia, Alfredo García Burgos, el nuevo gremio operará al amparo de una total institucionalidad toda vez que se cuenta con unos valores fundamentales como la inclusión, la democratización, la participación y la despolitización, características que no se encontraban en otros entes gremiales y que hoy podrán verse en los ganaderos del país que no solo tendrán esas garantías sino que participarán de la Nueva Federación pues se trata de tener una eximia interlocución del productor para buscarle desarrollo y bienestar social.

Los productores agrupados en la Nueva Federación Ganadera consideran que resultará ser mucho más rentable y coherente ser dueños de un sector que jalone progreso y no las víctimas de coimas, corruptelas y manejos precarios, pues finalmente ellos serán los veedores y los llamados a estar atentos para que todo funcione bajo parámetros de probidad.

Las nuevas directrices, dice García Burgos, darán toda la tranquilidad y la confianza porque las decisiones y las metas serán trazadas por una Junta Directiva en donde los ejecutivos tendrán que ponerse el overol para desarrollar la ganadería que es una actividad que necesita Colombia de la mejor forma posible para resarcir al ganadero como lo que es, un empresario del campo y un generador de riqueza para él y para el campo colombiano que recibirá bienestar en común acuerdo con el estado colombiano.

El máximo dirigente de la Nueva Federación Ganadera dijo que hay muchas funciones pendientes en la ganadería colombiana, empero lo que hay que hacer como primer paso es unirse de manera decidida a la NFG con el fin de que todos, al unísono logren trabajar en favor de un sector serio, trabajador y de alta competitividad para que logre un desarrollo hecho a la medida del mismo productor.

“Nosotros somos unos trabajadores de los ganaderos y nos debemos a ellos para desarrollar políticas sostenibles con el gobierno y obviamente con los productores colombianos. Hay que decirlo con toda tranquilidad y compromiso, nosotros somos un gremio al servicio de los ganaderos, es nuestra realidad y la razón de ser del gremio, reitero, al servicio de los ganaderos, por los ganaderos y para los ganaderos”, aseveró.

Hay que mejorar en competitividad y productividad

La Nueva Federación dijo que actualmente el hato ganadero está por el orden de los 22.5 millones de cabezas de bovinos los cuales han tenido en buena medida como destino 18 mercados que logró abrir el gobierno colombiano para la carne nacional.

Los nuevos compradores en el mundo, comentó, hacen que se empiece a gestar una nueva política ganadera en donde se mejore la productividad, la genética, la trazabilidad, las Buenas Prácticas Ganaderas y la competitividad para poder abastecer esos y los nuevos mercados que vayan demandando el excelente ganado colombiano.

Dijo que el compromiso de los ganaderos va mucho más allá de las exportaciones pues hay que abastecer a todo un país, en cada rincón con carne y leche de calidad y fomentar así una insuperable seguridad alimentaria y evitar que sigan muriendo niños de hambre y desnutrición como en la Guajira, el Chocó y otras zonas aisladas en donde ha sido complicado hacer presencia. Por tal motivo el naciente gremio incluirá actividades de impacto social que apuntan a que todos los infantes colombianos puedan diariamente consumir carne y leche para una mejor alimentación.

Sobre el relicario de tratados de libre comercio, el presidente de la NFG consideró perentorio crear unas políticas de defensa para desarrollar la actividad láctea la cual es la que presenta mayor grado de vulnerabilidad frente a esos convenios.

En ese orden de ideas, hay que tratar de influenciar al mercado internacional y hacerle ver que habrá un peligroso detrimento en un sector jalonador de progreso con las importaciones que vendrán por esos tratados. De igual forma, apuntó, habrá que hacer un juicioso trabajo a nivel interno para que el mercado doméstico pueda absorber una producción sana, confiable y hecha por colombianos para colombianos.

“Tenemos que buscar que en cada mesa colombiana diariamente se consuma leche y carne mas no lactosuero, esa será una labor que adelantaremos vehementemente porque en las góndolas de los supermercados no podemos permitir que nos ofrezcan los nocivos lactosueros con leches y derivados aptas para el consumo humano. Necesitamos que se consuma la verdadera leche, esa de óptima calidad que nosotros estamos produciendo para nutrir a los colombianos y al mundo entero”, adujo.

En el tema tributario, la NFG indicó que la ganadería necesita un trato justo para que la actividad siga impulsando desarrollo, crecimiento y empleo.

Sobre el paquete impositivo que será abocado en el Congreso de la República, García Burgos afirmó que el ejecutivo está en todo su derecho de enderezar sus cuentas y todo lo atinente a su política fiscal, pero hizo un llamado para que las nuevas disposiciones tributarias no castiguen los productos alimenticios de la canasta básica y así permitir que los nacionales sigan comprando alimentos para sus familias.

Los ganaderos que impulsaron el nuevo gremio aseguraron que nace una nueva esperanza en el manejo de la política sectorial para que se deje de mirar al ganadero como aun “bicho raro”.

Los ganaderos la tienen clara, tienen retos en mejoras genéticas y en productividad, pero saben que deben aprender de las lecciones y hacer de sus debilidades verdaderas fortalezas para un mayor aporte a la economía y al tejido social.

La paz, un buen escenario

Los ganaderos colombianos aseguraron que el nuevo escenario de paz se afianza como una nueva oportunidad que permite vislumbrar un hato doblado en número de cabezas de ganado y en productores con lo cual se abre paso una gestión eficiente que desarrollará el sector y que fortalecerá la actividad ganadera.

Uno de los retos de la NFG, es propender por un rebaño especializado y mejorado para alcanzar los mercados internacionales y fortalecer el mercado interno.

Es factible que la Nueva Federación de Ganaderos de Colombia reciba 90 mil millones de pesos de los recursos parafiscales que gira el gobierno, pero para ese fin sus directivas están ultimando detalles para canalizar recursos frescos que le den proyección a la ganadería.

Finalmente al indagarle por Fedegán y por su presidente, José Félix Lafaurie, García Burgos dijo que el gremio y el directivo tienen la puerta de la NFG abierta en donde encontrará sin duda alguna una entidad incluyente, democrática, participativa y despolitizada al servicio de todos los ganaderos colombianos. “Ellos como ganaderos deben hacer parte de la NFG, en donde bajo un mismo techo los ganaderos son amigos todos”.

Visto 1028 veces