Martes, 11 Febrero 2020 20:53

Alerta en temporada de siembras por semillas de mala calidad

Por

Acosemillas advierte que el uso de semillas no certificadas pone en riesgo las cosechas

Los agricultores del país comienzan por estos días a sembrar varios de los principales cultivos de consumo interno y de exportación, en medio de una preocupante alerta en torno al uso indebido de semillas no certificadas.

El inicio de las siembras, correspondiente a la temporada del año 2020, es crucial para garantizar el abastecimiento y la calidad en la producción de alimentos de consumo masivo como el arroz, el maíz y la soya, entre otros.

Según la Asociación Colombiana de Semillas y Biotecnología (Acosemillas), la preocupación radica en la comercialización ilícita de semillas, que circulan en el mercado y que ponen en riesgo la calidad de las cosechas, causando perjuicios económicos para agricultores y consumidores.

 

El Gerente General de Acosemillas, Leonardo Alberto Ariza, afirmó que “la situación ha sido puesta en conocimiento de autoridades sanitarias como el ICA y ya se está adelantando una estrategia conjunta para evitar perjuicios sanitarios y económicos a los productores del campo, quienes cada año por esta época, invierten su capital en la compra de semillas para la primera gran siembra del año”.

 

El dirigente gremial agregó que “no solo están en juego las inversiones de comienzo de año, sino también la seguridad alimentaria del país y el cumplimiento de acuerdos comerciales. Así mismo, están de por medio los intereses de los consumidores, que se ven expuestos a pagar precios más altos, cuando se afecta la oferta de los productos en el mercado y las cosechas no resultan de buena calidad, por una mala decisión a la hora de sembrar”.

Pero no solo la producción de alimentos depende del uso de semillas certificadas y de calidad, otros productos como el algodón, del que dependen miles de empleos en más de 18 mil hectáreas en las que se siembra, también están expuestos a riesgos si se utilizan semillas de mala calidad.

El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, autoridad responsable del control sanitario y de velar por la calidad de la producción agrícola, también ha alertado sobre los perjuicios del uso de semillas no certificadas.

Entre ellas figura la aparición y propagación de plagas y malezas, la baja producción de los cultivos, así como la pérdida de competitividad en el sector agrícola.

Esta situación implica desventajas frente a otros países que compiten con exportaciones de calidad, además del riesgo de pérdida de empleos de los campesinos que dependen de estos cultivos, con el consecuente deterioro de las condiciones de vida en las regiones afectadas por el comercio ilegal de semillas.

 

Visto 309 veces