fbpx
Imprimir esta página
Martes, 21 Febrero 2017 18:01

Fedegán denuncia imitación de productos lácteos que confunden al consumidor

Por

El gremio ganadero envió una carta a la Superintendencia de Industria y Comercio advirtiendo que el bajo precio de las imitaciones afecta a los productos lácteos.

El presidente Ejecutivo de la Federación Nacional de Ganaderos, Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, denunció ante la Superintendencia de Industria y Comercio la venta de productos elaborados con materiales distintos a la leche, pero comercializados como si fueran lácteos. Los lugares en los que se venden estarían induciendo al error a los consumidores.

Lafaurie Rivera, envió una carta a Pablo Felipe Robledo del Castillo, actual superintendente de Industria y Comercio, para poner en evidencia la confusión que se viene dando entre algunos consumidores por cuenta de la venta de estos productos.

Advirtió que el tema se viene presentando en diferentes establecimientos y que se requiere la intervención del Estado para evitar la confusión que generan dichos agentes comercializadores.

“El fenómeno tiene que ver con imitación de productos lácteos y sus derivados, los cuales son elaborados a partir de materias primas diferentes a la leche, por ejemplo aceite de palma o soya. Si bien dichos productos aclaran en sus empaques y presentaciones que son imitaciones, además de dejar claro que se fabrican a partir de insumos diferentes a la leche, la ubicación de estos en vitrinas, estantes, anaqueles y refrigeradores está generando confusión el consumidor”, detalló.

Lafaurie Rivera explicó que la situación se presenta porque terminan siendo ubicados al lado, o entremezclados con productos lácteos tradicionales, lo que induce al consumidor a que suponga que son derivados de la leche y este no haga una verificación más exhaustiva de sus contenidos, fabricación y propiedades.

Otro de los agravantes sobre los que se llama la atención en la carta es el tema de los precios, que en el caso de las imitaciones son sensiblemente más baratos y ello va en detrimento de los productos que sí son lácteos, lo que afecta su imagen y los hace parecer más caros a pesar de su composición.

El líder gremial aclara que “si bien los productos cumplen con la entrega de información suficiente hacia los consumidores, en su presentación; los agentes comercializadores estarían fallando en la ubicación física de estos bienes, induciendo al error a los compradores”.

Pide el presidente de Fedegán que aquellos establecimientos en los que se vendan estos productos entreguen información suficiente a los consumidores y separen los lácteos de los que no lo son y, de paso, contribuyan a su educación.

Lafaurie le pidió a Robledo del Castillo “se tomen las medidas necesarias y suficientes para que los diferentes consumidores no sigan incurriendo en este tipo de errores que termina impactando el consumo directo de leche y derivados lácteos”.

La Ley 1480 de 2011, que expidió el Estatuto del Consumidor, en su Artículo 23 expresa la responsabilidad de proveedores y productores al suministrar a los consumidores información, clara, veraz, suficiente, oportuna, verificable, comprensible, precisa e idónea sobre los productos que ofrezcan, y la garantía sobre todo daño que sea consecuencia de la inadecuada o insuficiente información; dicha responsabilidad no debe excluir a otros agentes que tienen contacto con los consumidores, como lo son los comercializadores (supermercados, tiendas especializadas y no especializadas).

 

Visto 883 veces

Otros artículos